ONG asegura que la revolución judicial es “un plan cayapa de 60 días continuos”

SUCESOS · 23 JULIO, 2021 15:21

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La ONG venezolana defensora de los derechos humanos de los reclusos Una Ventana a la Libertad (Uval) aseguró que el trabajo de la comisión de revolución judicial que instaló el gobierno de Nicolás Maduro es “un plan cayapa de 60 días continuos“.

Así lo destacaron en un informe sobre el primer mes de funcionamiento de este grupo de trabajo, que se comprometió a acabar con el hacinamiento en los centros de detención preventiva en un plazo de dos meses.

Entre las objeciones que Uval destacó al trabajo que encabezan Diosdado Cabello, Cilia Flores y la magistrada del Tribunal Supremo de Justicia Lourdes Suárez Anderson, están que aún algunos centros de detención en el país no han recibido la visita de la comisión.

También mencionaron que a los privados de libertad les ofertan admitir los hechos que les imputan para acortar los procesos y que “aplican un método empírico que evidencia la carencia de una política criminal estudiada”.

La ONG recordó que en el año 2016, el entonces defensor del Pueblo y ahora fiscal general, Tarek William Saab, informó que en este tipo de cárceles había 22 mil 759 reclusos en todo el país, pero al 10 de junio de 2021, el presidente de la Comisión Permanente de Política Interior del Parlamento de mayoría chavista, Pedro Carreño, indicó aseguró que hay 38.736 detenidos.

“Según la únicas dos cifras oficiales ofrecidas en los últimos 5 años sobre la población retenida en Centros de Detención Preventiva (CDP), observamos que esta aumentó en un 170% durante ese período”, sostuvo Uval este viernes 23 de julio.

Qué ha ocurrido en 30 días

Explicaron que en estos primeros 30 días “hay un hermetismo, no hay cifras oficiales ni procedimientos emitidos por la comisión”.

Entre las características que destacan de esta comisión, según el monitoreo de Uval, está que se aplica sólo para delitos menores, hay una celeridad del proceso penal en el país, se priorizó la atención a los detenidos y se han dado excarcelaciones nocturnas.

Han otorgado medidas bajo arresto domiciliario, libertades por cumplimiento de pena, destacamento de trabajo y medidas humanitarias para presos con enfermedades terminales.

Uval insistió en que se trata de “un plan cayapa de 60 días continuos, con la diferencia de otras instituciones que fueron incluidas”.

En el país esta modalidad de “plan cayapa” se hizo durante la gestión de Iris Varela al frente del Ministerio de Servicios Penitenciarios, que buscaba disminuir el retardado procesal y mejorar las condiciones de las personas privadas de libertad.

Se comenzó a ejecutar en el año 2012 y los tribunales se trasladaban a las cárceles para acelerar los procesos penales. Incluso en enero de este año, la nueva ministra de esta certera, Mirelys Contreras, anunció un relanzamiento de este plan en 55 cárceles del país.