Motín en PNB de Boleíta deja al menos un recluso muerto

SUCESOS · 3 SEPTIEMBRE, 2019 11:10

Motín en PNB de Boleíta deja al menos un recluso muerto

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Un motín en la sede de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en Boleíta, conocida como la Zona 7, dejó al menos un recluso muerto la noche de este martes 3 de septiembre.

Según información preliminar los detenidos reclamaban traslados a centros penitenciarios, pero además protestaron por la presencia de un supuesto violador, a quien asesinaron en una de las celdas.

En este espacio conviven 953 reclusos que se amotinaron para exigir a la Fiscalía agilizar sus procesos penales. Demandaron la presencia del fiscal número 13, Enrique Rieta, y amenazaron con atentar contra su vida de no presentarse en el lugar.

Los internos comenzaron a quemar colchonetas, rompieron los candados de tres celdas y decapitaron al presunto abusador sexual, que fue identificado como Luis Guillermo Meza, quien tenía un expediente abierto por la Subdelegación El Valle del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

El centro de privados de libertad de Boleíta se encuentra en Petare, municipio Sucre del Área Metropolitana de Caracas, donde el hacinamiento detonó el conflicto.

Al lugar se presentaron numerosos familiares de los reclusos, que esperaban conocer información sobre su estado. También había ambulancias para trasladar a posibles heridos, producto del motín que se generó después de las 7:00 de la noche de este martes 3 de septiembre.

Hacinamiento carcelario

Las ONG de defensa de los derechos de privados de libertad denuncian con frecuencia esta vulneración contra los reos. El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) detalló a inicios de este 2019, que el caso de la PNB de Boleíta era el más crítico.

En este recinto la capacidad para albergar personas es de 250 y la cifra actual es tres veces mayor a la que puede mantenerse en las instalaciones. Solo en el primer trimestre del año, 31 presos murieron en estos calabozos, donde los reclusos no deben permanecer más de 48 horas. De ese número de víctimas, 12 fueron por hechos de violencia y 17 por causas de salud.