En cuatro meses Proiuris cuenta 51 ejecuciones extrajudiciales - Efecto Cocuyo

SUCESOS · 10 OCTUBRE, 2019 17:26

En cuatro meses Proiuris cuenta 51 ejecuciones extrajudiciales

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Un total de 51 ejecuciones extrajudiciales contabiliza la organización defensora de derechos humanos Proiuris, en el Área Metropolitana de Caracas, desde el 1 de mayo al 31 de agosto.

La cifra la dio a conocer el departamento legal de la organización, este jueves, 10 de octubre, en el foro Ejecuciones Extrajudiciales: La matanza como práctica de Estado. Edwin Gil, representante del equipo, señalo que de las 51 víctimas, la ONG pudo establecer comunicación con 30 familiares.

Tras la cifra, Proiuris interpuso dieciocho acciones ante el Ministerio Público, donde denunció presuntas ejecuciones extrajudiciales y solicitó la investigación y colaboración correspondiente de parte de las fiscalías asignadas.

Luis Izquiel, especialista en seguridad ciudadana y profesor de Criminología en la Universidad Central de Venezuela (UCV), instó al Estado venezolano a reconocer que las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana operan como un grupo de exterminio.

“En el Observatorio Venezolano de Violencia contabilizaron que el año pasado ocurrieron más de 7 mil muertes violentas a manos de funcionarios del Estado venezolano. Por día hubo 21 muertes violentas a manos de los cuerpos de seguridad del Estado”, dijo Izquiel, quien fue panelista del foro.

Izquiel señala que la mayoría de las víctimas de ejecuciones extrajudiciales son jóvenes, varones, trigueños y pertenecientes a las barriadas venezolanas. “Ejecuciones extrajudiciales es un eufemismo porque en realidad son asesinatos, homicidios calificados. En estos operativos se actúa con alevosía, van (los funcionarios) a matar con ventajas”, asevera el profesor.

El experto en seguridad ciudadana explicó cuál es el modus operandis de las Faes en las barriadas venezolanas. “Trancan las calles, separan a las mujeres de los hombres a los que van a ejecutar, ejecutan a la persona, alteran las pruebas de la escena y disparan para simular un enfrentamiento”.

Para Izquiel estas ejecuciones extrajudiciales se tratan de una pena de muerte sin un proceso judicial.

Faes y Polisucre mataron a siete personas en Petare

 

Mari Sánchez, psicóloga de la ONG Psicólogos Sin Fronteras, señaló que el proceso de victimización de los familiares directos de víctimas de asesinatos y violencia, es largo y tortuoso. “Los padres (de las víctimas de ejecuciones o de violencia) se culpan de algo que no son. Por ejemplo: ‘los dejé salir, me quedé dormida, no pude ayudarlo’”.

La psicóloga indicó que las personas que pasan por los momentos de duelo, físicamente sufren cambios. «En ocasiones los familiares de las víctimas de ejecuciones, que eran muy sanos (de salud), bajan de peso inmediatamente porque su vida rutinaria ya deja de ser la misma. Ahora tienen que estar entre la morgue y el Ministerio Público para buscar respuestas y justicia”, indica la también panelista del foro de Proiuris.

Sánchez añadió que todo Estado, cuando hay víctimas, debería cumplir con la justicia constructiva. “¿Qué es una víctima? Es una persona que sufre un daño o un perjuicio por culpa ajena o por una causa fortuita”, explicó.

Las víctimas de delitos pueden presentar secuelas como: miedo a la repetición del hecho punible, debilidad, tendencia a aislarse, sobre protección, aturdimiento, preocupación y estado de ‘hiperalerta’. Mientras que los niños que son testigos de asesinatos o de muertes violentas, presentan las siguientes consecuencias: llanto incontrolado, vulnerabilidad, rechazo, depresión y fuerte necesidad de apoyo y protección.