Investigan a bandas que usan Puerto Maya como plataforma para el narcotráfico

SUCESOS · 22 AGOSTO, 2016 19:46

Ver más de

Vanessa Arenas | @VanessaVenezia


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde las 2:00 am de este lunes 22 de agosto, la comunidad de Puerto Maya amaneció con comisiones policiales. Este sector del país es zona limítrofe entre dos estados: Aragua y Vargas. Las policías de ambas regiones, junto al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) buscaban a los responsables del quíntuple homicidio que se conoció el viernes 19 de agosto.

En la vía que comunica Puerto Maya con Puerto Cruz, específicamente en la población de Mayita, dejaron cinco cadáveres identificados como Cornelio Ismael Ávila, de 34 años de edad; Yeison Orlando Gómez, de 16 años; Yoel Antonio Carrillo, de 41 años; Yemmy José Bosque Carrillo, de 20 años; y Johan Antonio Bosque Carrillo, de 24 años. De acuerdo con fuentes policiales, estos hombres podrían ser parte de las bandas nacortraficantes en la localidad.

En un primer momento, las autoridades presumían que las muertes podrían ser consecuencias del hampa común; pero luego de las pesquisas, determinaron que la presencia de dos bandas disputándose el control de la zona podría haber causado el crimen.

“Desde allí se puede transportar droga hacia el estado Aragua y hacia el estado Vargas. Pero además hacia las islas del Caribe, vía marítima”, aseveró un detective del Cicpc.

Esta versión fue corroborada por un alto funcionario de la Policía de Vargas.

Fuentes extraoficiales indicaron que, además del poder sobre la plataforma para exportar droga, las bandas también se pelean el control del sindicato de una represa que está en plena construcción.

Presuntamente se trata del Tren de Aragua contra el Tren del Sur. El primero controlado por “Niño Guerrero”, desde el Centro Penitenciario de Aragua (Tocorón); el segundo, es manejado desde la Penitenciaría General de Venezuela en el estado Guárico, por “Franklin Viruviru”.

Un detenido y un desaparecido

El crimen fue cometido por una banda de hombres que portaban chalecos y pasamontañas y se movían en un vehículo tipo Jeep, el lunes 15 de agosto. A dos de las víctimas las capturaron en la parte alta de Mayita (Vargas) y los otros tres en poblaciones cercanas a la Colonia Tovar (Aragua). Preguntaban por un hombre a quien apodaban “Rey”.

Según un polivargas, los cadáveres fueron descubiertos por un familiar de las víctimas el viernes 20 de agosto. Tenían al menos tres días de haber sido abandonados.

Todos tenían disparos en la cabeza, perpetrados desde la parte de atrás del cráneo. Dos de ellos estaban maniatados. La piel parecía chamuscada por el fuego, pero la autopsia determinó que fue la exposición al sol.

“El sábado, uno de los delincuentes se entregó en una comisaría de la Colonia Tovar. Declaró que él se encontraba en un área conocida como El Club, junto a su novia. Allí vio llegar al Jeep y se escondió”, dijo un funcionario de Polivargas. Agregó que la policía del estado Aragua lo detuvo y lo entregó a su al cuerpo de seguridad varguense. Las investigaciones se están llevando en esta entidad.

Según autoridades locales, existe un sexto secuestrado que todavía no aparece, pese a las pesquisas que han realizado las comisiones policiales.

Foto: FMNoticias.com

SUCESOS · 22 AGOSTO, 2016

Investigan a bandas que usan Puerto Maya como plataforma para el narcotráfico

Texto por Vanessa Arenas | @VanessaVenezia

Desde las 2:00 am de este lunes 22 de agosto, la comunidad de Puerto Maya amaneció con comisiones policiales. Este sector del país es zona limítrofe entre dos estados: Aragua y Vargas. Las policías de ambas regiones, junto al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) buscaban a los responsables del quíntuple homicidio que se conoció el viernes 19 de agosto.

En la vía que comunica Puerto Maya con Puerto Cruz, específicamente en la población de Mayita, dejaron cinco cadáveres identificados como Cornelio Ismael Ávila, de 34 años de edad; Yeison Orlando Gómez, de 16 años; Yoel Antonio Carrillo, de 41 años; Yemmy José Bosque Carrillo, de 20 años; y Johan Antonio Bosque Carrillo, de 24 años. De acuerdo con fuentes policiales, estos hombres podrían ser parte de las bandas nacortraficantes en la localidad.

En un primer momento, las autoridades presumían que las muertes podrían ser consecuencias del hampa común; pero luego de las pesquisas, determinaron que la presencia de dos bandas disputándose el control de la zona podría haber causado el crimen.

“Desde allí se puede transportar droga hacia el estado Aragua y hacia el estado Vargas. Pero además hacia las islas del Caribe, vía marítima”, aseveró un detective del Cicpc.

Esta versión fue corroborada por un alto funcionario de la Policía de Vargas.

Fuentes extraoficiales indicaron que, además del poder sobre la plataforma para exportar droga, las bandas también se pelean el control del sindicato de una represa que está en plena construcción.

Presuntamente se trata del Tren de Aragua contra el Tren del Sur. El primero controlado por “Niño Guerrero”, desde el Centro Penitenciario de Aragua (Tocorón); el segundo, es manejado desde la Penitenciaría General de Venezuela en el estado Guárico, por “Franklin Viruviru”.

Un detenido y un desaparecido

El crimen fue cometido por una banda de hombres que portaban chalecos y pasamontañas y se movían en un vehículo tipo Jeep, el lunes 15 de agosto. A dos de las víctimas las capturaron en la parte alta de Mayita (Vargas) y los otros tres en poblaciones cercanas a la Colonia Tovar (Aragua). Preguntaban por un hombre a quien apodaban “Rey”.

Según un polivargas, los cadáveres fueron descubiertos por un familiar de las víctimas el viernes 20 de agosto. Tenían al menos tres días de haber sido abandonados.

Todos tenían disparos en la cabeza, perpetrados desde la parte de atrás del cráneo. Dos de ellos estaban maniatados. La piel parecía chamuscada por el fuego, pero la autopsia determinó que fue la exposición al sol.

“El sábado, uno de los delincuentes se entregó en una comisaría de la Colonia Tovar. Declaró que él se encontraba en un área conocida como El Club, junto a su novia. Allí vio llegar al Jeep y se escondió”, dijo un funcionario de Polivargas. Agregó que la policía del estado Aragua lo detuvo y lo entregó a su al cuerpo de seguridad varguense. Las investigaciones se están llevando en esta entidad.

Según autoridades locales, existe un sexto secuestrado que todavía no aparece, pese a las pesquisas que han realizado las comisiones policiales.

Foto: FMNoticias.com

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO