Cicpc rescata a recién nacida raptada en Carabobo

SUCESOS · 11 JUNIO, 2022 18:48

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Una bebé de dos meses de nacida fue rescatada por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística (Cicpc) luego de haber sido raptada el pasado miércoles en el sector Samán Mocho, del municipio Los Guayos, en el estado Carabobo.

El rescate se llevó a cabo la tarde de este sábado 11 de junio, en el sector La Florida de Tinaco, estado Cojedes. En la acción policial quedaron detenidos Víctor Julio Chávez Nieves, de 39 años de edad, quien es funcionario de la Policía del estado Aragua; Viviana Carolina Córdova Borges, de 31 años, y Ángel Emilio Rivas Carrasquel, pareja sentimental de Córdova.

La información fue dada por el comisario jefe del organismo policial Douglas Rico, a través de su cuenta en la red social Instagram. El funcionario indicó que estas personas tenían un certificado de nacimiento falso, un informe médico y un ecosonograma donde hacía referencia a un embarazo. También incautaron un arma de fuego.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Douglas Rico (@douglasricovzla)

“Viviana le había manifestado a Emilio que se encontraba embarazada y que se trasladaría hasta territorio carabobeño con la intención de hacer unas diligencias para dar a luz en dicha entidad; previamente había contactado a Víctor, quien era su expareja, para que la ayudara a ubicar a una recién nacida”, se lee en la publicación hecha por Rico.

Los autores materiales del hecho se habrían trasladado el pasado miércoles 8 de junio hasta el Hospital Carlos Arvelo, de Guigüe, donde ubicaron a la madre y a la bebé.

La madre abordó una unidad de transporte público, cuando se bajó fue sometida con un arma de fuego y fue obligada a entregar a la recién nacida.

La bebé ya se encuentra con su madre y fue llevada a un centro de salud para ser evaluada, aunque el parte médico indica que se encuentra estable, los captores le raparon el cabello para evitar sospechas.

La policía científica remitió el caso al Ministerio Público para que los delincuentes sean procesados penalmente.