Aumenta la delincuencia con nuevos métodos en últimos meses del año, alertó OVV - Efecto Cocuyo

SUCESOS · 29 NOVIEMBRE, 2018 12:17

Aumenta la delincuencia con nuevos métodos en últimos meses del año, alertó OVV

Texto por Cristofer García | @cristofueg

Ver más de

Cristofer García | @cristofueg

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Aumento de delitos. Los meses de noviembre y diciembre históricamente registran un aumento en las actividades delictivas en el país, principalmente los robos. Los delincuentes buscan sacar provecho de la temporada navideña, que presenta una mayor flujo de dinero en las calles.

«Históricamente entre los meses de noviembre y diciembre, aumentan los delitos, robos y hurtos. Siempre han aumentado y por eso esperamos que este año sea igual. Además, esto significa un incremento de los lesionados y los homicidios», explicó Roberto Briceño-León, director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

Sin embargo, los modus operandi han variado. Producto de la hiperinflación que atraviesa el país, el papel moneda resulta poco atractivo para los delincuentes. El objetivo ahora lo ponen exclusivamente en artículos de alto valor, en los que destacan los equipos electrónicos.

«El comportamiento de los robos es complicado ahora, porque no hay dinero en efectivo, la forma en que se roba ha cambiado. Básicamente presenciamos es robo por bienes. Los robos de banco han disminuido. Asaltan ropa, equipos; lo poco que la gente pueda comprar y lo que cargan encima», dijo.

Agregó que incluso actualmente se cometen asaltos por comida o bolsas con alimentos.

Además de los explicado por Briceño-León, los venezolanos han presenciado este aumento de ilícitos. Un residente en el estado Vargas, que prefirió no revelar su nombre, denunció ser asaltado a principios de noviembre en su hogar.

«Entraron a la casa violentamente dos hombres con armas de fuego en mano. Apuntaron a mi madre y comenzaron a exigir cosas de valor», relató.

El episodio fue rápido. En el momento del asalto, él se encontraba por momentos fuera de la vivienda. Era de madrugada y por las aguda fallas en el suministro de agua en la entidad, junto a su padre estaba llenando pipotes con el líquido para abastecerse.

«Salí y estaba poniendo la manguera de una casa a otra cuando los tipos se metieron a la fuerza. Creemos que ya los delincuentes estaban pendiente de robar a alguien en estas circunstancias», manifestó.

En principio, sometidos, entregaron algunos teléfonos celulares que estaban más próximos y un par de carteras. Sin embargo, el botín les pareció poco a los asaltantes.

«Vieron que no eran mucho. Por eso exigieron algo de más valor, porque como eran solo dos ladrones, no podían llevarse grandes equipos, como una cocina. Entonces, además se llevaron unas consolas que había en la sala», agregó.

No solo les afectó lo material, sino las repercusiones que el episodio les dejó en su casa. «Tomaron todo y se fueron. No hirieron a nadie, pero pudieron haberlo hecho. Quedamos traumados con todo esto», expresó.

Secuestros también

Históricamente, además de los robos, los crímenes de secuestro tienden a aumentar en estas épocas del año, explicó Briceño-León. En este tipo de hechos delictivos también varió su modalidad, señaló.

«El detalle ahora es que el pago del secuestro . Se volvió complicado para pagar en bolívares, es mucha bolsa de dinero y nada práctico. Los rescates los exigen en dólares o joyas«, dijo.

Las víctimas en estos casos son particulares; como resultado también de la inflación, los delincuentes apuntan a quien pueda costear estos rescates. «Buscan un tipo de víctima que pueda tener acceso a esta forma de pago. O si no, también exigen la entrega de alguna pertenencia, como un automóvil», añadió.

El experto indicó que además aumentan en los dos últimos meses del año, las riñas en fiestas; los conflictos entre grupos, sumados a heridos y muertos, producto del consumo de alcohol, que se eleva en estas épocas.

Robos en la web

Las redes sociales se han convertido en un campo también abordado por los delincuentes para sacar provecho a través de estafas. El modo aplicado es: hackear cuentas en estas redes y escondidos detrás del perfil robado, estafar haciéndose pasar por un familiar o conocido cercano. La estafa prospera cuando logran que les depositen dinero.

Una persona que pidió no ser identificada denunció que la cuenta de su tía en Facebook fue hackeada y a través de ella intentaron ofrecer dólares.

La sospecha se inició cuando el precio de la divisa era baja, por la excusa de que la transacción era por urgencia. Otro aspecto que lo delató fue el desespero y la reiterada insistencia. Por último, la persona pedía que le depositaran el dinero en la cuenta de un tercero.

«Mi familiar vive en La Guaira y el señor que quería estafar a través de su cuenta Facebook es del estado Trujillo,  según verifique a través de la data CNE, con los datos que me dio para el deposito», expresó.

En esta oportunidad la estafa no se concretó, sin embargo, usuarios han reportado que este tipo de estafas han incrementado en los meses recientes.

Lea más: Facebook también es vulnerable al hackeo para estafar con venta de dólares

Pero no son prácticas nuevas. Luis Bustillos Tabata, quien dirigió por siete años la División de Delitos Informáticos del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), explicó a Efecto Cocuyo que, además de Facebook, la red social Instagram ha sido de gran auge para estos actos.

“Detectaron que el instagram es una red de confianza. Los usuarios por lo general tienen a su círculo social cercano en esta plataforma. También detectaron que las personas colocan contraseñas vulnerables o son desprevenidos con el uso de sus correos electrónicos. Captan sus claves y usan el instagram como medio de difusión”, señaló el experto.

Leas más: Delincuentes hackean cuentas instagram para estafar con venta de dólares

Poco despliegue policial

La inseguridad está latente. Estas épocas demandan un mayor despliegue policial, sin embargo, aunque en ocasiones aparente un estado de seguridad la alta cantidad de funcionarios, la poca fiabilidad que representan no alivia el problema.

«Hay despliegues amplios, que se hace en ciertos puntos de la ciudad y la carretera cuya eficiencia es dudosa, que no va acompañada de políticas adecuadas», expresó Briceño-León.

Señaló que en algunas carreteras suelen haber hasta 15 alcabalas y otras partes de la ciudad más de cuatro, pero «esto no necesariamente significa que sea eficiente, termina dando más miedo a la población que sentido de protección, por la forma agresiva hacia el propio ciudadano», dijo.

«La comisión de delito en algunos casos no son funcionarios, entonces depredan a los ciudadanos. Han hecho que la población sientan miedo, reportan estudios», agregó.

Recomendaciones

La principal recomendación que ofreció Briceño-León fue no exponerse en horarios peligrosos como de noche y madrugada, además de no exponer pertenencias que llamen la atención de delincuentes.

«Las medidas básicas es no salir, salir menos, no salir de noche, ir acompañado a las compras, no deja bolsas abiertas que muestren las compras. En las comunidades deben fortalecerse las redes vecinales; comunicarse, cuidarse, avisar si salen de la ciudad».

Sin embargo, estas medidas no resuelven el problema, a pesar de que signifique privarse de ciertas libertades. «Las personas tienen temor al regresar a su casa. Todo lo que la gente que puede hacer es una pérdida mayor de su libertad», expresó.

Foto referencial: El Estímulo