¿Por qué no debes manipular las estrellas de mar?

SOLAZ · 19 AGOSTO, 2022 10:01

Ver más de

Verónica De Sousa A.


¿Cómo valoras esta información?

8
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Los asteroideos, o asteroidea, son conocidos como estrellas de mar por su apariencia plana, con un disco central del que se expanden cinco o más brazos y que simulan la forma de una estrella. 

Son llamativas, de vibrantes colores y diferentes tamaños; suelen ser consideradas como un símbolo de la vida marina. 

Aunque conviven con una variedad de especies acuáticas no son peces; son seres vivos perteneciente al filo de los equinodermos; es decir, criaturas marinas, invertebradas y con un centro alrededor del cual se expande su cuerpo. 

Por desconocimiento algunas personas las tocan o sacan del agua para tomarse una fotografía.

Estas estrellas necesitan del agua para vivir, y en Solaz te explicamos por qué no deben ser manipularlas, ni alejarlas del mar. 

¿Por qué no debes sacarlas del agua?

Hector Barrios, doctor en ciencias ambientales y profesor de la Universidad del Zulia, explica que al sacarlas del agua a la estrella de mar se le genera un estrés equivalente a “como si expusiéramos nuestro cuerpo a una tormenta y luego entráramos a un lugar con aire acondicionado”.

Barrios subraya que las personas deberían limitarse a observar a las estrellas de mar y no mantener ningún tipo de contacto físico. 

“Todos los animales marinos están cubiertos de una membrana gelatinosa que se llama biofilm (película biológica en español) y les sirve de protección; cuando las tocamos removemos esa capa y obligamos a que la estrella invierta energía en su regeneración y disminuya la que invierte en su alimentación”, dice Barrios. 

El investigador, con experiencia en fauna marina, hace énfasis en los pies ambulacrales que están en la parte de abajo de las estrellas y que les ayudan a transportar su alimento. 

“Esos surcos, toda esa porción del animal, debe estar lleno de agua; cuando una persona saca a la estrella del mar, esto pasa a estar lleno de aire y le genera un daño grave a la estrella”. 

«Pies» ambulacrales de las estrellas de mar y que poseen otros equinodermos, como los erizos o pepinos de mar.

Clima de cambios, una iniciativa informativa de la Pontificia Universidad Católica del Perú, explica en su página web que las estrellas de mar respiran gracias a que absorben el oxígeno del agua a través de sus branquias dermales. 

“Cuando estas especies son sacadas de su hábitat, no pueden realizar el intercambio de gases necesario para su ciclo vital y sufren una intoxicación”, explican en el artículo. 

Dicha intoxicación suele ser con dióxido o monóxido de carbono presente en la atmósfera y ocasiona la muerte de las estrellas de mar en un periodo de tiempo relativamente corto, dependiendo de la especie. 

El portal web explica que es un proceso similar a la falta de oxígeno que podría experimentar un ser humano al no poder respirar bajo el agua; se podría ahogar y morir. 

Curiosidades marinas

Las estrellas de mar pueden reproducirse a través de la fertilización externa (incubando sus huevos) o cuando al perder una de sus extremidades se reproduce una estrella nueva. 

De acuerdo con el portal Características.co, el cuerpo de las estrellas de mar se divide en dos: un disco central, donde están sus órganos y su boca, y un conjunto de entre 5 y 40 de extremidades huecas. 

Además, cuentan pies ambulacrales (pequeños apéndices), diversas capas de tejido y una especie de ojo simple que les ayuda a detectar el movimiento y las variaciones de la luz. 

“Estos animales carecen de un cerebro centralizado y pocas entradas sensoriales, pero incluso así son sensibles a la luz, el tacto, la temperatura, la orientación y las aguas circundantes”, afirma la página web. 

Suelen alimentarse de moluscos, almejas, ostras o caracoles; también pueden llegar a comer materia en descomposición, como animales muertos o desechos materiales. 

Se estima que su existencia es de hace 485 millones de años aproximadamente y, desde entonces, popularmente se les conoce como amuletos de la buena suerte o símbolos del amor verdadero.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también:

SOLAZ · 27 SEPTIEMBRE, 2022

¿Por qué no debes manipular las estrellas de mar?

Texto por Verónica De Sousa A.

Los asteroideos, o asteroidea, son conocidos como estrellas de mar por su apariencia plana, con un disco central del que se expanden cinco o más brazos y que simulan la forma de una estrella. 

Son llamativas, de vibrantes colores y diferentes tamaños; suelen ser consideradas como un símbolo de la vida marina. 

Aunque conviven con una variedad de especies acuáticas no son peces; son seres vivos perteneciente al filo de los equinodermos; es decir, criaturas marinas, invertebradas y con un centro alrededor del cual se expande su cuerpo. 

Por desconocimiento algunas personas las tocan o sacan del agua para tomarse una fotografía.

Estas estrellas necesitan del agua para vivir, y en Solaz te explicamos por qué no deben ser manipularlas, ni alejarlas del mar. 

¿Por qué no debes sacarlas del agua?

Hector Barrios, doctor en ciencias ambientales y profesor de la Universidad del Zulia, explica que al sacarlas del agua a la estrella de mar se le genera un estrés equivalente a “como si expusiéramos nuestro cuerpo a una tormenta y luego entráramos a un lugar con aire acondicionado”.

Barrios subraya que las personas deberían limitarse a observar a las estrellas de mar y no mantener ningún tipo de contacto físico. 

“Todos los animales marinos están cubiertos de una membrana gelatinosa que se llama biofilm (película biológica en español) y les sirve de protección; cuando las tocamos removemos esa capa y obligamos a que la estrella invierta energía en su regeneración y disminuya la que invierte en su alimentación”, dice Barrios. 

El investigador, con experiencia en fauna marina, hace énfasis en los pies ambulacrales que están en la parte de abajo de las estrellas y que les ayudan a transportar su alimento. 

“Esos surcos, toda esa porción del animal, debe estar lleno de agua; cuando una persona saca a la estrella del mar, esto pasa a estar lleno de aire y le genera un daño grave a la estrella”. 

«Pies» ambulacrales de las estrellas de mar y que poseen otros equinodermos, como los erizos o pepinos de mar.

Clima de cambios, una iniciativa informativa de la Pontificia Universidad Católica del Perú, explica en su página web que las estrellas de mar respiran gracias a que absorben el oxígeno del agua a través de sus branquias dermales. 

“Cuando estas especies son sacadas de su hábitat, no pueden realizar el intercambio de gases necesario para su ciclo vital y sufren una intoxicación”, explican en el artículo. 

Dicha intoxicación suele ser con dióxido o monóxido de carbono presente en la atmósfera y ocasiona la muerte de las estrellas de mar en un periodo de tiempo relativamente corto, dependiendo de la especie. 

El portal web explica que es un proceso similar a la falta de oxígeno que podría experimentar un ser humano al no poder respirar bajo el agua; se podría ahogar y morir. 

Curiosidades marinas

Las estrellas de mar pueden reproducirse a través de la fertilización externa (incubando sus huevos) o cuando al perder una de sus extremidades se reproduce una estrella nueva. 

De acuerdo con el portal Características.co, el cuerpo de las estrellas de mar se divide en dos: un disco central, donde están sus órganos y su boca, y un conjunto de entre 5 y 40 de extremidades huecas. 

Además, cuentan pies ambulacrales (pequeños apéndices), diversas capas de tejido y una especie de ojo simple que les ayuda a detectar el movimiento y las variaciones de la luz. 

“Estos animales carecen de un cerebro centralizado y pocas entradas sensoriales, pero incluso así son sensibles a la luz, el tacto, la temperatura, la orientación y las aguas circundantes”, afirma la página web. 

Suelen alimentarse de moluscos, almejas, ostras o caracoles; también pueden llegar a comer materia en descomposición, como animales muertos o desechos materiales. 

Se estima que su existencia es de hace 485 millones de años aproximadamente y, desde entonces, popularmente se les conoce como amuletos de la buena suerte o símbolos del amor verdadero.

¿Cómo valoras esta información?

8

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

1

QUÉ CHIMBO