Lightyear y el revuelo de un beso homosexual en una película de Disney

SOLAZ · 1 JULIO, 2022 09:27

Ver más de

Verónica De Sousa A.


¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La producción de Lightyear cuenta la vida del recordado héroe espacial de la saga de Toy Story, fuera del cuarto de Andy y muy lejos de la tierra.

Narrando sus aventuras, viajando en el tiempo y con una misión intergaláctica que cumplir, el filme de Disney y Pixar se concentra en la historia de Buzz Lightyear antes de ser un juguete.

Angus MacLane, director del filme, dijo que esta es la película que vio Andy en 1995 cuando conoció al personaje de Buzz y lo convirtió en uno de sus juguetes favoritos.

Con esta nueva trama de Buzz Lightyear también llega el primer beso homosexual en una película de Disney; directo del infinito y más allá.

Se estrenó el pasado 17 de junio y desde entonces ha generado diversos comentarios; por su trama y por un beso lésbico que ha hecho que 14 países prohíban su reproducción.

Esta es la primera película que la casa de Mickey lleva al cine luego de que Turning Red y Luca se estrenaran directamente en Disney+.

En Solaz, te contamos los detalles.

¿Por qué fue prohibida?

La escena en la que Alisha, una exploradora espacial, y su esposa se dan un beso en la boca, el día del cumpleaños de su hijo, ha generado diferentes reacciones en todo el mundo.

Hasta el momento la película ha sido prohibida en países como Arabia Saudí, Emiratos Arabes, Indonesia y el Líbano, mientras que China pidió suprimir esa escena en específico; Disney se negó. 

En total, 14 países de Oriente Próximo y de Asia se han negado a reproducir dicha escena en los cines de sus países; para muchos de la lista, se considera la homosexualidad como un delito.

La productora Galyn Susman dijo a Reuters, en el preestreno de Londres, que no iban a eliminar la escena.

“Especialmente algo tan importante como la relación amorosa e inspiradora que le muestra a Buzz lo que se está perdiendo por las decisiones que toma, así que eso no se eliminará” afirmó Susman.

Mientras que el actor Chris Evans, voz de Buzz en el filme, dijo que “es difícil no sentirse frustrado de que esto todavía sea un tema debate, que sea una noticia; el objetivo es que no sea un territorio inexplorado, que sea lo que es”.

A puerta cerrada

Sin embargo, la polémica comenzó en marzo cuando los ejecutivos de Disney pidieron cortar esa secuencia, sin alterar la dinámica de la pareja; esto alertó a cientos de empleados de la corporación.

“Hemos sido testigos de cómo bellas historias, llenas de personajes diversos, regresas de la revisión corporativa de Disney en una versión reducida a las migajas de lo que fueron” afirmaban los trabajadores en una comunicación que se hizo pública el mismo mes.

Tras el revuelo interno, Disney decide dar marcha atrás e incluir el beso. Bob Chapek, CEO de Disney, dijo que la mejor forma para la empresa era hacer un cambio perdurable mediante el contenido que producen.   

En un artículo de El País, se explica que esto molestó a los empleados “quienes le recordaron que la empresa no ha tenido pudor en capitalizar el movimiento del orgullo”; además de hacer donativos a políticos republicanos que apoyaron la ley Don’t say gay en Florida.

El empresario americano luego se retractó diciendo que iban a incrementar la ayuda a grupos de presión para luchar contra legislaciones similares en otros estados.

Un mes después, la directora general de entretenimiento de Disney, Karey Burke, informó que a finales de este año “aproximadamente la mitad de los personajes de nuestras películas de animación serán LGBTQ+ y pertenecientes a minorías étnicas”, según El Debate.

SOLAZ · 7 AGOSTO, 2022

Lightyear y el revuelo de un beso homosexual en una película de Disney

Texto por Verónica De Sousa A.

La producción de Lightyear cuenta la vida del recordado héroe espacial de la saga de Toy Story, fuera del cuarto de Andy y muy lejos de la tierra.

Narrando sus aventuras, viajando en el tiempo y con una misión intergaláctica que cumplir, el filme de Disney y Pixar se concentra en la historia de Buzz Lightyear antes de ser un juguete.

Angus MacLane, director del filme, dijo que esta es la película que vio Andy en 1995 cuando conoció al personaje de Buzz y lo convirtió en uno de sus juguetes favoritos.

Con esta nueva trama de Buzz Lightyear también llega el primer beso homosexual en una película de Disney; directo del infinito y más allá.

Se estrenó el pasado 17 de junio y desde entonces ha generado diversos comentarios; por su trama y por un beso lésbico que ha hecho que 14 países prohíban su reproducción.

Esta es la primera película que la casa de Mickey lleva al cine luego de que Turning Red y Luca se estrenaran directamente en Disney+.

En Solaz, te contamos los detalles.

¿Por qué fue prohibida?

La escena en la que Alisha, una exploradora espacial, y su esposa se dan un beso en la boca, el día del cumpleaños de su hijo, ha generado diferentes reacciones en todo el mundo.

Hasta el momento la película ha sido prohibida en países como Arabia Saudí, Emiratos Arabes, Indonesia y el Líbano, mientras que China pidió suprimir esa escena en específico; Disney se negó. 

En total, 14 países de Oriente Próximo y de Asia se han negado a reproducir dicha escena en los cines de sus países; para muchos de la lista, se considera la homosexualidad como un delito.

La productora Galyn Susman dijo a Reuters, en el preestreno de Londres, que no iban a eliminar la escena.

“Especialmente algo tan importante como la relación amorosa e inspiradora que le muestra a Buzz lo que se está perdiendo por las decisiones que toma, así que eso no se eliminará” afirmó Susman.

Mientras que el actor Chris Evans, voz de Buzz en el filme, dijo que “es difícil no sentirse frustrado de que esto todavía sea un tema debate, que sea una noticia; el objetivo es que no sea un territorio inexplorado, que sea lo que es”.

A puerta cerrada

Sin embargo, la polémica comenzó en marzo cuando los ejecutivos de Disney pidieron cortar esa secuencia, sin alterar la dinámica de la pareja; esto alertó a cientos de empleados de la corporación.

“Hemos sido testigos de cómo bellas historias, llenas de personajes diversos, regresas de la revisión corporativa de Disney en una versión reducida a las migajas de lo que fueron” afirmaban los trabajadores en una comunicación que se hizo pública el mismo mes.

Tras el revuelo interno, Disney decide dar marcha atrás e incluir el beso. Bob Chapek, CEO de Disney, dijo que la mejor forma para la empresa era hacer un cambio perdurable mediante el contenido que producen.   

En un artículo de El País, se explica que esto molestó a los empleados “quienes le recordaron que la empresa no ha tenido pudor en capitalizar el movimiento del orgullo”; además de hacer donativos a políticos republicanos que apoyaron la ley Don’t say gay en Florida.

El empresario americano luego se retractó diciendo que iban a incrementar la ayuda a grupos de presión para luchar contra legislaciones similares en otros estados.

Un mes después, la directora general de entretenimiento de Disney, Karey Burke, informó que a finales de este año “aproximadamente la mitad de los personajes de nuestras películas de animación serán LGBTQ+ y pertenecientes a minorías étnicas”, según El Debate.