Adriana Araujo Salcedo, una matemática venezolana tras la pista de asteroides

CIENCIA · 16 ABRIL, 2021 06:37

Ver más de

Rosmina Suárez Piña | @sciencelover_rs


¿Cómo valoras esta información?

13
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Generalmente, un objeto cercano a la Tierra (o NEO, por Near-Earth Object, en inglés) está definido como un asteroide o cometa que se acerca a nuestro planeta a menos de 1,3 veces la distancia de la Tierra al Sol (149 millones de kilómetros).

Aunque muchas veces algunos medios “vaticinen el fin del mundo” con uno de estos NEO, lo cierto es que la mayoría no representan peligro para el planeta. Su peligrosidad dependerá de si su distancia es menor a la mitad de la distancia Tierra-Sol.

Para saber todo (o casi todo) sobre los NEO, los científicos desarrollan planes y tácticas para su estudio y desvío, si alguna vez llegara a existir un peligro inminente. También, existen campañas de observación en diversos países para desarrollar detecciones tempranas de asteroides.

Cientos de investigadores lideran estas campañas mundiales y, precisamente, una venezolana sigue la pista de estos interesantes objetos del espacio.

Hablamos de Adriana Araujo Salcedo, quien actualmente, con 36 años, es profesora del Departamento de Matemáticas de la Universidad Sergio Arboleda y directora del Semillero de Investigación SAROS, en Colombia.

Además, es la única venezolana en el comité organizador del Colombia Asteroid Fest, un evento promovido anualmente por la Asamblea General de Naciones Unidas para conmemorar el Día del Asteroide, cada 30 de junio.

De la UCLA a la Universidad Sergio Arboleda

Araujo es una matemática de formación, egresada de la Universidad Centroocidental Lisandro Alvarado (UCLA), en Barquisimeto, estado Lara. Siempre recuerda que su educación en Venezuela la ha acompañado donde va y que, a pesar del contexto actual de crisis, egresan buenos profesionales.

“De la UCLA, por ejemplo, la educación en matemáticas sigue siendo vigente en la calidad. Me doy cuenta porque yo doy clases de matemática”, cuenta a Efecto Cocuyo vía Zoom.

Sus profesores, relata, “tenían una excelente calidad académica, porque asistían al Instituto de Matemática Pura y Aplicada (IMPA) o a la Universidad Federal de Río de Janeiro, en Brasil (…) o estudiaban en Estados Unidos. Luego venían a darnos clases”.

El Centro de Física Fundamental de la Universidad de Los Andes (ULA) fue clave en su viaje de la matemática a la física, porque también tenía un enlace con la UCLA. 

“Tuve la suerte de que esas dos ramas convergieran en un solo lugar. Como estudiante de matemáticas, siempre tuve esa curiosidad de que me faltaba algo más. No quería quedarme solo con estudiar axiomáticamente problemas o soluciones. Mi interés era el qué representa esa solución, físicamente. Desde siempre se me despertaron esas ganas de complementar esas herramientas matemáticas”, narra.

Hasta que llegó el momento y sus tutores de tesis, dos físicos y un matemático, la llevaron a hacer su carrera de matemáticas enfocada hacia la explicación o modelamiento de fenómenos físicos, específicamente los relacionados con la Teoría de Gravitación.

Y gracias a la publicación de su tesis de maestría en Física, también en la UCLA, en Physical Review D, logró llegar a Brasil a estudiar.

“Llegar a estudiar en un programa extranjero no es fácil. Muchos no sobreviven porque no tienen buenas bases. Por eso siempre estaré agradecida por mi formación en Venezuela”, dice.

“No fui alumna de 20 puntos, pero siempre fui muy curiosa. En mi mente veo formas, comportamientos”, rememora. 

Debido a su promedio de bachillerato en ese entonces, a Araujo se le reducían las oportunidades de estudiar en la universidad. Así que, durante el año posterior a su bachillerato se fue a Estados Unidos a estudiar inglés.

Cuando regresó, se decidió por la matemática y el resto, es historia… Con un “punto de inflexión”, como ella misma lo define.

El 17 de agosto de 2017, recuerda, terminó su doctorado en Brasil. Pero, durante la búsqueda de su posdoctorado, su madre recae por un cáncer crónico. Su visa de estudiante estaba expirando, así que vio que su lugar estaba en apoyar a sus papás.

“Era una Venezuela de 2017, cero quimioterapias, buscaba donaciones en redes sociales. Mi mamá se estabiliza, pero entonces requiere de un tratamiento mensual, un presupuesto fijo. Dije: “la única que tiene títulos soy yo”.

Araujo comenzó a tocar puertas, principalmente en Colombia. “Envié mi currículum y la Universidad Sergio Arboleda me responde y me hacen la entrevista”.

Y allí, en 2018, empieza su historia en esa casa de estudios colombiana.

Aparte de ser profesora en Física y Matemática, es directora de un Semillero de Investigación, un grupo formado por estudiantes de las carreras de Ingeniería y Matemáticas, para que profundicen su conocimiento en estas áreas y la astronomía.

Quien lo dirigía antes estaba por irse y fue una buena oportunidad para ella.

“Desde enero de 2019 soy la directora oficial del Semillero. Eso me ha permitido visualizar a los estudiantes de forma académica, formalmente, con proyectos y trabajos de investigación, llevando eventos científicos, etc. Es uno de los puntos más importantes de mi carrera”

Araujo, también, sigue en contacto con su tutor en Brasil para seguir desarrollando artículos de investigación. Y, recientemente, fue invitada como investigadora en la Universidad Industrial de Santander.

“Este año ha sido bastante activo”, resalta.

Las campañas de asteroides y el primer asteroide reportado por Colombia

Para Araujo, participar en las campañas de detección de asteroides fue un interés propio. 

“Yo quería tener acceso a esas imágenes. La única manera de tener ese acceso es a través de una campaña de asteroides o que seas parte del telescopio que lidere la búsqueda de esos objetos, como el PanStarrs, en Hawái. El ente oficial en Colombia que organiza esas campañas es el Planetario de Medellín, me comunico con ellos, y me dicen que esté pendiente y lo hago”, cuenta.

En ese momento, obtiene un patrocinio de la Universidad Sergio Arboleda para ese evento y, posteriormente, fue invitada por la Universidad Distrital Francisco José de Caldas para participar en una campaña por el Distrito de Bogotá, donde fue acompañada por alumnos de su semillero.

“Se llamó Distrito Asteroide, y con ella reportamos el primer asteroide por Colombia. El paquete de imágenes lo analicé yo; ese mismo día vi el objeto moviéndose, lo reporté y al día siguiente ya estaba en la lista de los preliminares. Fue una emoción muy grande porque lo vi, cumple con los requisitos”, explica.

Según Araujo, los asteroides son objetos extremadamente interesantes, tanto geológica como dinámicamente, porque son clave en la formación de nuestro universo. “Con la información que nosotros extraigamos podremos inferir en cómo fue la formación de nuestro planeta”.

Por eso, es importante monitorearlos. “El efecto Yarkovski puede cambiar la trayectoria. Estamos en una zona privilegiada de habitabilidad, pero también estamos ante Marte y Júpiter. Júpiter es nuestro escudo, pero si se le escapa a Júpiter se nos viene. Así que también es importante la inversión y las misiones espaciales en esas áreas”.

Colombia Asteroid Fest

Junto con un colega, asesor de otro semillero de investigación en Caldas, Araujo planteó la posibilidad de hacer un evento más grande. Esto, tras el éxito de una transmisión en vivo hecha para hablar sobre Perseverance, el rover que recientemente llegó al planeta Marte.

“Tenemos que hacer un evento de asteroides. ‘¿Por qué no hacemos el evento del día del asteroide?’, me respondió”. Y así nació el Colombia Asteroid Fest, la primera edición de este evento en la Universidad Sergio Arboleda, donde Araujo es parte del comité organizador.

El Día del Asteroide fue aprobado el 6 de diciembre de 2016 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, a través de la resolución A/RES/71/90, en la que se declara el 30 de junio como el Día Internacional de los Asteroides “para celebrar cada año el aniversario del impacto del asteroide Tunguska, en Siberia (Federación de Rusia), ocurrido el 30 de junio de 1908, y para aumentar la conciencia pública sobre el peligro de impacto de los asteroides”.

Este día permite sensibilizar al público sobre los riesgos del impacto de asteroides e informar sobre las medidas de comunicación en caso de crisis que se adoptarían en todo el mundo si hubiera una amenaza verosímil de impacto de un objeto cercano a la Tierra.

Para el Colombia Asteroid Fest, el Observatorio Astronómico Sergio Arboleda y Universidad Distrital Francisco José de Caldas se unen para presentar ponentes “de impacto”, como Alberto Quijano Vodniza, fundador y director del Observatorio Astronómico de la Universidad de Nariño; e Ignacio Ferrín, astrónomo venezolano, quien actualmente es profesor de la Universidad de Antioquia, Colombia.

Durante dos días, el 29 y 30 de junio, además de ponencias, también presentarán talleres para niños y muestras de astrofotografía y geología con expertos de la región.

Constancia y perseverancia, las claves

De acuerdo con Araujo, “el interés debe prevalecer ante el miedo de no poder; tener disciplina, constancia y perseverancia son las palabras claves”.

“Hasta los grandes científicos pasaron por eso. Yo también. Pero me paré y sabía cuáles eran mis habilidades y conocimientos. Ser constante, no sucumbir ante un miedo que promueva la sociedad, desde una persona hasta un profesor frustrado”, concluye.