Cirugía robótica se extiende en Venezuela con el Sistema Da Vinci

SALUD · 24 SEPTIEMBRE, 2022 09:53

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Foto por Efecto Cocuyo

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Médicos venezolanos buscan extender la cirugía robótica en el país para atender pacientes y formar nuevos profesionales. En Caracas, el Centro Médico Docente La Trinidad (Cmdlt) es una de las tres clínicas que cuentan con el Sistema Da Vinci, una de las herramientas más sofisticadas de la cirugía robótica.

Utilizado principalmente en el mundo de la urología en Venezuela, el robot fue diseñado para «potenciar las habilidades del cirujano», explica Gastone Valongo, especialista en urología oncológica y jefe del servicio de Urología del Cmdlt.

El sistema, añade, permite llegar a lugares profundos del cuerpo humano con incisiones mínimas y mayor precisión, lo que hace posible que las cirugías sean menos invasivas y que se reduzcan las complicaciones, los efectos secundarios a largo plazo, los tiempos de recuperación y el dolor. 

Valongo explica que el robot tiene tres componentes: la consola, el carro robótico y el carro de visión. 

Sentado en la consola dentro del quirófano, el cirujano controla el robot con sus manos mientras ve imágenes tridimensionales amplificadas. En paralelo, los brazos del carro robótico interactúan con el paciente y reproducen los movimientos de las manos del cirujano.

Los cirujanos asistentes y el personal de enfermería pueden ver toda la cirugía en tiempo real en la pantalla del carro o torre de visión, que sirve como centro de comunicación entre los tres componentes. 

Desde la llegada del robot Da Vinci al Centro Médico Docente La Trinidad en 2021, han podido operar a 80 pacientes y avalar su programa de mejoramiento profesional para urólogos, que les permite formarlos como cirujanos robóticos certificados. 

El doctor Valongo opera a la mayoría de sus pacientes con el robot Da Vinci | Foto: Efecto Cocuyo

«Tener los equipos es una gran ventaja porque les estás ofreciendo a los pacientes la máxima efectividad en su tratamiento, con menos invasión, les estás ofreciendo la tecnología de punta que se usa en todo el mundo. Los pacientes que se operan con cirugía robótica en este centro están recibiendo la misma tecnología y la misma eficiencia de un país de primer mundo», destaca Valongo. 

El uso del robot en urología se centra en tratar cáncer de próstata y otros tumores en riñones y vejiga, malformaciones urológicas y crecimiento benigno de próstata. También está empezando a ampliarse su uso en ginecología, cirugía bariátrica y entre especialistas de cabeza y cuello en el campo de la oncología. 

A nivel público, solo el Hospital Universitario de Caracas contó con un robot que ya no está en funcionamiento. Además del Centro Médico Docente La Trinidad (Cmdlt), también cuentan con el Sistema Da Vinci el Instituto Médico La Floresta y el Hospital de Clínicas Caracas. 

«Lo que aspiramos en Venezuela es que crezcan el número de instituciones que tengan más robots para que se pueda masificar el procedimiento», añadió Valongo.

Operar a través de la consola disminuye el sangrado entre los pacientes | Foto: Cmdlt

Formar más cirujanos robóticos

Formarse como urólogo experto en cirugía robótica es posible en el Cmdlt, que cuenta con un programa recién avalado a nivel superior. Para certificarse hay que cumplir 40 horas de simulación, exámenes e intervenciones con la orientación de un tutor, además de tener experiencia con cirugía laparoscópica.  

«Para entrar, el médico tiene que concursar, tiene que hacer un examen previo y unas horas de simulación que serán evaluadas por nosotros. Es una evaluación continua, de un año, y luego lo mandamos a Brasil o Estados Unidos para que tenga su título de cirujano de consola para que pueda optar a hacer cirugías robóticas con nosotros», explica Jackson Briones, urólogo del Cmdlt. 

«La idea del nuevo proyecto que estamos haciendo es ayudar al país porque no existía un área de formación en Venezuela y el Cmdlt lo está haciendo», añade.

En el centro de salud también cuentan con Focalyx, una plataforma mínimamente invasiva para diagnosticar el cáncer de próstata e inclusive facilitar el tratamiento con láser en determinados casos. 

Focalyx fusiona los resultados de resonancias magnéticas con ultrasonidos y emite unas coordenadas para tomar biopsias con mayor precisión, justo donde están las lesiones. Según Valongo y Briones, Focalyx está disponible para cualquier urólogo que requiera su uso.

SALUD · 7 DICIEMBRE, 2022

Cirugía robótica se extiende en Venezuela con el Sistema Da Vinci

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett
Foto por Efecto Cocuyo

Médicos venezolanos buscan extender la cirugía robótica en el país para atender pacientes y formar nuevos profesionales. En Caracas, el Centro Médico Docente La Trinidad (Cmdlt) es una de las tres clínicas que cuentan con el Sistema Da Vinci, una de las herramientas más sofisticadas de la cirugía robótica.

Utilizado principalmente en el mundo de la urología en Venezuela, el robot fue diseñado para «potenciar las habilidades del cirujano», explica Gastone Valongo, especialista en urología oncológica y jefe del servicio de Urología del Cmdlt.

El sistema, añade, permite llegar a lugares profundos del cuerpo humano con incisiones mínimas y mayor precisión, lo que hace posible que las cirugías sean menos invasivas y que se reduzcan las complicaciones, los efectos secundarios a largo plazo, los tiempos de recuperación y el dolor. 

Valongo explica que el robot tiene tres componentes: la consola, el carro robótico y el carro de visión. 

Sentado en la consola dentro del quirófano, el cirujano controla el robot con sus manos mientras ve imágenes tridimensionales amplificadas. En paralelo, los brazos del carro robótico interactúan con el paciente y reproducen los movimientos de las manos del cirujano.

Los cirujanos asistentes y el personal de enfermería pueden ver toda la cirugía en tiempo real en la pantalla del carro o torre de visión, que sirve como centro de comunicación entre los tres componentes. 

Desde la llegada del robot Da Vinci al Centro Médico Docente La Trinidad en 2021, han podido operar a 80 pacientes y avalar su programa de mejoramiento profesional para urólogos, que les permite formarlos como cirujanos robóticos certificados. 

El doctor Valongo opera a la mayoría de sus pacientes con el robot Da Vinci | Foto: Efecto Cocuyo

«Tener los equipos es una gran ventaja porque les estás ofreciendo a los pacientes la máxima efectividad en su tratamiento, con menos invasión, les estás ofreciendo la tecnología de punta que se usa en todo el mundo. Los pacientes que se operan con cirugía robótica en este centro están recibiendo la misma tecnología y la misma eficiencia de un país de primer mundo», destaca Valongo. 

El uso del robot en urología se centra en tratar cáncer de próstata y otros tumores en riñones y vejiga, malformaciones urológicas y crecimiento benigno de próstata. También está empezando a ampliarse su uso en ginecología, cirugía bariátrica y entre especialistas de cabeza y cuello en el campo de la oncología. 

A nivel público, solo el Hospital Universitario de Caracas contó con un robot que ya no está en funcionamiento. Además del Centro Médico Docente La Trinidad (Cmdlt), también cuentan con el Sistema Da Vinci el Instituto Médico La Floresta y el Hospital de Clínicas Caracas. 

«Lo que aspiramos en Venezuela es que crezcan el número de instituciones que tengan más robots para que se pueda masificar el procedimiento», añadió Valongo.

Operar a través de la consola disminuye el sangrado entre los pacientes | Foto: Cmdlt

Formar más cirujanos robóticos

Formarse como urólogo experto en cirugía robótica es posible en el Cmdlt, que cuenta con un programa recién avalado a nivel superior. Para certificarse hay que cumplir 40 horas de simulación, exámenes e intervenciones con la orientación de un tutor, además de tener experiencia con cirugía laparoscópica.  

«Para entrar, el médico tiene que concursar, tiene que hacer un examen previo y unas horas de simulación que serán evaluadas por nosotros. Es una evaluación continua, de un año, y luego lo mandamos a Brasil o Estados Unidos para que tenga su título de cirujano de consola para que pueda optar a hacer cirugías robóticas con nosotros», explica Jackson Briones, urólogo del Cmdlt. 

«La idea del nuevo proyecto que estamos haciendo es ayudar al país porque no existía un área de formación en Venezuela y el Cmdlt lo está haciendo», añade.

En el centro de salud también cuentan con Focalyx, una plataforma mínimamente invasiva para diagnosticar el cáncer de próstata e inclusive facilitar el tratamiento con láser en determinados casos. 

Focalyx fusiona los resultados de resonancias magnéticas con ultrasonidos y emite unas coordenadas para tomar biopsias con mayor precisión, justo donde están las lesiones. Según Valongo y Briones, Focalyx está disponible para cualquier urólogo que requiera su uso.

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO