Roban medicinas de Cuidados Paliativos del oncológico Luis Razetti - Efecto Cocuyo

SALUD · 11 SEPTIEMBRE, 2019 20:50

Roban medicinas de Cuidados Paliativos del oncológico Luis Razetti

Texto por Mariana Souquett | @nanasouquett Fotos por Mairet Chourio

Ver más de

Mariana Souquett | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El día del natalicio número 157 del doctor Luis Razetti, el martes 10 de septiembre, el Instituto de Oncología que lleva su nombre en Cotiza, Caracas, amaneció sin medicamentos para calmar el dolor de las personas con cáncer. Entre la noche del lunes 9 de septiembre y la madrugada siguiente, el servicio de Cuidados Paliativos sufrió un robo que ocasionó el cese de las consultas.

«Forzaron la reja y se metieron por una ventana. Rompieron los candados y se llevaron morfina, tramal, tiocolchicósido y diclofenac. El cáncer genera un dolor impresionante. Si llegaba algún paciente con dolor, nosotros lo atendíamos y luego se iba más tranquilo. Pero ahora, ¿cómo hacemos?», contó una trabajadora del hospital oncológico.

Además de analgésicos, robaron dos impresoras, un CPU, un monitor, un ratón de escritorio, un teclado y una cafetera. También se llevaron vitamina C y ondansetrón, un medicamento que previene los vómitos y las náuseas que se presentan después de recibir quimioterapia y radioterapia.  

«En Cuidados Paliativos teníamos tres años sin que nos llegaran medicamentos por las vías regulares. Estuvimos trabajando con donaciones. Justo cuando llegaron, después de tanto tiempo, nos robaron», expresó otra trabajadora del servicio.

El oncológico Luis Razetti tiene seguridad interna. Sin embargo, el personal denuncia que los vigilantes no tienen linternas para alumbrar los pasillos, en los que incluso de día la luz es insuficiente.

Se desconoce quiénes perpetraron el robo. Trabajadores acudieron al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) a denunciar el hecho.

«No fue nadie, nadie vio nada. Y eso nos afecta a nosotros«, expresó Meisi Campelo mientras se aplicaba su quimioterapia. 

El robo al servicio de Cuidados Paliativos no es el único registrado en el hospital este 2019. El pasado 23 de agosto, los trabajadores del oncológico encontraron que ya no estaba la campana de bronce de más de 300 kilogramos que colgaba en lo más alto del hospital desde hace casi un siglo. 

 

Así quedó la ventana por la que entraron al servicio | Foto cortesía

«Hace unos días se robaron la campana. A principios de año, en el servicio C, se robaron las siete computadoras que había. Se llevaron hasta el video beam. El busto del doctor Luis Razetti tampoco está. Primera vez que pasa un cumpleaños sin que su figura esté», agregó la trabajadora del instituto oncológico.

La inseguridad no es el único problema que afecta al centro. Fallas en la infraestructura, baños cerrados por falta de agua, ascensores paralizados y escasez de insumos afectan al instituto de Cotiza y se repiten en los principales hospitales del país.

Los trabajadores soldaron la reja que había sido forzada