¿Qué se sabe del hongo negro?

SALUD · 17 AGOSTO, 2021 18:26

Ver más de

Mabel Sarmiento | @mabelsarmiento


¿Cómo valoras esta información?

55
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
6
QUÉ CHIMBO

El “hongo negro” es una entidad que tiene mucho tiempo descubierta y lo que es algo novedoso es que lo relacionan con el COVID-19.

El doctor Enrique López Loyo, presidente de la Academia Nacional de Medicina de Venezuela, informó que de acuerdo a sus observaciones, debe su nombre porque se pone oscuro, aunque la mayoría de los mohos y hongos se manifiestan de esa forma.

“No tiene ninguna connotación participar con el COVID-19, sino que se presenta en los pacientes inmunosuprimidos, a quienes les llegan los hongos como gérmenes oportunistas, aprovechándose de la condición de vulnerabilidad inmunológica”, explicó.

Sin embargo, aclaró, no ha habido en el país mayor presentación de la patología, solo casos esporádicos y no tienen connotación de gravedad, en lo que significa la fisiopatología de la pandemia por COVID en Venezuela”.

¿Cuál es el diagnóstico?

La Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) instó a los Estados Miembros a preparar los servicios de salud para incrementar la sospecha clínica de mucormicosis en pacientes con COVID-19, especialmente aquellos con diabetes mellitus, tratamiento con corticosteroides u otros inmunosupresores, con el fin de realizar una evaluación clínica exhaustiva, originar un diagnóstico precoz e iniciar tratamiento adecuado de los casos sospechosos de mucormicosis asociada a la COVID-19.

Por tanto, es fundamental la sospecha de la mucormicosis para proceder con el correcto procedimiento y exámenes complementarios. Generalmente la mucormicosis se debe sospechar en pacientes con diabetes mellitus, especialmente aquellos con cetoacidosis diabética, síndrome de inmunodeficiencia adquirida, inmunosupresión iatrogénica, pacientes oncohematológicos (principalmente trasplantes alogénicos de médula ósea) y trasplantados de órganos sólidos. La situación epidemiológica actual, incorpora a los pacientes con COVID-19 a esta lista.

¿Qué se sabe de su transmisión?

De acuerdo a la alerta epidemiológica emitida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el 11 d junio de este año, la infección se adquiere por la implantación de las esporas del hongo en la mucosa oral, nasal y conjuntival, por inhalación, o por la ingestión de alimentos contaminados; ya que colonizan rápidamente los alimentos ricos en carbohidratos simple.

La mucormicosis, nombre científico del hongo negro, se caracteriza por el infarto y necrosis de los tejidos del huésped, que resulta de la invasión de los vasos por las hifas. Las presentaciones clínicas de la mucormicosis pueden ser: rino-orbitocerebral, pulmonar, cutánea, gastrointestinal y diseminada.

Se la puede describir como “hongo negro, porque hace que los tejidos infectados se tornen negros. La tasa de letalidad se estima en 40-80%.

¿Cuál es la incidencia?

Según el reporte de la OPS, en los últimos meses se ha observado un aumento de informes sobre casos de mucormicosis asociada al COVID-19 (CAM, por sus siglas en inglés COVID-19 Associated Mucormycosis) principalmente en personas con enfermedades subyacentes, tales como la diabetes mellitus (DM), cetoacidosis diabética o en tratamiento con esteroides.

En estos pacientes, la manifestación clínica más frecuente es la mucormicosis rino-orbital, seguida de la mucormicosis rino-orbito-cerebral, las cuales se presentan como infecciones secundarias y ocurren luego de la infección por SARS CoV-21,2.

A nivel global, el mayor número de casos ha sido notificado en la India, donde se estima que hay más de 4.000 personas con CAM3.

En un estudio retrospectivo multicéntrico realizado en India entre septiembre-diciembre de 2020, se encontró que entre 287 pacientes con mucormicosis, 187 (65,2%) tenían CAM; con una prevalencia de 0,27% entre los pacientes hospitalizados con COVID-19. Al comparar el periodo en estudio con igual periodo de 2019, se observó un aumento de 2,1 veces en la mucormicosis.