Médicos Unidos: Personal que se sume al despistaje casa por casa debe ser entrenado - Efecto Cocuyo

CORONAVIRUS · 3 ABRIL, 2020 15:09

Médicos Unidos: Personal que se sume al despistaje casa por casa debe ser entrenado

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett Fotos por @margaudpsuv

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Dotar con equipos de protección personal y entrenar a los trabajadores de la salud que realizan labores de despistaje de casos de COVID-19, casa por casa, son algunos de los llamados de la organización no gubernamental Médicos Unidos de Venezuela (MUV) durante la pandemia por el nuevo coronavirus en el país.

El 19 de marzo, Delcy Rodríguez, vicepresidenta de la administración de Nicolás Maduro, anunció que el gobierno comenzaría “un despistaje selectivo masivo” con la información que arrojara una encuesta sobre COVID-19 a través del Sistema Patria, la plataforma gubernamental para otorgar beneficios sociales.

El 21 de marzo comenzaron las pesquisas casa por casa. Según la administración de Maduro, más de 20.000 médicos venezolanos y cubanos forman parte del equipo que realiza las visitas domiciliarias “en integración” con miembros de la Milicia y otros cuerpos de seguridad del Estado.

Dos días después, el 23 de marzo, el gobierno llamó a 12.396 estudiantes de Medicina y Enfermería a incorporarse a la atención y visitas casa por casa. También extendió el llamado a  jubilados a sumarse voluntariamente, mediante el Sistema Patria, a las labores de pesquisas y atención.

Para Jaime Lorenzo, médico cirujano del hospital periférico de Catia y director de Médicos Unidos de Venezuela, todos los profesionales debían tener un entrenamiento previo sobre COVID-19 antes de sumarse a las pesquisas y atención.

“El número de estudiantes y jubilados puede ser muy importante, pero antes hicimos el llamado a formar al personal que ya estaba en las instituciones públicas, que iban a ser los grupos frente a la enfermedad en esos establecimientos, pero no se hizo todo ese trabajo. Lo han tenido que hacer a marcha forzada después de que se declarara la situación de emergencia, pero ese personal debería tener un entrenamiento previo”, dice Lorenzo.

El especialista destaca que en los videos mostrados por las autoridades venezolanas sobre las visitas casa por casa se ven grupos que van a las comunidades usando solo batas blancas, guantes y tapabocas.

“La bata blanca no significa un escudo de protección, es una herramienta de trabajo del personal. Los mecanismos de protección para hacer la visita domiciliaria son el gorro, los lentes, el tapaboca y los guantes, y en estos casos también es bueno tener una bata descartable de protección sobre la ropa de la persona que hace la visita”, resalta.

Subraya que lo recomendable es que el profesional entre a la casa del paciente sospechoso solo después de verificar que la persona que va a visitar usa el tapabocas de manera correcta. Agrega que debe salir, sin haber tocado ninguna superficie, y retirarse todos los implementos para evitar posible contagio.

“Pero se van todos juntos, caminan con las batas y con todo el material que no se retiran. Así van visitando casa por casa. Es posible que muchos de los casos no sean de coronavirus, pero aquel que esté comenzando con los primeros síntomas o que no tenga síntomas puede contagiar a ese personal. Imagínense visitar las casas sin el debido control”, expresa.

Formación para la protección

El representante de la organización, que agrupa a profesionales de la salud de todo el país, resalta que la falta de planificación y entrenamiento óptimo a los equipos dificulta las labores para contener la expansión del coronavirus.

“Lo importante es formar a la gente que va a hacer un trabajo para la protección, y no para producir más daño. Si no se toma en cuenta, esto va a repetirse con los estudiantes de medicina y con los jubilados que se sumen”, indicó.

Otra de las contradicciones, según Lorenzo, es el llamado a los jubilados, pues afirma que muchos de ellos superan los 65 años de edad y forman parte de los grupos vulnerables ante el nuevo coronavirus.

“Nuestros jubilados por encima de 65 son personal vulnerable. Ahí hay otro llamado contradictorio. Tenemos que ser consecuentes con los llamados. El personal joven debe recibir entrenamiento adecuado y claramente definido para evitar que se disemine la enfermerdad”, asegura.

Hasta la noche del 1 de abril, según declaraciones de Nicolás Maduro, habían visitado casa por casa a 65.086 personas. De todos los que respondieron las encuesta, 5.334 presentaron síntomas respiratorios diversos.

Número de médicos

El director de Médicos Unidos destaca que en Venezuela, ante la ausencia de cifras oficiales y la migración de los médicos recién graduados, es imposible saber con cuántos médicos cuenta el país. Señala que la cantidad de especialistas de áreas vitales en medio de la epidemia ya se había visto reducido en los últimos años.

“El número de especialistas en terapia intensiva, emergencia y medicina de desastres ya de por sí era bajo antes del año 2018, pues se había ido un grupo importante de colegas y muchas de las unidades de terapia intensiva no tenían el personal completo de médicos especialistas entre 2018 y 2019”, dijo.

Lorenzo destaca que tampoco poseen cifras sobre los Médicos Integrales Comunitarios (MIC). Para 2018, según cifras de la Federación Médica Venezolana, al menos 26.000 médicos venezolanos se habían ido del país.