Julio Castro: La atención de pacientes con coronavirus no se puede improvisar - Efecto Cocuyo

CORONAVIRUS · 27 MAYO, 2020 21:00

Julio Castro: La atención de pacientes con coronavirus no se puede improvisar

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett Fotos por @ivanereyes

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

87
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

La curva de COVID-19 comenzó a crecer y los reportes diarios de pacientes con coronavirus incluyen, con más frecuencia, al personal de salud. “No hay explicación de por qué se contaminan”, dijo el mandatario Nicolás Maduro el pasado 20 de mayo. Sin embargo, para el internista e infectólogo Julio Castro, las razones se resumen en una sola frase: sus condiciones de trabajo no son las más adecuadas.

“El personal de salud tiene un riesgo mayor que la población general por la naturaleza de su trabajo, pero a esas personas tienen que darles el equipo adecuado, tienen que darles la instrucción adecuada y tienen que tener las normas mínimas en los sitios donde trabajan para poder atender pacientes con coronavirus, y eso claramente no está pasando”, dice a Efecto Cocuyo.

El profesor del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela (IMT-UCV) expone que el personal de primera línea carece de equipos de protección suficientes, servicios óptimos e insumos. El entrenamiento para estar en contacto con personas con el nuevo coronavirus también debe ser riguroso, pero destaca que no ha sido idóneo.

“Ver o atender pacientes con coronavirus no es una cosa que puedes improvisar. Tienes que tener una técnica, tienes que tener un entrenamiento y tienes que verificar que ese entrenamiento esté bien”, agrega.

Mejores servicios, más insumos

Otra de las medidas básica para evitar infecciones, incluyendo COVID-19, es el lavado de manos con agua y jabón. Castro, también coordinador de la Encuesta Nacional de Hospitales, indica que si dos de cada tres hospitales en Venezuela tienen dificultades con el suministro de agua, era de esperarse que virus alcanzara al personal de salud.

Aunque los centros de salud tuviesen agua, no todos están dotados de mascarillas. Julio Castro, quien forma parte de la Comisión de Expertos de la Salud designada por la Asamblea Nacional, expone que solo 34 % de los hospitales cuenta con tapabocas. La obligación, asegura, es que el 100 % de los hospitales tenga tapabocas, protección para ojos, guantes y batas, que constituyen el equipo mínimo de resguardo.

“Lo venimos diciendo desde el día uno. Venezuela esta en una situación complicada por razones que no son nuevas. Las tenemos desde el año pasado. Los grados de desabastecimiento de insumos, de agua y de electricidad en el país durante el año pasado en los hospitales están reportados por la Encuesta Nacional de Hospitales antes de que empezara la pandemia. Esta es una situación que preveíamos claramente”, señala el especialista.

Entender el virus y la enfermedad

El doctor Julio Castro asegura que es necesario que la información en Venezuela se maneje de manera transparente. Así, resalta, podrán tomar decisiones ante “la realidad diferente” que representa cada caso de coronavirus.

“En la medida que no tengas información transparente, no puedes hacer correctivos. La única forma de tomar correctivos es con data“, apunta.

Mientras no se ejecuten los correctivos, el riesgo para el personal sanitario será mayor. Más de 35 miembros del personal de salud han contraído la enfermedad, y entre ellos hay al menos 21 trabajadores de la misión médica cubana. Cada trabajador de salud que dé positivo para coronavirus quedará fuera de acción: no podrá trabajar entre dos y tres semanas, como mínimo.

El aumento de contagios entre médicos, enfermeros y demás trabajadores sanitarios representaría un reto para un sistema de salud que ya padece déficit de personal.

“La gente que sale positiva tiene que estar por lo menos 14 o 21 días sin trabajar. Hay un impacto indirecto sobre la capacidad de trabajo. Eso también genera un impacto indirecto en que esas personas pueden transmitirle el virus a otras personas, a otros pacientes. Es una cadena de transmisión y los hospitales no deberían convertirse en una cadena de transmisión”, indica.

Para el infectólogo, la solución radica en conocer el virus y entender cómo se transmite la enfermedad: entender la transmisión permitirá saber cómo protegerse.

“Yo entiendo que el señor Maduro no sepa cómo se transmite la enfermedad, pero no entiendo que no tenga un equipo, desde el ministro (de Salud) hacia abajo, que entienda a estas alturas cómo se transmite la enfermedad”, expresa. “El mensaje es claro: tienen que empezar por entender cómo se transmite la enfermedad para que ayuden a proteger al personal de salud”.