Claves para el cuidado de niños durante la cuarentena - Efecto Cocuyo

SALUD · 6 MAYO, 2020 18:32

Claves para el cuidado de niños durante la cuarentena

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett Fotos por vix

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

21
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las enfermedades comunes siguen presentes en época de coronavirus. Mientras los niños, niñas y adolescentes cumplen la cuarentena en sus casas también pueden enfermarse por otros virus, bacterias o parásitos y sufrir algún accidente en el hogar.

El pediatra José Garibaldi Soto, especialista del servicio de Medicina II del hospital de niños José Manuel de los Ríos de Caracas, ofreció este martes 5 de mayo, en un programa especial de la organización no gubernamental Prepara Familia, una serie de recomendaciones para padres, madres y representantes al cuidado de los pequeños.

1️⃣  Preparar fichas de salud y primeros auxilios

El especialista aconseja tener a la mano una ficha de salud que involucre a todos los miembros de la familia. Debe tener el nombre del paciente, la edad, el peso, si tiene alguna enfermedad de base y si cumple un tratamiento. También debe contener los números telefónicos de su pediatra, centros asistenciales y ambulancias.

Otra recomendación es contar con un botiquín de primeros auxilios. Debe contener gasas, algodón, alcohol, agua oxigenada, curitas, vendas, inyectadoras, medicamentos para la fiebre como acetaminofén, medicinas para vómitos y cremas para quemaduras. Igualmente debe tener un termómetro, una linterna con pilas y sales de rehidratación oral.

También puede tener una tijera punta roma, adhesivos, medicamentos particulares, antialérgicos y dexametasona en ampollas para casos de alergias severas.

“Si hay una eventualidad, es bueno que la familia tenga eso a la mano en un sitio visible. También recomiendo tener un manual de primeros auxilios”, dice Soto.

2️⃣ Prevenir accidentes

El riesgo de tener accidentes en el hogar aumenta al estar más tiempo en casa. El pediatra recomienda ser cuidadosos, considerando la edad de los niños, niñas y adolescentes.

Medicamentos, artículos de limpieza, armas y objetos que representen un riesgo deben mantenerse lejos del alcance de los pequeños y bajo llave, de ser posible. Soto destaca que los niños no deben entrar solos a la cocina: siempre tienen que estar acompañados de un adulto y así evitar que se quemen con aceite o agua.

“Debemos cerrar acceso a las escaleras a los niños pequeños, cuidar los ángulos de los muebles, cubrir los enchufes, eliminar artículos decorativos que impliquen riesgo, vigilar el sitio de juego de los niños. Recoger juguetes y así evitar el riesgo de caída de cualquier persona”, expresa el médico, adscrito al servicio de Medicina II del Hospital de Niños.

Ante las fallas de los servicios públicos, muchas personas deben almacenar agua en sus hogares. El pediatra recomienda tapar adecuadamente los recipientes de agua, pues han tenido casos de pequeños ahogados en estos envases.

Si las personas tienen un patio con árboles, deben cuidar a los niños que intentan treparlos, al igual que aquellos que vuelan papagayos, pues los hilos pueden anudarse en el tendido eléctrico y el niño puede sufrir quemaduras.

3️⃣ Estar atentos ante fiebres

Garibaldi Soto destaca que la fiebre es el aumento de la temperatura por encima de 38 grados centígrados. Resalta que no siempre la fiebre es sinónimo de infección: una persona que ha estado mucho tiempo expuesta al calor puede presentar fiebre, al igual que un niño que está muy arropado o un paciente que está deshidratado.

Soto asegura que solo reciben antibióticos, previa indicación médica, los niños cuya fiebre sea producida por una infección bacteriana. Agrega que la mayoría de las veces, las infecciones que producen fiebre son de naturaleza viral y no se tratan con antibióticos.

¿Cómo tomar la temperatura? El doctor explica que en los hogares hay dos termómetros comunes: aquellos con la punta alargada y aquellos con la punta redonda. Para usar ambos, se debe agitar hasta que al temperatura esté por debajo de 35 grados.

Si la punta es redonda, debe colocarse en el recto del niño y mantenerlo por dos minutos. El resultado será la temperatura del cuerpo.

Si la punta del termómetro es larga, debe utilizarse en axilas o boca. Para usarse en la boca, el niño debe ser grande para que no exista el riesgo de que muerda el termómetro, se lesione e ingiera el mercurio. Debe colocarse durante tres minutos. Al valor que arroje se le debe aumentar 0,5 grados y esa será la temperatura.

El especialista explica que al tomar la temperatura en la axila, el termómetro debe mantenerse por cinco minutos. Al resultado se le debe sumar un grado para tener la temperatura del cuerpo.

Para bajar la fiebre, es necesario: 

? Dar al niño abundantes líquidos frescos.

? Ponerle ropa ligera.

? Bañar al niño con agua tibia por 20 minutos, frotándolo para favorecer la pérdida de calor.

? También se pueden usar compresas o toallas húmedas en la cabeza, axilas, ingles y detrás de las rodillas.

4️⃣ Diarreas: evitar deshidratación y desnutrición

José Garibaldi Soto explica que se habla de diarrea cuando se presentan tres o más evacuaciones disminuidas de inconsistencia o líquidas, en un lapso de 24 horas, o una evacuación líquida acompañada de moco, sangre o pus.

Destaca que si los cuadros diarreicos son virales, generalmente se autolimitan en un lapso de 72 horas. Lo importante, añade, es que el niño no se deshidrate y no se desnutra. 

Si el niño tiene diarrea y es menor de seis meses, su alimentación debe ser exclusivamente leche materna, pues contiene anticuerpos y otros elementos para controlar la infección e impedir que se desnutra. La lactancia materna solo se contraindica para las madres con VIH positivo y virus linfotrópico.

Si el niño es mayor de seis meses, también debe recibir leche materna y alimentación complementaria como sopas de verduras con pollo, generalmente con un tubérculo y plátano verde.

Los niños con más edad deben mantener una dieta que le aporte carbohidratos complejos, grasas y proteínas que necesita para restablecer la mucosa inflamada. Puede comer pollo o carne a la plancha.

El pediatra insta a estar atentos a los signos de deshidratación: saliva escasa, ojos hundidos, niño irritable, decaído y que orine poco. Otras señales son el hundimiento de la fontanela, corazón acelerado, piel seca y con menor elasticidad.

Aconseja el uso de sales de rehidratación oral cuando el niño tenga sed. Afirma que si no hay suero oral o sales de rehidratación, los padres pueden hacer un suero casero: en un litro de agua a temperatura normal, previamente hervida, se agregan ocho cucharaditas rasas de azúcar y una cucharadita rasa de sal.

Si las personas tienen bicarbonato de sodio, deben agregar la misma cantidad de azúcar pero media cucharadita de sal y media cucharadita de bicarbonato.

? No se les debe dar bebidas energéticas para deportistas, infusiones o té de manzanilla, malojillo o anís estrellado. Tampoco deben tomar bebidas de cola (refrescos) con limón.

5️⃣ ¿Cuándo buscar ayuda?

Aunque el principal llamado es respetar la cuarentena, en ocasiones es necesario acudir al centro asistencial y tener una consulta oportuna. El primer paso es mantenerse en contacto con los médicos de confianza.

“Si la fiebre alta persiste más allá de 72 horas, y es una fiebre que se acompaña con dolor abdominal, evacuaciones líquidas, con erupciones o manchas en la piel, irritabilidad o estado del sensorio alterado y rechazo de alimentos, debe ser evaluado para descartar cualquier proceso infeccioso”, señala Soto.

Cuando el niño solo tiene fiebre pero está jugando, activo y come, no debe haber preocupación inmediata. Si la fiebre o la diarrea persisten, hay que ir al médico y hallar la causa. Si el niño tiene una comorbilidad o patología crónica y presenta fiebre, deshidratación o diarrea, los padres deben comunicarse de inmediato con sus médicos tratantes para la evaluación.