Cajas Clap incluyeron menos alimentos y se distribuyeron de modo privilegiado en 2019, según ONG - Efecto Cocuyo

SALUD · 17 ENERO, 2020 13:45

Cajas Clap incluyeron menos alimentos y se distribuyeron de modo privilegiado en 2019, según ONG

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett Fotos por Mairet Chourio | @mairetchourio

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
5
QUÉ CHIMBO

Las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) incluyeron menos kilogramos y menos tipos de alimentos y se distribuyeron de manera “privilegiada” en las zonas con mayor densidad poblacional durante 2019, según el más reciente informe de la organización no gubernamental Ciudadanía en Acción presentado este viernes, 17 de enero, en Caracas.

“El Estado venezolano privilegia los territorios más centrales, los territorios más densos, y no necesariamente los territorios con más carencias alimentarias, como es el caso de las parroquias tipo tres y tipo cuatro, que concentran dos tercios de la población, con niveles de desnutrición aguda, moderada y severa”, dijo Edison Arciniega, director ejecutivo de la ONG, durante una rueda de prensa.

La primera entrega del informe anual “Disposición de Alimentos en Venezuela” correspondiente a 2019 destaca que la cobertura promedio de los Clap en el año fue de 48,64% de los hogares, distribuyéndose a 2,9 millones de familias, a pesar de que el gobierno de Nicolás Maduro asegura que llega a más de 6 millones de familias.

Arciniega destacó que las cajas Clap deberían contener 19,14 kilogramos de alimentos, pero en diciembre de 2019 incluían únicamente 10,18 kg y solo ocho rubros de los 12 normativos.

“En 2019 hubo más cajas Clap que en 2018 pero con menos productos por caja. Desaparecieron las grasas como salsas y aceites de las cajas Clap. Sin grasas no hay absorción de nutrientes”, resaltó.

Agregó que existe una brecha de 3 kilogramos por caja en favor de las poblaciones con mayor acceso a los alimentos y en detrimento de las poblaciones periféricas con mayor vulnerabilidad alimentaria y nutricional.

El director de Ciudadanía en Acción aseguró que los combos complementarios que incluyen pollo, huevos y carne, con un máximo de tres kilos por combo; y cinco tipos de hortalizas, llegaron a 1,8 millones de familias, lo que representa 29,34 % de la población. Sin embargo, los Clap y combos complementarios representaron solo 9,3% de la disposición alimentaria en 2019.

El seguimiento reveló que en 2019 el mes con más distribución de cajas Clap fue febrero, mes marcado por la exigencia de la entrada de ayuda humanitaria, con 11 millones de cajas. Mientras, el promedio mensual del año cerró en 4,6 millones de cajas.

“Cada vez que en Venezuela hay un incremento de la conflictividad política, hay un aumento del suministro de alimentos”, dijo Arciniega, al tiempo que aseguró que los alimentos se han convertido en instrumentos de “orden público y de control social” utilizados por el Estado en fechas cruciales.

Igualmente destacó que existen alimentos importados para las cajas Clap que no tienen el reetiquetado requerido por las normas sanitarias venezolanas para garantizar la inocuidad de los alimentos.

Descenso de los Clap en 2019 (1)

Cambio de dieta

El informe de Ciudadanía en Acción registró una disminución de la presencia de proteínas de origen animal y un aumento de la presencia de cereales, que tuvieron el 53,9% de la disposición alimentaria en 2019, y un incremento de los raíces, tubérculos y feculentos en las mesas venezolanas.

“La dieta venezolana cambió y se reconcentró en alimentos de alto rendimiento calórico y en alimentos con menores aportes de diversidad y micronutrientes”, expresó el director de la ONG, Edison Arciniega.

Destacó que el cambio de dieta ha expuesto a la población a enfermedades y subrayó que hasta junio de 2019 hubo 620 muertes por intoxicaciones alimentarias, especialmente por la ingesta de alimentos no aptos para el consumo y de harinas y bebidas artesanales.

“Estamos en un país donde faltaron dos de cada tres kilos de alimentos en 2019, eso explica e implica la situación humanitaria compleja que ha vivido el país. La buena noticia es que el año no cierra peor que 2018, pero la mala noticia es que la tendencia no va hacia una regeneración que nos permita cubrir la brecha alimentaria”, dijo.