Rosales cumple sus 100 días de gestión entre apagones

POLÍTICA · 22 MARZO, 2022 11:21

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Manuel Rosales cumplió 100 días de gestión este 20 de marzo. El ascenso del opositor al poder coincide con un incremento de apagones que castiga a los zulianos, pero paradójicamente no empaña su gestión. Habitantes de la entidad atribuyen los cortes eléctricos a una retaliación política del chavismo.

El fundador de Un Nuevo Tiempo (UNT) desplazó de la gobernación al abanderado del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Omar Prieto, en las pasadas elecciones regionales y municipales. Desde entonces, encabeza un gobierno regional que ciudadanos, consultados por Efecto Cocuyo, califican como “regular” o “bueno”.

La normalización del servicio eléctrico es un clamor en la ciudad de Maracaibo, pero también en municipios periféricos como San Francisco o Machiques de Perijá donde aseguran ha empeorado desde diciembre de 2021.

Del presupuesto regional, el equipo de gobierno de Rosales solo informó que será reconducido. Esto quiere decir que los recursos estarían por el orden de los 15 billones de bolívares que fue el monto que recibió Prieto para el ejercicio fiscal de 2021.

Machiques sin luz

“Los apagones se han intensificado, ahora se va la luz tres o cuatro veces por semana, se va por cuatro horas o más. Pienso que es una represalia porque el gobernador es opositor, se están afincando con el Zulia, nos la tienen aplicada”, expresa Ana Suárez* desde Machiques, capital del municipio fronterizo Machiques de Perijá.

Suarez opina que la dotación de los hospitales debe ser el eje central de la administración de Rosales; en este sentido, aplaude la recuperación del Hospital Nuestra Señora del Carmen, ubicado en la localidad donde vive, que asegura estaba abandonado.

La inseguridad es otro problema relevante para esta zuliana que se gana la vida siendo “cambista”, por cada transacción que hace de bolívares a pesos colombianos (Machiques de Perijá es tierra vecina de Colombia) o dólares obtiene un porcentaje que le permite sostener a su familia.

La nacionalización del sistema eléctrico venezolano a través de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) descarga de responsabilidad a Rosales, pues el gobierno nacional es el que tiene el control del suministro en todo el país. Por esta razón los ciudadanos también excusan al nuevo gobernador.

Los frecuentes apagones han llevado a las autoridades regionales, como el alcalde de Maracaibo Rafael Ramírez, a plantear la privatización del servicio.

Rosales ha dicho, como parte de sus promesas políticas, que impulsará una empresa regional de electricidad con capital mixto, privado y público.

Apagones en la capital

En 1888, Maracaibo fue la primera ciudad venezolana en tener un suministro eléctrico regular y continuado, siendo la segunda ciudad suramericana en contar con el sistema, según el director del Centro de Estudios Históricos de la Universidad del Zulia (Luz), Ángel Lombardi.

Hoy la ciudad colapsa entre apagones. “En Maracaibo se va la luz prácticamente dos o tres veces al día. Esto es más frecuente desde que la oposición ganó, antes eran dos o tres cortes por semana. Es una estrategia política para manipular a la población en contra de la oposición zuliana”, afirma Levit Aguilar, estudiante de artes y director de la Asociación Zuliana para las Artes Escénicas (Azularte).

El joven se transporta en bicicleta como consecuencia de la escasez de combustible que sigue afectando al estado petrolero: “Una pimpina de gasolina cuesta 10 dólares”, comenta.

Advierte que además de los servicios básicos como luz y agua, hay carencias importantes en materia de seguridad, salud, educación, vialidad y cultura.

“Aquí te matan para quitarte una bicicleta. Hay mucha inseguridad”, cuestiona.

Sobre los programas sociales que promociona Rosales como los Mercados Populares y las Clínicas Móviles, en el marco del “P95.0” (plan de emergencia para los primeros 95 días de gestión), Aguilar considera que son iniciativas positivas, pero insuficientes: “En la antigua gestión de Rosales los programas sociales eran continuos, las parroquias tenían jornadas permanentes. Pero está empezando, esperemos que mejore”.

Aguilar destaca el don de gente de Rosales al que atribuye su victoria en los comicios de 2021: «El pueblo le tiene confianza porque sabe cómo es su trabajo y el manejo de los recursos y cómo es dado a la gente. No anda escoltado como los chavistas. Es un hombre de calle que ha levantado escuelas, bibliotecas, ha hecho mucha infraestructura». 

Carlos Terán también vive en Maracaibo. El diseñador gráfico señala que el racionamiento eléctrico se intensificó desde que la oposición recuperó la gobernación.

“Antes se iba la luz aproximadamente 10 veces al mes, ahora es todos los días y lo aplican en dos tandas de cuatro horas cada una. El problema de la luz se intensificó un 1000 %, es catastrófico”, denuncia.

Para Terán, Rosales es un gobernador “regular”: “Yo siempre he tenido en la mente que la primera gestión de Rosales fue bastante buena y ahora la veo regular tirando a mala”.

El maracucho ve positivo los mercados populares y las jornadas de salud, pero afirma que, en el Sector Primero de Mayo, donde vive, no se han beneficiado hasta ahora. Agrega que el servicio de recolección de basura volvió a prestarse con regularidad.

“En cuanto a la electricidad estamos peor que el año pasado, no sé si es por echarle la mala gana a Rosales. Pero los cortes habían disminuido y ahora están peor”, afirma Carolina Martínez*, orfebre y habitante de Maracaibo.

También destaca la recolección de basura como algo positivo: “El alcalde junto al gobernador han hecho una buena dupla, en los últimos días se ha normalizado la recolección de basura, se ve que han mantenido la ciudad más limpia”.

Martínez asegura que el alcalde anterior, Willy Casanova (del Psuv), recuperó muchas de las rutas de transporte que había perdido el estado a causa de la falta de gasolina. Sin embargo, estas rutas, que van del centro a la zona oeste de Maracaibo, no han sido activadas aún por la nueva administración.

Francisca Márquez, habitantes de la Pomona (Maracaibo) defiende la gestión de Rosales: “Desde que ganó comenzó a hacer cosas, eso es importante, no esperar a que haya elecciones para hacer lo que se tiene que hacer. Lo está haciendo bien”.

Márquez considera que el incremento de los apagones se debe a falta de mantenimiento más que a un sabotaje.  “El agua y la luz es lo primordial, en algunas partes no llega casi el gas”, expresa.

Sin competencias

Rosales empezó a gobernar con el pie izquierdo, a pesar de tener la mayoría de las alcaldías a su favor (15 de 21 municipios), porque el gobierno nacional le quitó competencias importantes como la administración de los aeropuertos y del puente sobre el Lago de Maracaibo y los peajes.

La Gaceta Oficial 42.261 del 23 de noviembre de 2021 ordena la transferencia de estos recursos a institutos públicos.

La nueva administración también encontró que el sistema de contabilidad de la Gobernación había sido deshabilitado impidiendo el acceso a la información administrativa y financiera.

«El sistema de Recursos Humanos también fue deshabilitado lo cual impide el acceso a la documentación y/o registros que validen y soporten los trámites y pagos realizados a 55 mil trabajadores entre contratados, empleados, obreros y jubilados», alertó el equipo de Rosales en un informe que fue consignado en la Contraloría General de la entidad y el Consejo Legislativo del Estado Zulia.

A pesar de esto, el veterano político ha procurado tener una buena relación con Miraflores para evitar la asfixia económica que han experimentado otros gobernadores opositores.

Las reuniones que sostiene con el presidente Nicolás Maduro son vistas con recelo por algunos zulianos. María José Iriarte vive en el municipio San Francisco y asegura que el opositor es criticado cada vez que asiste a estos encuentros.

“Muchos lo siguen señalando de tener vínculos con el gobierno, dicen que negoció para salir de prisión, pero votamos por él porque cualquier cosa es preferible a Omar Prieto que no hizo nada por el Zulia”, dice.

La estudiante de comunicación social destaca los mercados populares y los operativos de vacunación contra el COVID-19: “Inicialmente, con el gobernador Omar Prieto, solo había un único punto de vacunación y eso provocaba aglomeración de personas, la gente hacía hasta cuatro horas de cola. Ahora han aumentado los puntos”.

“Entre las cosas positivas que he visto está la rehabilitación de los semáforos, prácticamente todos estaban malos en Maracaibo, el reasfaltado de varias calles principales y la entrega de tanques y pipas en algunos barrios”, agrega.

Hasta el momento, la única entidad que ha ofrecido un balance de los primeros 100 días de gestión es la alcaldía de Maracaibo. El alcalde Rafael Ramírez destacó que recuperaron el servicio de recolección de basura: «Hoy 9 de cada 10 marabinos reconoce que hemos logrado atender la crisis de recolección de desechos sólidos y confía en el cronograma casa a casa, para ello se han recuperado 20 camiones de ruta, 10 volteos y 20 compactadoras operativas de flota propia”.

Según las cifras oficiales, la recolección casa a casa se lleva a cabo en 85% de las 18 parroquias que conforman Maracaibo y se ha logrado la recolección de 20 mil toneladas de desechos en un mes.

También destacó el Plan de Semaforización «para recuperar el orden vehicular».

Foto: UNT.

*Nombres en resguardo a solicitud de los entrevistados