Partidos del G4 prometen una “renovación verdadera”, así avanzan los procesos internos

POLÍTICA · 19 JUNIO, 2022 10:30

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde crear nuevas instancias en la dirección política nacional hasta diseñar un reglamento electoral que hace obligatoria una cuota de poder para “nuevos liderazgos” son algunos de los mecanismos que los partidos del G4 están aplicando para garantizar una “renovación verdadera”.

Las organizaciones políticas opositoras prometen que los cambios no serán cosméticos y van más allá de la elección de autoridades.  De esto depende su reconexión con los venezolanos.

El balance hasta el momento es el siguiente: Voluntad Popular (VP) ya tiene nuevas autoridades municipales; Un Nuevo Tiempo (UNT) afina su reglamento electoral y Primero Justicia (PJ) cerró la recepción de postulaciones este 16 de junio. Acción Democrática (AD) es el único partido de los cuatro que no tiene planteada la convocatoria de elecciones internas.

Fórmulas “inclusivas”

El reglamento electoral de UNT, que sigue en revisión, establece la obligatoriedad de la paridad de género para las fórmulas que se postulen a nivel municipal, regional y nacional. También exige que un 30% sea para nuevos liderazgos.

“Lo que no va a pasar es que hoy la dirección ejecutiva municipal de Los Salias (Miranda), por ejemplo, repita. Un 30% tiene que ser ocupado por nuevas personas para que haya movimiento, renovación y una verdadera revisión interna de los desempeños. Además, tiene que asegurarse un 30% para dirigentes menores de 35 años”, explica el secretario de organización nacional de UNT, Ángelo Palmeri.

La elección se hará mediante asambleas y por votación directa. “Donde hay consenso entorno a la fórmula postulada se hará una asamblea de validación, donde no haya se hará una votación”, aclara.

Sobre la presidencia de Manuel Rosales, y su probable repetición en el cargo, responde: “El reglamento es para todo el mundo. Pero eso todavía no se ha discutido”.

Un elemento a destacar es que Rosales acaba de ganar la gobernación del Zulia, esta cuota de poder posiblemente pesará en su ratificación como máxima autoridad.

En las elecciones internas solo pueden participar quienes hacen vida en el partido, pero se está evaluando la propuesta de generar un cuaderno complementario para que cualquier ciudadano que desee votar pueda hacerlo.

“Se está planteando la posibilidad de que pueda participar hasta el 0,10% del Registro Electoral de una circunscripción para invitar a las personas, en el mismo acto de votación, a incorporarse al partido. Nuestra intención también es crecer”, señala Palmeri.

Actualización de la base

La primera fase de la revisión interna de UNT inició con un recenso de militantes, simpatizantes y voluntarios inscritos. “El que se va a postular tiene que saber quiénes son sus electores”, apunta Palmeri

Luego se constituyó la comisión electoral que está integrada por Gisel Román (coordinadora de la comisión y responsable de la estructura del partido), José Hernández (subsecretario nacional de organización), German Jiménez (subsecretario nacional electoral) y Aurimare Rodríguez (representante de los estados).

Esta comisión fue elegida por la dirección ejecutiva del partido, que encabeza Rosales, pero Palmeri asegura que tiene una labor autónoma y técnica. “El contenido de la decisión que podría afectar la parcialidad o imparcialidad está inmersa en el reglamento que no deja espacio para esto, se garantiza un proceso transparente”, argumenta.

En cuanto al liderazgo político joven y emergente, Palmeri destaca el Congreso ideológico y programático que convocó paralelamente UNT: “Parte de los objetivos de este congreso precisamente es acercar a los jóvenes, profesionales, talentos que todavía quedan en Venezuela a que se involucre en estos temas y usen la plataforma del partido como agentes de cambio. La idea es incentivar y motivar”.

La base del partido (entre militantes, voluntarios y simpatizantes) supera las 150 mil personas.

Nueva estructura

Primero Justicia estrena nuevos estatutos que cambian el “esquema del partido”, según el secretario de organización nacional, Edinson Ferrer.

“Un paso previo fueron las medidas de reorganización. Hicimos toda una reingeniería, ahora se le da entrada al comité político nacional a secretarías operativas”, subraya.

Esto significa que en la instancia de toma de decisiones van a estar presentes secretarios encargados de distintas áreas como la de acción comunitaria, la gremial, la ambiental, y van a tener voz y voto.

Cada estado además podrá designar coordinadores políticos para las problemáticas específicas que tengan.

También se creó una “vicepresidencia de nuevas generaciones”, para los dirigentes jóvenes que pasan la edad universitaria, indica Ferrer.

“Se crea un programa de promoción y formación de la mujer venezolana que lo que busca es transversalizar el accionar de la mujer en el partido en todas las instancias”, comenta el dirigente.

Estructuras juveniles

Una característica particular de PJ es que la juventud del partido hace sus elecciones aparte. Primero se elegirán nuevas autoridades municipales, regionales y nacionales, el próximo 9 de julio, y luego la juventud hará sus propios comicios.

“La juventud tiene una autonomía importante, tiene su propio reglamento y su elección es aparte. Hay una cláusula en los estatutos que establece que los coordinadores juveniles que sean electos serán automáticamente incluidos en las juntas directivas. Por ejemplo, el dirigente que gane la coordinación juvenil de Zulia tiene asegurado su puesto en la junta directiva estadal”, señala.

La tolda aurinegra no impone ninguna condición para las postulaciones a diferencia de UNT: “Estamos haciendo un proceso electoral con todas las de la ley, no podemos decirle a ningún militante que no puede postularse, no podemos restringir la participación”.

La elección interna tampoco tendrá asistencia técnica del Consejo Nacional Electoral (CNE). “El comité electoral fue confirmado por militantes de reconocida trayectoria interna y sin aspiraciones a cargos internos o de elección popular”, dice Ferrer.

Este comité está integrado por: Carlos Prince, José Joaquín Rodríguez, Luisa Ordoñez, Sonia Rodríguez, Rafael Tuas y Edén Aguilera.

De acuerdo con el cronograma publicado, el partido ha cumplido las siguientes tareas: la instalación del comité electoral nacional, la convocatoria de las elecciones, la instalación de los comités electorales regionales, la publicación del Registro Electoral preliminar, su impugnación y posterior publicación del definitivo, la presentación de las postulaciones.

El secretario de organización estima que la base del partido es superior a las 300 mil personas.

¿Y la tarjeta?

El Tribunal Supremo de Justicia puso la tarjeta de PJ en manos de José Brito, quien es señalado de ser un “falso opositor”.

Posteriormente, cuando uno de los fundadores del partido, Henrique Capriles, inició un proceso de negociación para intentar reinstitucionalizar el CNE, el TSJ le quitó la tarjeta a Brito, pero no la devolvió.

Ferrer indica que la tarjeta “sigue en el purgatorio, secuestrada por los tribunales”.

VP elige autoridades

En Voluntad Popular ya han elegido a casi la totalidad de sus estructuras municipales, mediante asambleas, confirma el coordinador de la Comisión Técnica del Proceso de Relegitimación, Javier Martucci.

De los 379 equipos políticos municipales, han consolidado 371. Cada equipo está conformado por alrededor de 17 personas.

“Se hizo una revisión completa de quienes son todos los activistas dentro y fuera del país para construir un gran consolidado y estamos llevando a cabo un proceso a través de la figura de asambleas de activistas que se van a hacer en los diferentes niveles: municipal, regional y nacional”, expone.

Asamblea realizada en el municipio Guaicaipuro, estado Miranda.

Según Martucci, el partido tiene una plataforma que permite a cada activista postular, luego en la asamblea se participa con derechos de palabra para refrendar la fórmula propuesta. Si hay más de una opción se vota de forma “directa y secreta”.

El dirigente asevera que disponen de herramientas para que los dirigentes y militantes que están en el exterior puedan votar y participar virtualmente en las asambleas.

“Este no solo es un proceso electoral sino de revisión, actualización y relegitimación del partido que empieza con la consolidación de nuestros activistas, cómo están y dónde, qué están haciendo. Queremos discutir no solo los nombres de los postulados sino la ruta política. Es un proceso de reformulación completa”, argumenta.

Asamblea realizada en el municipio Barinas, estado Barinas.

Según los exdirigentes de VP, David Sosa y Javier González, al menos 140 militantes renunciaron al partido a inicios de año. Señalaron que hay un “régimen sistemático de faltas y malas prácticas” que fue denunciada, pero los líderes de la organización “miraron hacia otro lado mientras se cometen estas injusticias”.

Al ser consultado sobre las renuncias masivas, Martucci responde: “No lo llamaría masivo. Hubo manipulación de personas desvinculadas al partido, que estaban apartadas incluso desde hace cuatro años. Quienes se apartaron desaprovecharon esta oportunidad para elegir a sus representantes y aspirar legítimamente”.

Ala judicializada

El pasado 19 de mayo, Daniel Ceballos acudió a la Comisión de Participación Política y Financiamiento (Copafi) del CNE para solicitar asistencia técnica para la convocatoria de elecciones internas.

El expreso político se pasó al ala del partido que controla una directiva ad hoc por orden del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Ante estas elecciones paralelas, Martucci reacciona: “VP es su gente, un partido son las personas que lo conforman, ellos podrán montar cualquier cosa que quieran, pero ese es un partido que nace de una decisión del TSJ, este nace de la decisión de cada uno de sus activistas”.

Agrega que la tarjeta de VP “está secuestrada” y que los mecanismos que va a utilizar la oposición para participar (postular candidatos presidenciales, por ejemplo) en próximos procesos electorales es una decisión que debe tomar la Plataforma Unitaria.

AD no tiene internas

El dirigente nacional de AD, Piero Maroun, indica que en el partido que dirige Henry Ramos Allup “no están planteadas las elecciones internas”.

“La renovación de liderazgos se está dando automáticamente en AD, casi todas las responsabilidades importantes de la vida política nacional e internacional las tienen nuevos liderazgos, hay mucha juventud”, asevera.

El partido concentra sus esfuerzos en recorrer el país para aceitar su maquinaria y promover las primarias opositoras a través de las cuales se elegirá el candidato presidencial de cara a 2024.

“En AD entendimos que nada está por encima de Venezuela, estamos abocados a lograr el cambio y la libertad, cuando este cambio se produzca, entonces vamos a ir a un proceso de renovación legal porque la renovación ya se está dando automáticamente como te dije”, añade.

Sin embargo, el ala del partido que controla Bernabé Gutiérrez sí hizo elecciones internas el 11 de junio. El secretario ad hoc, impuesto por el TSJ, fue ratificado en este proceso. Sus partidarios aseguran que hubo una gran participación de las bases, pero sus detractores insisten en que Ramos es quien concentra el apoyo mayoritario de todas las estructuras.

Elecciones “chimbas”

Ramos Allup se refirió recientemente al ala de Gutiérrez a quienes tilda de “atracadores, usurpadores, alacranes y bandidos”.

El secretario de AD advirtió que cualquier decisión que tome la directiva ad hoc “es ineficaz y nula” porque son autoridades “usurpadoras”.

Aseguró que la convocatoria que hicieron de un Comité Directivo Nacional (CDN) se hizo con falsos militantes, personas que supuestamente provienen del partido de gobierno. Esta convocatoria se realizó para convocar las elecciones internas del 11 de junio.

“Si tienen un registro de militantes chimbos y un CDN chimbo tendrán una elección chimba”, declaró el adeco.