Oposición busca destrancar el juego pese a designación del CNE en Parlamento del 6Dic, según analistas - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 2 MAYO, 2021 10:44

Oposición busca destrancar el juego pese a designación del CNE en Parlamento del 6Dic, según analistas

Texto por Deisy Martínez

Ver más de

Deisy Martínez

¿Cómo valoras esta información?

45
QUÉ CHÉVERE
9
QUÉ INDIGNANTE
8
QUÉ CHIMBO

Está prevista la designación de los cinco rectores principales y diez suplentes del Consejo Nacional Electoral (CNE) en la Asamblea Nacional (AN) del 6 de diciembre, el lunes 3 de mayo.

 Pese a ello, la oposición que lidera Juan Guaidó, reagrupada en una plataforma unitaria reeditada, plantea una negociación que busca lograr elecciones presidenciales, parlamentarias y regionales libres y justas en Venezuela, esta vez, sin exigir que la salida de Nicolás Maduro del poder, se produzca antes.

 Ante el nuevo avance del chavismo y las pocas señales de rectificación, analistas políticos creen que la oposición se mueve hacia intentos de destrancar el juego con apoyo internacional, para no perder del todo la posibilidad de conquistar garantías electorales. Pero el escenario, más probable, apuntan, son comicios regionales similares a los de 2018 (presidenciales) y 2020 (parlamentarias) sin la participación formal de la coalición opositora y predominio de ventajismo oficial.

 “La oposición busca ir a elecciones con intervención internacional, que la organización de unas elecciones sea, si bien con ese CNE o parte de él, pero con la participación de otra estructura en la que se pueda (la oposición) tener parte del control”, señala el director de la firma encuestadora Delphos, Félix Seijas.

 El objetivo de la movida, apunta Seijas, es que la organización de unos comicios sea equilibrada de alguna forma. Pero advierte que las probabilidades de éxito son pocas, dado que el antichavismo no tiene a lo interno la fuerza suficiente para presionar al poder político en Miraflores, por lo que el empuje, indica, debe venir de la comunidad internacional.

“La solución al conflicto venezolano es un acuerdo que permita elecciones presidenciales libres y justas para generar confianza en Venezuela y atender la emergencia. Que la dictadura entienda que tratar o fabricar alacranes no le ha dado resultado y esta vez no será distinto”, expresó Guaidó el 26 de abril, en respaldo a un comunicado de la plataforma unitaria que propone un ´´ serio proceso de negociación´´ para lograr garantías y comicios transparentes.

 Cambio de estrategia

 Para el presidente de la encuestadora Datincorp, Jesús Seguías, el cambio de postura dirigida por la unidad relanzada, representa el desmantelamiento de una estrategia fallida que se intentó hasta diciembre de 2020. Advierte que por ese fracaso, la aceptación entre sus seguidores no es “automática” y por ello persiste la situación de debilidad frente al Gobierno.

 “Todo indica que finalmente quedó sepultado el mantra, cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres y ahora quieren impulsar solo elecciones a través de una negociación. Pero lo que logren los actores en esa mesa depende de su fortaleza y la capacidad de presión”, coincide.

 Expresa que insistir en otro CNE distinto al designado por la AN del 6Dic en estos momentos no rendirá frutos. Asegura que el chavismo no cederá en ello, por lo que la oposición tiene como reto adaptarse a las actuales circunstancias y diseñar estrategias a partir de esa realidad.

 Pérdida de confianza

 Los números evidencian la pérdida de fuerza en la lucha opositora. De acuerdo con Seijas, el apoyo explícito a Guaidó ha seguido bajando y está en 25%. En agosto de 2020 se situaba en 40% y venía cayendo desde 50%. Sostiene que la cifra no alude a la figura del líder opositor como tal sino al pesimismo de la gente en cuanto a que pueda lograr el cambio político en el país.

“La confianza en que se pueda lograr una salida a la crisis y se produzca el cambio se ha perdido, la gente cree que el juego está trancado”, dice.

 Seguías no habla de apoyo sino de rechazo a la gestión de Guaidó y lo ubica en 88% a nivel nacional.

“Ya el país no está polarizado entre chavistas y opositores porque el chavismo y la oposición en un solo bloque, ambos no suman ni 50% de la población y más de 50% no está identificada con ninguno de estos dos bloques políticos. Esto es un hecho inédito en los últimos 20 años porque 80% del electorado estaba ubicado en uno y otro bloque y eso cambió radicalmente. En el país hay una decepción muy grande con los políticos”, afirmó.

 En cuanto a los partidos políticos se indica que desde hace mucho tiempo, la confianza en ellos no pasa de 23%, debido a la crisis de liderazgo, al punto que, dice Seguías, los electores prefieren candidatos distintos a las caras conocidas de las organizaciones partidistas.

 Entre 50% y 60% quiere votar

 A las puertas de que se convoque a las elecciones regionales de este año, tras el nombramiento del CNE, las mediciones apuntan a que 60% quiere ir a votar según Seijas. Dicho porcentaje puede bajar a medida que se acerque la votación ante un llamado de la oposición mayoritaria a no participar y la desconfianza del electorado hacia el ente comicial designado por la AN del 6Dic.

 “Si la oposición llama a votar ese 60% puede responder. El otro 40% dependerá de las ofertas electorales, porque son elecciones locales y cada área tiene sus características. Por ejemplo, Baruta, Chacao y el Hatillo no están en peligro para la oposición pero en otras zonas se requiere que la oposición en pleno participe y se active ese 40% para ganar”, explica.

 Datincorp ubica dicha disposición a votar actualmente en 50% y se afirma que subiría al 80% si se elige a un CNE consensuado. Pero el contexto actual, advierte Seguías, es de mucha confusión, alta desconfianza en el CNE, sumadas a una oposición que ´´deshoja la margarita´´.

 Reconexión

 Seguías advierte que la celebración de las elecciones, en diciembre a más tardar, es inminente por lo que en caso de participar, los adversarios del Gobierno deben trazar desde ya una estrategia que incluya celebración de primarias y consensos, que le permita avanzar aun en condiciones adversas.

 En caso de optar por la abstención, señala, la estrategia a seguir en lo adelante también debe ser clara, que es precisamente lo que no ha ocurrido tras los últimos procesos electorales.

El escenario en el que líderes regionales de la oposición inscriban sus candidaturas sin el apoyo de la estructura de sus partidos, también es visto como muy probable, pero pueden resultar afectados por la división y la desconfianza de los electores en el sistema electoral.

 “La oposición debe conectar con la gente, con sus necesidades, para que le crea. Empezar a trabajar en el rescate de la institucionalidad, por condiciones electorales, no para ganar cargos sino para rescatar espacios y generar una nueva presión sobre el Gobierno en un plan a mediano y largo plazo, porque el corto plazo, la estrategia del nocaut, ya no es posible por la misma debilidad interna”, sostiene Seijas.