Ofertas de la campaña electoral: promesas rojas contra búsqueda opositora de espacios

POLÍTICA · 19 NOVIEMBRE, 2021 07:58

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La campaña electoral para los comicios de este 21 de noviembre finalizó y a esta la acompañaron las diversas promesas u ofrecimientos de los candidatos que, como en cada proceso de esta era democrática, la gran mayoría de los votantes esperan se traduzca en realidades.

Las elecciones del próximo 21 de noviembre permitirá escoger en trescientos treinta y cinco municipios a sus representantes, además de veintitrés gobernaciones y el Distrito Capital.

Aunque pocos están seguros de creer que algunos candidatos cumplirán lo que prometen, llaman a salir a los centros electorales y manifestar su opinión, aunque después «mal paguen».

La oferta chavista

Del lado del oficialismo, en casi todos los casos, las promesas a los electores se centran en la mejora de los servicios públicos, especialmente muchos de los candidatos que ya ejercen mandato regional o municipal.

Caso resaltante es el del aspirante a la reelección por el estado Miranda, Héctor Rodríguez, cuyo ofrecimiento más sonado es el de mejorar el servicio de agua, precario en muchas zona de esta entidad, como en Guarenas y Guatire, donde desde hace más de cuatro años existe un severo racionamiento de agua semanal, llamado por los entes del chavismo con el eufemismo de «plan de abastecimiento»; eso cuando la falta del líquido no es debido a la frecuente falla de los motores de la planta distribuidora de Taguaza.

La misma oferta hacen a sus electores los abanderados principales por el estado Vargas (La Guaira) tanto a la gobernación como a la alcaldía, José Terán y José Manuel Suárez, respectivamente, quienes aseguran que resolverán la problemática del agua potable por tuberías que, irónicamente, no pudieron resolver los últimos jefes de gobiernos de esta región, todos elegidos con la tarjeta del Psuv en los últimos más de 20 años.

Paradójicamente, esos servicios que buscan mejorar son responsabilidad directa de organismos del Gobierno central, también en manos del chavismo. 

En Lara, también estado en el que el chavismo ha sido poder en los últimos años, sus candidatos a los principales cargos estadales y municipales ofertan la mejora de los principales servicios que sus gestiones no pudieron resolver en la hasta esta semana su actual gestión.

Otra situación aquí es el uso de recursos públicos para proselitismo, como la hace a todas luces el alcalde y candidato a la reelección Luis Jonás Reyes, de Barquisimeto, quien en las últimas horas antes del cierre de campaña se ha dedicado a asfaltar vías de la capital larense.

En Táchira resalta también la oferta electoral del candidato y nombrado «protector del estado», Freddy Bernal, exalcalde de Caracas, quien según su contendora de la oposición, la actual gobernadora Laidy Gómez no son más que un engaño y una trampa “caza bobos”, “pues a tres años de haber llegado a la región no ha resuelto las necesidades básicas de la población; entre ellas gas, gasolina y gasoil, y ahora viene a pedir la oportunidad para gobernar al Táchira”.

Y fuera de las promesas están las dádivas o regalos. Pues sin mencionar las cajas o bolsas de los Clap, neveras y otros, hay quienes rifan hasta vehículos cero kilómetros, como lo hicieron recientemente los candidatos en Zulia a reelección en la gobernación y alcaldía. 

Y también hay promesas insólitas, como la de José Vicente Rangel Ávalos, aún alcalde del municipio Sucre (Miranda), quien prometió en un video difundido en redes sociales “buscarle macho” a todas aquellas mujeres que acudan al Instituto Municipal de la Mujer “Argelia Laya”, inaugurado por él este último día de campaña.

Del lado opositor

En cuanto a los candidatos de las diversas alianzas opositoras, las promesas básicamente han sido, en el caso de los pocos que aún detentan los cargos en gobernaciones y alcaldías, de mantener esas jurisdicciones lejos de las manos del chavismo.

Casos como las alcaldías mirandinas de Chacao, Baruta, El Hatillo o Los Salias, son los más ejemplarizantes, pues aunque es poco probable que los candidatos del Psuv y sus aliados puedan ganar en estos sitios, las campañas de sus abanderados ha sido en todo momento resaltando lo que han realizado en sus gestiones y lo que se podría perder si del lado «rojo» llegasen a ser beneficiados con la mayoría de los votos.

Sin concordancia en la «Unidad», la oferta opositora también se basa en rescatar los servicios públicos, aunque son pocos los que se han atrevido a formular grandes promesas.

A pesar de las dimensiones de estacontienda electoral, las actividades de la campaña han sido más bien discretas y las expectativas de participación, como los resultados de la oposición, más bien moderados”, dijo a DW una analista de la fundación alemana Konrad Adenauer (KAS), una institución de orientación cristiano-demócrata.

Al parecer, la más grande aspiración opositora es hacer ver estos comicios como un plebiscito en contra de Nicolás Maduro y de establecer nuevos liderazgos de cara a una posible elección presidencial en 2022.

Foto: cortesía Johan Álvarez