Margarita López Maya: Chavismo usará la AN para consolidar su régimen cuasitotalitario

POLÍTICA · 18 ENERO, 2021 07:30

Margarita López Maya: Chavismo usará la AN para consolidar su régimen cuasitotalitario

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo Fotos por VTV

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

9
QUÉ CHÉVERE
4
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

El chavismo tiene dos objetivos estratégicos con la retoma de la Asamblea Nacional: “Maquillar el ejercicio descarnado del poder” y “consolidar su régimen cuasitotalitario”, en opinión de la doctora en Ciencias Sociales Margarita López Maya.

La primera oferta del oficialismo parlamentario, de castigar a los opositores de la Legislatura pasada, es una señal que anticipa la revancha, según la historiadora y analista política: “Una vez que capturaron la Asamblea Nacional necesitan consolidarse porque controlan el poder, pero con mucha turbulencia. Llegan con la revancha abriéndose a decisiones de persecución y castigo”.

A su juicio, la nueva directiva integrada por los diputados Jorge Rodríguez, Iris Varela y Didalco Bolívar, además de Diosdado Cabello como jefe de la bancada psuvista y excluyendo al sector opositor que obtuvo unas cuantos curules, exhibe la cara “más intolerante y represiva” del chavismo gobernante.

“Estamos en uno de los momentos más oscuros del país. Hay una mentalidad de castigo sin ninguna mirada hacia un futuro promisorio para los venezolanos. Muestra a una cúpula unida y dispuesta a aprovechar este respiro que les da la crisis en Estados Unidos y la derrota que han propinado a la oposición para terminar de arrasar la política e instaurar un régimen cuasitotalitario”, advierte.

La profesora apela al concepto de totalitarismo que desarrolló la filósofa Hannah Arendt, autora de una de las obras de teoría política más importantes titulada Los Orígenes del Totalitarismo, para explicar que con el término cuasitotalitario se refiere al máximo control social y de dominación al que aspira el régimen chavista. “El régimen tiene una vocación totalitaria bastante importante, no solo persigue sino que busca cambiarte la mente, entrar en tu casa y controlarlo todo como decía Arendt”, señala.

Agrega que la arremetida contra medios de comunicación y organizaciones humanitarias y de la sociedad civil es un paso más en esa pretensión totalitaria.

Negociación

Al mismo tiempo que los parlamentarios oficialistas amenazan con cárcel a sus adversarios, a quienes acusan de  estar detrás de planes de magnicidio y de invasión, prometen tener disposición a dialogar en una Comisión de Diálogo Nacional.

“Jorge Rodríguez ha sido el jefe de la representación oficial en todos los diálogos que han ensayado con la oposición y que no han llegado a ninguna parte, porque no tienen disposición real para sacar al país de la crisis humanitaria compleja tan atroz que tenemos”, expone.

La analista considera que ninguno de los actores chavistas en la Asamblea Nacional va a cambiar la política, porque se sienten fortalecidos en este momento. “Buscan consolidarse en el poder y el diálogo forma parte de la posverdad en la que se mueven. Al capturar la Asamblea Nacional buscan maquillar el ejercicio descarnado del poder con la finalidad de enviar un mensaje, ya no a la comunidad internacional, sino a sus bases y al sector militar al que le interesa que se guarden las formas”, argumenta.

López Maya subraya que la hegemonía comunicacional sirve al chavismo para “imponer narrativas falsas que buscan aniquilar el pensamiento crítico y la capacidad de discernir cuál es la verdad”. Para ello utilizan figuras públicas que simulan entrevistas que favorecen el discurso oficial.

Oposición frágil

La doctora en Ciencias Sociales es tajante en afirmar que es poco probable que el Gobierno interino de Juan Guaidó sobreviva demasiado tiempo en Venezuela. “Tienen que cambiar hacia una estrategia de resistencia y construcción de redes y nuevos liderazgos con otro tipo de propuestas para resistir y alcanzar una transición. Pero ya en el mediano plazo”, expresa.

Aunque ve como “legítima y necesaria” la creación de una instancia que articule la cooperación de los aliados de la democracia en el exterior, califica como un error dejar que factores externos marquen la ruta política dentro del país.

“Están muy centralizados en sus decisiones, una cúpula es la que decide prácticamente sin consultar a nadie, todo eso necesita una buena sacudida, hay que fortalecer un liderazgo con estrategias más sectoriales y puntuales”, sostiene.

Sobre el Consejo Político que promete devolver la pluralidad en el Gobierno interino, prefiere esperar para evaluar si se trata de una apuesta honesta de reformulación de las estrategias aunque se muestra escéptica.