Maduro da plazo de 72 horas a sus ministros para solucionar crisis del diésel

POLÍTICA · 21 ABRIL, 2021 19:34

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

277
QUÉ CHÉVERE
86
QUÉ INDIGNANTE
197
QUÉ CHIMBO

Nicolás Maduro ordenó a sus ministros de Petróleo, Tareck El Aissami, y de Agricultura, Wilmar Castro Soteldo, ofrecer soluciones para la crisis de gasoil que padece Venezuela y que influye en la distribución de productos agrícolas.

“Debe resolverse el problema. En 72 horas quiero ver el mapa de abastecimiento para los productores y su regularización. ¡No hay excusas!”, expresó el gobernante durante una transmisión por VTV.

Maduro propuso además un plan de emergencia de 60 días para el abastecimiento de combustible, con la finalidad de regularizar la distribución de diésel para los productores en el país.

“Les propongo un plan de 60 días de abastecimiento de diésel en el sector agroalimentario, hay que atender de manera especial y seguir avanzando hacia una agroeconomía poderosa”, manifestó .

Productores agropecuarios: Estamos al borde del colapso

Insistió en que la falta de gasoil en el país se debe a las sanciones impuestas por Estados Unidos y otras naciones sobre funcionarios y empresas de su gobierno.

“A Venezuela se le ha prohibido importar cualquier producto vinculado a la industria petrolera, con amenazas mediante sanciones a cualquier empresa del mundo”, dijo.

Asimismo, denunció que “hay grupos terroristas solamente dedicados a sabotear los centros de refinería del país”, que pone cuesta arriba la recuperación del sector.

Aseguró que las refinerías en el país “ya están en un buen nivel de recuperación, alto nivel de recuperación; por eso creo que ha llegado el momento de regularizar el tema del diésel. No hay excusa para no regularizarlo”, enfatizó.

Maduro expresó esas palabras durante una jornada de lo que su despacho denomina Miércoles Productivo, en el que también habló sobre que en el país se desarrollan actualmente 18 programas de seguridad alimentaria. 

El gobernante reconoció la importancia de los convenios suscritos entre su Gobierno y el Programa Mundial de Alimentos, suscrito esta semana y que aseguró es “un logro de la revolución”.