Maduro consolidó un “Estado de facto” en Venezuela durante 2019: Acceso a la Justicia

POLÍTICA · 2 JUNIO, 2020 18:46

Maduro consolidó un “Estado de facto” en Venezuela durante 2019: Acceso a la Justicia

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Nicolás Maduro terminó de instalar un “Estado de facto” en 2019, con su juramentación ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) como presidente de la República, luego de asegurar su victoria en unas elecciones “ajenas a la legalidad y a la democracia”, señala Acceso a la Justicia en su más reciente informe.

La ONG, dedicada a monitorear la administración de justicia y el Estado de derecho en Venezuela, advierte que “el quiebre institucional ha dado lugar a la instauración progresiva de un estado de hecho con un importante control en todos los ámbitos de la vida de los ciudadanos y la consecuente eliminación de sus derechos”.

En 2019, el chavismo gobernante también intensificó los ataques contra el Parlamento y la autonomía universitaria “a fin de asegurar su hegemonía institucional y social de manera definitiva sobre la base de un modelo estatal de amplia intervención con la supremacía absoluta del Ejecutivo nacional sobre todos los demás poderes”.

Para Acceso a la Justicia, en el país hay una “desinstitucionalización progresiva” del Estado y el Ejecutivo es el único que en realidad ejerce el poder, lo concentra, y se lo otorga al TSJ cuando es necesario para sus propios fines.

A falta de instituciones en el país se une una inseguridad jurídica crítica porque el presidente es quien legisla a través de decretos leyes sin el aval del Parlamento sobre la base de una emergencia económica que él mismo dictó y que ha prorrogado al menos 23 veces cuando la Constitución establece que no debe durar más de 60 días ni prorrogarse más de una vez, expone la ONG.

Persecución del TSJ

Acceso a la Justicia registró un aumento del número de diputados enjuiciados por el TSJ. De cinco subió a 29 parlamentarios; 24 de ellos fueron objetivos de las acciones de los magistrados en 2019.

De esos 24, a veintidós les fue allanada la inmunidad parlamentaria por la Asamblea Nacional Constituyente.

Los eventos del  30 de abril, en los que un grupo de militares se rebeló contra Maduro y fueron apoyados y acompañados por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, aceleraron las persecuciones.

Autonomía universitaria

A mediados de 2019, la vulneración de la autonomía y libertad académica, así como la intromisión en la designación de autoridades universitarias fueron denunciadas por Acceso a la Justicia.

La ONG hace mención a la sentencia N° 324 del 27 de agosto del TSJ que busca imponer las autoridades universitarias a través del Consejo Nacional de Universidades (CNU), prácticamente controlado por el Ejecutivo nacional.

Frente a esto la UCV designó a los profesores Miguel Eduardo Albujas y Manuel Leopoldo Rachadell como representantes del órgano legislativo ante el CNU, pero el TSJ anuló los nombramientos, prohibió la salida del país a ambos profesores y congeló sus bienes.

Con estas sentencias, el TSJ demuestra su ausencia absoluta de independencia y su rol de servir al poder y no al ciudadano. Estas decisiones llevarán a la aniquilación definitiva de otro de los pocos espacios de pensamiento libre que queda en el país, además de la Asamblea Nacional,  alerta Acceso a la Justicia.

Gestión del sistema de justicia

A través de algunos datos declarados por el magistrado Maikel Moreno, la ONG confirmó que el máximo tribunal bajó su capacidad de gestión.

En 2019, el TSJ resolvió 2.893 casos, cifra que revela una caída de casi un tercio, si se compara con los 4.400 asuntos del año
2018.

La no publicación de las sentencias dictadas, como las que ordenan allanar la inmunidad de los parlamentarios, revela la parcialidad de este Poder Público, según la ONG. “Esta una modalidad de sentenciar sin la correspondiente publicación del texto del fallo es un elemento que contribuye a caracterizar el sistema de justicia que se ha implantado en Venezuela, grave manifestación del sometimiento del Poder Judicial a la voluntad gubernamental, cuyo rol hubiera sido clave para evitar la tendencia hegemónica del Ejecutivo”.

Foto: Telesurtv.net