Los daños al Palacio Legislativo que dejó el “constituyentazo” - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 10 AGOSTO, 2017 14:43

Los daños al Palacio Legislativo que dejó el “constituyentazo”

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Con sus 147 años, el Capitolio Federal se ha convertido en el blanco de una puja entre la Asamblea Nacional y la recién electa Asamblea Nacional Constituyente (ANC) por el dominio de sus instalaciones.

Bajo el velo de la noche, funcionarios del alto gobierno y de la Guardia Nacional han tomado espacios del antiguo Palacio sin autorización de los representantes del Poder Legislativo, alegando que estos están en desacato y que la ANC tiene poderes plenipotenciarios.

La primera acción que registraron las cámaras de seguridad fue la noche del 3 de agosto. En el video aparecen personas con linternas en las manos intentando acceder al Salón Elíptico.

Horas después, los constituyentes consumaron la toma de este salón histórico, en donde se preservan, entre otras cosas, el Acta de la Independencia, y se juramentaron.

Dos sesiones bastaron para que los cuadros y el suelo del recinto sufrieran daños. Viandas con restos de comida, potes plásticos de agua, empaques de galletas y servilletas usadas, se encontraban regadas sobre las obras de arte del Elíptico, así quedó registrado en fotos que el personal del Palacio tomó puertas adentro.

La base del lienzo del pintor Martín Tovar y Tovar que plasma la firma del Acta de la Independencia del 5 de julio de 1811 fue usada como papelera, denunció Roberto Campos, miembro del equipo de la subsecretaria de la AN.

El segundo acto registrado por las cámaras de seguridad fue el ingreso al Salón Protocolar la noche del 7 de agosto. Los funcionarios militares forzaron la puerta del hemiciclo. En la cerradura quedó un agujero probablemente causado por un taladro y la misma marca quedó en la puerta de la cocina.

En ese lugar se desarrolló la tercera sesión de la ANC, en la que se decretó la subordinación de todos los Poderes Públicos a la Constituyente. Luego del acto, los efectivos castrenses bloquearon el acceso a esta ala del Palacio, al colocar una estructura de madera que hace las veces de una pared.

Los diputados denunciaron el cambio de la cerradura para impedir su ingreso y el robo de micrófonos y sistemas de radiofrecuencia.

Los baños también quedaron en mal estado. Este 9 de agosto no había agua en los cubículos y el mal olor solo era contenido por las puertas.

Mientras se contabilizan los daños a la infraestructura, los constituyentes siguen manteniendo -a la fuerza- el control del Hemiciclo Protocolar y advierten la posible toma de la otra cámara.