Las peticiones que no llegarán a la Presidencia este #10Ene - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 10 ENERO, 2019 22:30

Las peticiones que no llegarán a la Presidencia este #10Ene

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

De nada valieron las siete horas de espera, menos las inclemencias de un sol de mediodía, tampoco el hambre que golpeaba los estómagos vacíos y la sed que secaba las gargantas. Los seguidores del gobernante Nicolás Maduro regresaron a sus casas sin poderle entregar sus peticiones este 10 de enero.

A las afueras del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en el acto de toma de posesión, muchos chavistas quedaron frustrados cuando Maduro faltó a la promesa de salir a saludar y recibir a las “bases del poder popular” y se marchó del máximo tribunal en su camioneta blindada apenas sacando la mano para saludar unos segundos.

Entre esa masa de gente estaba un grupo de milicianos del estado Cojedes que confiaba en poder solicitarle a Maduro insumos y medicinas para el Hospital Joaquina de Rotondaro y la reparación y ampliación de la Escuela Básica Concentrada Número 206 Ner-50, en Tinaquillo.

Asmira Camacho, también integrante de la milicia en Cojedes, aspiraba a solicitar un crédito para comprar un taxi porque su ingreso como pensionada es insuficiente y no recibe pago por sus labores como parte la reserva de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb). Denunció que no recibe la bolsa de alimentos subsidiado desde hace más de seis meses.

José Luis Martín solicitó una operación de la vista en las inmediaciones del Poder Judicial.

Emily Rivas, militante de la juventud del Psuv, exigió que se atienda la hiperinflación. “El cono monetario está muy deteriorado”, expresó.

Arturo Godoy, de la Milicia de Caracas, pidió al gobernante aplicar “mano dura” contra la corrupción.

Mientras Griselda Oliveros, militante del Psuv, manifestó que el reto del Gobierno es activar la producción nacional “en manos del sector privado”.

La simpatizante acusó al exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Christina Zerpa, de ser una “quinta columna” y un “infiltrado”.

Zerpa señaló a la primera dama, Cilia Flores, de dictarle órdenes para que ejecutara desde el Poder Judicial.

Lea también:

Crónica: El día que Maduro apenas sacó una mano para saludar

Foto: Iván Ernesto Reyes