Julio Borges pide a canciller de Perú proteger a migrantes venezolanos

POLÍTICA · 28 ENERO, 2021 15:59

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

El gobierno de Perú militarizó su frontera con Ecuador para evitar el paso de migrantes indocumentados, en su mayoría los venezolanos. La medida preocupa al comisionado para las Relaciones Exteriores del Gobierno interino, Julio Borges, quien considera que lejos de contener a la diáspora fortalecerá a los grupos que se dedican a la explotación humana y al crimen trasnacional.

El funcionario designado por Juan Guaidó, quien es reconocido como presidente interino de Venezuela por una parte de la comunidad internacional, envió una comunicación a la canciller del Perú, Elizabeth Astete, con el fin de pedir protección para los migrantes venezolanos.

“Nos preocupa que medidas como la implementada no vayan a detener la migración, sino que fortalezcan a grupos que se dedican a la explotación humana y al crimen trasnacional, poniendo en riesgo por un lado a los migrantes y por otro, a sus propios conciudadanos. Queremos solicitar respetuosamente que se cumpla con los acuerdos internacionales en materia de migración, especialmente la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, con el fin de proteger los DD.HH. de quienes están saliendo de Venezuela”, señala en el comunicado.

Borges solicita al gobierno de Francisco Sagasti evaluar la reapertura de visas entre Venezuela y Perú porque considera que esto fomentará una migración segura y apegada a las regulaciones de ese país.

El político también advierte que la emigración venezolana podría exacerbarse durante el año 2021. “Este contexto de precariedad, aunado al clima de represión que impone el régimen ha llevado a más de 5 millones de venezolanos a buscar refugio en otras latitudes. Una cifra que podría llegar a más de 8 millones para este 2021 si continúa Nicolás Maduro en el poder, con el agravante de que muchos podrían estar enfermos por la desatención y el subregistro de la pandemia por parte de la dictadura”, alerta.