Idea: Venezuela es el caso más grave de retroceso democrático de los últimos 40 años - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 20 NOVIEMBRE, 2019 22:05

Idea: Venezuela es el caso más grave de retroceso democrático de los últimos 40 años

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (Idea) presentó este martes, 19 de noviembre, su informe sobre “El estado de las democracias en el mundo 2019“, donde detalló cómo Venezuela “representa el caso más grave de retroceso democrático de las últimas cuatro décadas”.

Esta conclusión es resultado del análisis de un conjunto de atributos que usó Idea para medir el estado democrático de los países. De estos indicadores se desprenden 16 subatributos que sirven para analizar las democracias en el mundo a partir del año 1975.

“Venezuela es el único país que ha pasado de ser una democracia con una puntuación alta en gobierno representativo (en 1975) a un régimen no democrático en la actualidad”, dijo la organización internacional desde Bruselas.

Los atributos usados para este informe son:

Gobierno Representativo: El atributo gobierno representativo se refiere a la medida en que el acceso al poder político es libre y equitativo, lo que se manifiesta a través de elecciones competitivas, inclusivas y periódicas. Incluye cuatro subatributos: elecciones limpias, sufragio inclusivo, partidos políticos libres y gobierno electo.

– Derechos Fundamentales: Recoge el grado en que se respetan las libertades civiles y si la población tiene acceso a recursos básicos que le permitan participar activamente en el proceso político. Este aspecto se sobrepone considerablemente con los pactos internacionales sobre derechos civiles y políticos, y económicos, sociales y ulturales. Incluye tres subatributos: acceso a la justicia, libertades civiles, y derechos sociales e igualdad. También abarca los subcomponentes siguientes: Libertad de expresión, libertad de asociación y asamblea, libertad de religión libertad de movimiento, integridad y seguridad personales, bienestar básico, igualdad entre grupos sociales e igualdad de género.

Control de Gobierno: Este atributo mide el control real al que se somete al poder ejecutivo. Incluye tres subatributos: parlamento eficaz, independencia judicial e integridad de los medios de comunicación.

Administración Imparcial: Se refiere a la medida en que las decisiones políticas se aplican de manera justa y predecible, y, por tanto, refleja aspectos claves del Estado de derecho. Incluye dos subatributos: ausencia de corrupción y aplicación predecible.

Participación: Mide la participación ciudadana formal e informal. Debido a que recogen diferentes fenómenos, los subatributos de este aspecto —participación de la sociedad civil, participación electoral, democracia directa y democracia local— no se agregan en un solo índice.

Al analizar el caso venezolano en la región de las Américas dijeron que de tener varios de los indicadores o atributos más altos entre 1975 y 1978, desde la llegada al poder de Hugo Chávez en 1999 y con su sucesor en 2013, Nicolás Maduro, pasó de ser un régimen democrático a uno híbrido (2007-2017) y en 2017 a uno no democrático, categoría en la que se encuentra junto a Cuba y Nicaragua, en América Latina y el Caribe.

“El retroceso en Venezuela ha sido el más grave: su puntuación en todos los aspectos de los índices del estado de la democracia en el mundo disminuyó, en promedio, 0,31 puntos desde 1997, y registró declives en 11 subatributos”, dice Idea en su informe.

Estos subatributos son “gobierno electo, elecciones limpias, democracia local, participación de la sociedad civil, independencia judicial, ausencia de corrupción e integridad de los medios de comunicación”.

Cuándo comenzó el deterioro

Idea alerta que los retrocesos comenzaron en el año 1996, cuando todavía gobernaba Rafael Caldera. “Antes de que comenzara el proceso de retroceso en 1996, el desempeño democrático de Venezuela era alto en la dimensión de gobierno representativo (0,70), pero en 2018 se situó entre el 25 por ciento de los países del mundo con un bajo desempeño”.

El Idea señala que Cuba, el único donde no hay avance democrático en los últimos 40 años, ha proporcionado asistencia a Venezuela al enviar médicos, pero también en la inteligencia; junto con Rusia con equipamiento militar y China en recursos, han ayudado a sostener a Nicolás Maduro, todo a cambio de petróleo. En resumen “la geopolítica regional y mundial también interactúa con los procesos de retroceso democrático, debido al respaldo prestado por regímenes no democráticos poderosos”.

El Instituto considera que el retroceso vivido en Venezuela en 2017 “no tiene parangón en el mundo“. Esto porque al tener un índice más alto que la media mundial y de América Latina con un gobierno representativo, ahora está 25 % por debajo de la escala mundial.

“Se observa un descenso similar en participación de la sociedad civil, independencia judicial, integridad de los medios de comunicación y administración imparcial, mientras que su puntuación en libertades civiles se ha reducido casi la mitad en el mismo período. En la actualidad, Venezuela se encuentra, junto con Cuba, entre el 25 por ciento de los países del mundo con un bajo desempeño en 12 de los 16 subatributos democráticos“.

Los cambios de Chávez

Con la promesa de acabar con la corrupción en la política, Chávez impulsó una serie de reformas que aún cuando llevaron a los índices más altos en el subatributo democracia directa, solo superado por Suiza y Uruguay, provocaron que desde 2007 con los cambios que se impulsaron a la Constitución de 1999 se redujera la independencia de poderes, el chavismo dominara la Asamblea Nacional y colocara a aliados clave en el Poder Judicial.

Se socavaron aún más los pesos y contrapesos democráticos formales e informales, fortalecieron el control presidencial y redujeron la transparencia fiscal y presupuestaria. También permitió a Chávez situar a sus partidarios en el Tribunal Supremo y otras instituciones”.

Añade el control de las finanzas debido a los altos precios del petróleo, la reforma que le permitió aprobar ascensos militares sin el control del Poder Legislativo y la corrupción que se produjo por los enormes ingresos que se obtuvieron por las ganancias de exportación de crudo.

En este panorama, la llegada de Nicolás Maduro al poder provocó aún más el deterioro de los valores democráticos en el país.

“La autocracia en el país aumentó tras la muerte de Chávez en 2013 y la entrega del poder a Maduro, quien no pudo conservar el apoyo electoral popular disfrutado por su predecesor. Maduro ganó en 2013 unas elecciones presidenciales muy reñidas por un margen muy estrecho y nuevamente en 2018 en medio de acusaciones de fraude por la oposición. Maduro intensificó aún más la autocracia al silenciar las voces críticas, prohibir los principales partidos de la oposición y desactivar los mecanismos de democracia directa tan ampliamente utilizados por Chávez. También tomó el control de los medios de comunicación, clausuró emisoras y acosó y encarceló a periodistas a fin de sofocar la disidencia”.

El resto de América Latina y el Caribe

Este informe analiza resultados hasta el año 2018 sin tomar en cuenta los últimos acontecimientos en Argentina, Ecuador, Chile y Bolivia, donde protestas y cambios de gobierno por demandas sociales y enfrentamientos entre cuerpos de seguridad y la ciudadanía han producido resquebrajamientos institucionales.

El Idea además dice que otros países como República Dominicana y Haití tienen democracias frágiles que deben ser revisadas, porque han sufrido deterioros importantes en los atributos y subatributos de medición.

“En los últimos años, América Latina y el Caribe ha mostrado señales de erosión democrática. La proporción de países con una elevada puntuación en independencia judicial y en las dimensiones relacionadas con el espacio cívico, la libertad de los partidos políticos y los niveles de participación electoral ha disminuido desde 2012-2013. Brasil, aunque en 2018 seguía teniendo un alto desempeño en gobierno representativo, experimentó declives en 8
de los 16 subatributos democráticos, el mayor número de declives registrado en la región entre 2013 y 2018″.

Además incluyen a Chile, Argentina, El Salvador Guatemala y República Dominicana, por diversos factores entre los que mencionan la corrupción y pérdida de indicadores cívicos.

“Entre ellos se incluyen países con alto desempeño (por ejemplo, Chile, cuyas puntuaciones en tres subatributos democráticos sufrieron un declive), desempeño medio (por ejemplo, Colombia, con dos declives) y desempeño bajo (por ejemplo, República Dominicana). Además, las puntuaciones de Argentina, Costa Rica y Haití han sufrido declives en un subatributo desde 2013. Por lo general, todos estos declives tienen relación con el espacio cívico, pero también con el aumento de la corrupción (por ejemplo, en El Salvador, Guatemala y la República Dominicana) y el declive en independencia judicial (por ejemplo, en Bolivia y Honduras) y elecciones limpias (por ejemplo, en Honduras)”.

El informe, que trata el estado de la democracia en 158 países del mundo, alerta que “la mitad de las democracias del mundo sufren de erosión democrática y el número de países afectados casi se ha triplicado en la última década”, en parte por el incremento de los partidos y gobiernos populistas.

Descargue el Capítulo para las Américas en este enlace

El informe completo en inglés está disponible aquí

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: