Diálogo, diálogo y más diálogo. En entrevista con José Vicente Rangel, el gobernador del estado Lara, Henri Falcón  insistió en la importancia del diálogo entre ambos sectores políticos para lograr un cambio visible ante la situación crítica del país. “No hay un camino distinto”, reafirmó.

En su opinión, los sectores extremos de lado y lado influyen para que el entendimiento y el consenso no se materialice. Puso como ejemplo la mesa de negociación que contribuyó a que  las relaciones entre Cuba y Estados Unidas y las Fuerzas Armadas de Revolución (Farc) y el gobierno colombiano.

El líder opositor insistió en que más allá de las posturas partidistas, la prioridad es el país y eso lo recoge la mayoría de la población. “La gente aspira el diálogo económico para la  productividad y al político para la gobernabilidad”, subrayó.

Sobre las venideras elecciones parlamentarias y el acuerdo de reconocimiento de resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE), Falcón aseguró que es un documento que “poco o nadie”conoce. Indicó que un acuerdo debe ser producto de un diálogo productivo entre las partes tomado en cuenta sus legítimas aspiraciones y que el árbitro debería ser el intermediario entre esas aspiraciones.

En este caso, explicó, hay dos partes y a ambas deben ser reconocidas.  Por ejemplo, mencionó las aspiraciones de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que exige observación internacional, la auditoria de los cuadernos de votación, la regulación al uso de los recursos del Estado y del uso de los medios de comunicación;  “pero si eso no se reconoce ni está inscrito en el acuerdo difícilmente se puede firmar”, señaló.

Insistió en que es necesario “la reflexión rectificación y la no descalificación” de las partes. “Yo creo que la paz es el único camino para poder sacar a Venezuela de la crisis. El otro camino es la violencia, la anarquía, la agudización de los problemas”, remarcó.

Deja un comentario