Guaidó sigue teniendo “ventaja” pese a amenaza del TSJ, opinan analistas

POLÍTICA · 8 MAYO, 2019 18:59

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), controlado por Nicolás Maduro, puso en jaque a diez diputados, incluyendo al primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, por participar en el alzamiento cívico-militar del 30 de abril.

La Asamblea Nacional Constituyente también despojó de su inmunidad parlamentaria al líder opositor Juan Guaidó. Sin embargo, a pesar de la amenaza de cárcel que pesa sobre los parlamentarios, analistas opinan que el presidente encargado de Venezuela sigue teniendo ventaja en el tablero político venezolano.

El profesor de teoría política, Óscar Vallés, argumenta que la decisión del máximo tribunal “fortalece a Guaidó porque acentúa la presión internacional en Venezuela, la acelera”.

“Esa medida vuelve a poner a Guaidó en el centro de la agenda mundial. El tribunal de Maduro abusa del allanamiento de la inmunidad para detener a los diputados y así lo entiende el mundo”, explica.

No obstante, admite que la oposición no debe subestimar la “contraofensiva” oficialista. “Todo aquello que hace la revolución no lo hace por temor sino por interés o conveniencia. Con estas decisiones buscan la cohesión interna de sus cuadros civiles y de los cuadros militares”, subraya.

La integridad física de Guaidó y de su familia “es prioridad de los Estados Unidos”, así lo enfatizó el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, siguiendo la línea del presidente Donald Trump, quien declaró que si encarcelan a Guaidó su Gobierno intervendría en Venezuela: “Podríamos ir a ayudarlo un poco o quizá ayudarlo mucho”.

La ingobernabilidad, la pérdida de respaldo popular y la fractura en la Fuerza Armada Nacional también se aceleran y juegan en contra de Nicolás Maduro, destaca el politólogo Jesús González.

Para el analista la sentencia es consecuencia del “debilitamiento estructural que sostiene a (Nicolás) Maduro” y evidencia que “solo le queda el uso de la fuerza”.

“Cada vez que una figura se fortalece atacan a su entorno. Intentan desarticular la actuación organizada que ha venido ejecutando Guaidó”, señala.

Agrega que «se está recomponiendo el tablero político y parece que las opciones de fuerza toman valor». «La Asamblea Nacional subió el nivel del discurso iniciando el proceso para que Venezuela se incorpore al Tiar (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca) y el Gobierno allana la inmunidad de varios diputados».

El Tiar es un pacto interamericano de defensa mutua que establece que un ataque armado a alguno de los países que lo suscriben puede propiciar una respuesta recíproca.

El 30 A

El 30 de abril erosionó aún más los cimientos de Nicolás Maduro y evidenció las negociaciones encubiertas que continúan desarrollándose para forzar su salida, subraya Jesús González.

“Los últimos tres años el país ha intentado negociar una salida política. El 30 de abril fue otro intento fracasado de negociación que demostró que había un grupo de altísima confianza de Maduro que estaba pactando una salida política y este proceso continúa, por eso el Grupo de Contacto viene a Venezuela”, explica.

En este contexto, el analista advierte que la actuación del TSJ entorpece la negociación que presionan no solo factores de oposición y actores del oficialismo sino Estados Unidos, Rusia, el Grupo de Lima y el Grupo Internacional de Contacto.

Agrega que las recientes decisiones “le restan valor” a Maikel Moreno como ficha de negociación porque “perdió la confianza del chavismo y la oposición”.

¿Qué maniobras le quedan a Juan Guaidó?

El politólogo Óscar Vallés responde: «Aún le queda un gran margen para seguir tejiendo de forma exitosa una red más amplia de alianzas y apoyos. Tiene que entender que la posición política no solo esta expresada en los partidos políticos  y los gremios , hay que ampliar las bases de relaciones, tiene que ir a sectores más populares».

El propio Guaidó adelantó qué ocurriría en caso de que escalen los ataques contra la Asamblea Nacional: «Si Maduro decide radicalizar, detener a todos los diputados, cerrar el Parlamento Nacional, decide cerrar cualquier opción real de una solución a la crisis responsablemente tenemos que evaluar el uso de la fuerza militar (externa)».

Foto: apuntoenlinea.com