Falta de información, desinterés y deseos de cambio: lo que expresaron caraqueños sobre jornada por revocatorio

POLÍTICA · 26 ENERO, 2022 19:45

Ver más de

Deisy Martínez

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Entre la falta de información, desinterés ciudadano y algunas expresiones de temor transcurrió la jornada de recepción de manifestaciones de voluntad a favor del referendo revocatorio en algunos puntos habilitados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en el área metropolitana de Caracas.

Un recorrido realizado por Efecto Cocuyo por los municipios Libertador, Chacao y Sucre este 26 de enero permitió constatar puntos vacíos de participantes en el proceso convocado entre las 6:00 a. m. y las 6:00 p. m. Funcionarios del Poder Electoral admitían con gesto de cansancio que el día se les hizo muy largo por la poca asistencia de los electores, pero que «había que cumplir la tarea».

Entre la ciudadanía consultada en la calle, las opiniones se dividieron entre los que no estaban enterados de la convocatoria del CNE ni de sus circunstancias, los que sí estaban informados por Twitter y grupos de WhatsApp, pero decidieron no participar y los pocos que para el momento del recorrido, colocaron su huella dactilar a favor de revocar el mandato de Nicolás Maduro por la necesidad de un cambio en el país.

 Confusión

Los dos puntos del CNE ubicados en el liceo Edoardo Crema y la Unidad Educativa Bolivariana José Antonio González, en la parroquia El Paraíso, lucían desolados a las 2 de la tarde, solo con presencia del personal del Poder Electoral, efectivos del Plan República, de la Policía Nacional Bolivariana y milicianos.

Escuela José Antonio González en el Paraíso estaba vacía de ciudadanos participando

Un funcionario del ente comicial apostado en la segunda institución mencionada, indicó que entre los dos recintos, con tres computadoras y tres captahuellas cada uno, apenas sumaban 62 personas a favor del revocatorio.

También manifestó que recibieron la orden del CNE de explicar a quien se acercara de qué se trataba bien el proceso, por cuanto algunos partidarios del chavismo se confundieron y creyeron que se podían expresar a favor o en contra del la consulta.

Quienes «sin querer» colocaron su huella estando en contra del referendo, explicó, debían realizar el reclamo posteriormente en la sede principal del organismo en Plaza Caracas.

«Ellos (Gobierno) lo que quieren es hacer una lista Tascón para quitarle a la gente las dos lochas que dan, los bonos, lo sé porque lo viví hace años, botaron a mucha gente por firmar contra Chávez. Vi a Cabello cuando amenazó a la gente, eso no se hace. Yo no voy firmar para que me quiten la pensión», comentó una señora de 84 años que se asomaba a la escuela José Antonio González, para ver si había gente.

 Cerca, paralelo a la avenida Páez, se instaló un pequeño mercado de verduras y frutas. Mercedes Ruiz de 64 años compraba, ajena al proceso sobre el revocatorio. «Ni siquiera sabía», comentó con desinterés. Luego opinó que si es un derecho debía poder hacerse mejor.

«Me sentí intimidada»

El escenario fue muy parecido en la escuela Zoe Xiques Silva de la avenida José Ángel Lamas en San Martín. A diferencia de los puntos de El Paraíso, el Plan República, funcionarios del CNE y testigos presentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), no permitieron al equipo reporteril tomar fotos en el lugar.

Una señora de la tercera edad preguntaba en la puerta de acceso sobre el motivo del operativo e ingresó al punto habilitado con tres computadores e igual número de captahuellas. Luego salió reprochando que era un evento de «opositores» y ella no se iba a «arriesgar».

«Quiero un cambio para mi país, sea que venga a gobernar (Juan) Guaidó o María Corina (Machado), por un mejor futuro para los hijos y nietos, para que los que se fueron del país regresen», dijo Cecilia Cedeño de 54 años.

Cedeño, junto a Rosa Bastidas de 64 años, eran los únicas personas manifestando su deseo de querer un revocatorio para el momento de la visita a la institución educativa. Ambas dijeron haberse sorprendido cuando solo les dijeron que solo colocaran las huellas de los índices derecho e izquierdo, y que no hacía falta la firma. Tampoco ocultaron cierta desconfianza por no recibir algún comprobante de participación y porque les pidieron datos como el número de teléfono.

«Yo no quería dar mi número de teléfono principal y pregunté por qué lo necesitaban. Un señor muy altanero del CNE se metió en la conversación y me dijo que yo debía estar informada que eso era un requisito, me sentí intimidada. Yo le dije que los que no informaban eran ellos», relató Cedeño con molestia.

Un día normal en Sabana Grande

En el bulevar de Sabana Grande, siempre colmado de transeúntes, este miércoles 26 de enero fue un día como cualquiera. El punto del CNE ubicado en lo que se conoce como sede del 171, cercano a Plaza Venezuela, pasó desapercibido al no contar si quiera con un cartel que identificara la actividad o al Poder Electoral. También contaba con un trío de equipos.

En Sabana Grande la gente desconocía que había un punto del CNE

«¿Qué es esto?», preguntó una señora en la puerta. Obtuvo la respuesta de una miliciana y se marchó sin participar. Dijo a Efecto Cocuyo que no sabía de la jornada y que tampoco estaba interesada, «porque al final ningún político ni ningún gobierno ayuda a la gente».

«Vivo en Ocumare del Tuy y sé que instalaron un punto en la Plaza Bolívar. Sí sabía que harían esta jornada hoy pero no me interesa. Creo que la oposición debe organizarse primero antes de intentar hacer algo así, no hay un candidato presidencial definido y siempre muestran división», accedió a responder Luis Blanco de 25 años, al detener su paso apurado.

 Más personas en Chacao

A las 3:00 p. m. en la plaza El Indio de Chacao, se contaron seis personas (de tres en tres) colocando su huella a favor del revocatorio en el punto del CNE.

El personal del CNE, sin ocultar su «aburrimiento» comentó que el día ha estado muy tranquilo, «demasiado» y que ha sido muy poca la gente que se acercó a ese punto y al otro ubicado en la escuela Libertador, más cercano a la estación del Metro de Caracas. «Si llegan a 300 las personas entre los dos puntos es mucho», apunta una funcionaria.

«Ya está bueno ya, nos merecemos una nueva oportunidad», dijo Elimar Flores de 24 años, luego de colocar su huella.

Cerca, sentada en uno de los bancos, Saraí Castillo, de 34 años, aseguró no saber por qué estaban en el lugar los funcionarios del CNE. «No estaba enterada, de todas formas es más de los mismo y no tiene validez porque aquí las instituciones no tienen credibilidad», acotó.

A la Plaza El Indio de Chacao se acercaron pocos ciudadanos a colocar su huella

 Inasistencia en Petare

El punto situado en el gimnasio vertical en Petare, en plena avenida Francisco de Miranda, solo contaba con una persona colocando su huella a favor del referendo a las 4:00 p.m.. Al igual que los anteriores, el personal del CNE confirmó que la escasa asistencia de ciudadanos fue lo que privó durante todo el día. Contaban los minutos para culminar la jornada a las 6:00 p.m.

Trinidad Hurtado de 50 años indicó que se enteró por televisión de la recolección de manifestaciones de voluntad y que sería un solo día, pero desconocía la ubicación de los puntos.

Personal del CNE en punto del gimnasio vertical de Petare admitió que muy pocas personas acudieron a manifestar su voluntad

«Vine por la situación que estamos viviendo que es demasiado evidente, queremos un cambio. Soy empleada pública y me irán a botar pero ya puse mi huella», expresó.