Crónica: En una sola jornada la AN dio dos pasos para un cambio de gobierno

POLÍTICA · 20 ABRIL, 2016 20:16

Ver más de

Dayimar Ayala


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Llovió durante toda la madrugada y varias vías de Caracas amanecieron inundadas. Después de cinco días libres por el ahorro energético obligatorio, la Asamblea Nacional se dispuso a retomar su actividad este miércoles 20 de abril, pero la inclemencia climatológica hizo que fuese una hora después de lo previsto.

Los diputados llegaban con chaquetas tipo poncho, las mujeres paragua en mano y botas de lluvia. En la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela estaba sentado, solo, el diputado Pedro Carreño. Algunas curules opositoras estaban vacía y esto sirvió de excusa para que Carreño pidiera verificación nominal de quórum.

Uno a uno los fueron llamando. Ismael García llegó tarde y Henry Ramos Allup, visiblemente molesto, le señaló el reloj al parlamentario en señal de retraso. Sobre la marcha se iban incorporando. Finalmente, la Secretaría de la AN señaló que había 96 diputados presentes: 95 de la MUD y uno (Carreño) por el Psuv. Así podían comenzar.

Los parlamentarios del oficialismo estaban en los jardines del Palacio Legislativo a la espera de poder entrar, justo después de la verificación. A la entrada los de la MUD empezaron a corearles “flojos, flojos, flojos”.

Un exfuncionario y dos funcionarios dejaron embarcados a la plenaria del Parlamento. Carlos Osorio, Giuseppe Yoffreda y Rodolfo Marco Torres debían asistir a una comparecencia para explicar sus responsabilidades en materia alimenticia. No fueron, no se excusaron, y por ello la mayoría opositora tomó la decisión de aplicar una sanción administrativa.

Aunque desde hace unos días estaba previsto que entrara la enmienda constitucional, la solicitud de urgencia reglamentaria que hizo Juan Guaidó tomó por sorpresa a los oficialistas. El texto se debatiría lo más rápido posible y así, en una sola jornada, la AN avanzaba dos pasos en el cambio de gobierno que propusieron en la instalación del 5 de enero.

A pesar de que se discutía la Ley de Referendos, los diputados del Psuv metieron en sus intervenciones temas aislados como el terremoto de Ecuador o lo que calificaron de golpe de Estado en Brasil o las lluvias, que, según refirieron, ayudaban a refrescar.

El diputado Jesús Montilla lanzó una sentencia: “Esa ley (la de referendos) se va a declarar inconstitucional. Así lo decidirá el TSJ. No se va a aprobar”, aseguró tajantemente.

Teodoro Campos (MUD) dio razones para revocar al Gobierno. Papel tualé en mano, aseguró que era vergüenza mundial que Venezuela no tuviese ese producto básico y que la ineficiencia del Gobierno eran razones suficientes para salir de él. Le lanzó el papel higiénico a los del Psuv, estos se lo devolvieron y finalmente uno de la bancada de la MUD gritó “decomisado” y lo guardó en su maletín. Los demás rieron.

SESION 20 DE ABRIL

Durante más de cinco horas, la plenaria debatió los más de 20 puntos que restaban de la ley.  Que sí iba, que no iba. Al final, la mayoría opositora se impuso y votó por el texto jurídico que normará siete tipos de referendos y de consultas populares. A casa refutación de la bancada oficialista, los de la oposición comenzaban a corear “planillas, planillas, planillas”, en referencia al revocatorio.

Una propuesta del diputado Juan Miguel Matheus no permitió la sanción definitiva de la Ley de Referendos. Pidió incorporar una disposición transitoria y, por tanto, la ley se regresó a la comisión de Política Interior y será en los próximos días que se le dé la sanción y se remita al Ejecutivo, solo como trámite, para su promulgación.

El texto definitivo del proyecto de enmienda constitucional fue un secreto bien guardado hasta minutos antes de que comenzara el debate. Los últimos detalles los afinaron en la mañana y el texto que tenían los diputados no tenía todas las modificaciones. Pasadas las cuatro de la tarde comenzó el debate por una enmienda que aspira a modificar cuatro artículos de la Constitución.

“Presentamos una enmienda porque queremos que sea el pueblo venezolano si quiere o no cambio político en el país. No vamos a desmayar hasta lograr el compromiso que asumimos con el pueblo”, dijo desde la tribuna de oradores el diputado Luis Emilio Rondón. Los diputados de la tolda roja se miraban entre ellos.

SESION 20 DE ABRIL2

El diputado que refutó por los oficialistas la propuesta fue Edwin Rojas. Dijo que el texto tenía problemas de concepción, pues eliminaba la reelección indefinida del Presidente, de los gobernadores, de los alcaldes, pero no de los diputados y agregó que no se le pueden quitar responsabilidades al Tribunal Supremo de Justicia en la interpretación de los textos.

Luis Florido fue el encargado de cerrar el debate. Entre otras cosas aseguró que el período presidencial de seis años que establece la Carta Magna es mucho tiempo para estar en el poder. “Es más, presentamos esta propuesta de enmienda para corregir las distorsiones constitucionales”, agregó.

Los del Psuv votaron negativamente a la moción y en voz de Pedro Carreño calificaron el proyecto de inconstitucional y de adefesio jurídico. Los de la MUD aplaudieron y los de la tolda roja salieron rápidamente del hemiciclo.

 

Fotos: Asamblea Nacional