Caraqueños piden a políticos resolver la inseguridad, la inflación y el desempleo #PulsoElectoral

POLÍTICA · 12 SEPTIEMBRE, 2021 11:24

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

Foto por Liseth González

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Efecto Cocuyo encuestó a 22 ciudadanos en los municipios Chacao, Sucre y Libertador para conocer cuáles son los problemas que más les afectan como habitantes de Caracas y Miranda y pulsar su disposición a votar en las elecciones regionales y municipales convocadas para el próximo 21 de noviembre.

En la consulta, que se realizó este viernes 10 de septiembre, diez personas respondieron que sí van a votar en los próximos comicios, otros 10 dijeron que no y dos manifestaron estar indecisos.

A la pregunta de ¿si usted fuera alcalde cuáles serían sus tres medidas principales?, los encuestados coincidieron en que tomarían acciones para resolver la inseguridad, mejorar el sistema de salud y el educativo y los servicios de agua, luz y transporte público.

También enfatizaron en el alto costo de los alimentos y exigieron sueldos que cubran, por lo menos, la canasta básica alimentaria. El desempleo también preocupa a los citadinos.  

Chacao “provoto”

En Chacao la tendencia es a favor del voto. De cuatro entrevistados, cuatro expresaron que sí ejercerán su derecho al sufragio. Tres personas más respondieron la encuesta en este municipio, pero una es residente del estado Vargas y dos del municipio Libertador.

“Si queremos ser parte del cambio tenemos que participar. Que gane el que quiera trabajar, nuestro país necesita gente que quiera trabajar”, expresa María Piñango (42 años).

En su opinión, los políticos deben atender el deterioro del sistema de salud y de educación así como el servicio de agua. También la inseguridad.

María Piñango, 42 años.

“Tienen que accionar para que haya un buen sueldo, trabajo en las comunidades, que mejoren los servicios de agua, luz y gas. El Gobierno cree que con esas bolsitas (de los Clap) tiene amarrada a la gente y eso es mentira; pero hay miedo. Queremos que los políticos hagan un buen trabajo; muchos van a las comunidades cuando están en campaña y cuando llegan al puesto no cumplen”, cuestiona Junior Canelón (29 años).

El joven afirma que sí va a votar en el municipio Libertador, “porque es la medida que tenemos para sacar a este régimen”.

Junior Canelón, 29 años.

Tibisay Ovalles (55 años) rechaza la polarización política y señala que una de sus principales medidas, si fuera alcaldesa, sería “reunir a todos los barrios de las parroquias, sin distinción política, porque todos somos venezolanos, para rescatar lo que se ha perdido que es la ética, la moral y el trabajo social”.

La habitante del municipio Libertador asegura que sí va acudir a las urnas electorales, pero pide a la oposición definir un candidato unitario: “Claro que hay que participar, no podemos esperar que vengan del extranjero a salvarnos. Con el voto uno protesta, no queremos guerra, queremos paz. Le pido a los caraqueños que salgamos a votar y si salimos todos en masa va a cambiar nuestro país, veremos una democracia realmente”.

Y agrega: “En Libertador da tristeza que no haya un solo candidato, tienen que ponerse de acuerdo, la gente quiere un solo candidato”.

Tibisay Ovalles, 55 años.

Conchita Cote (73 años) también quiere participar. Le corresponde votar en Chacao. Opina que hay que capacitar a más personal médico y más educadores. La inseguridad es otra de sus prioridades.

Conchita Cote, 73 años.

Tres personas indicaron que no votarán. Adriana Beitia (24 años) de La Guaira dice que no se siente motivada porque ningún candidato tiene una propuesta que le resulte convincente. La inseguridad, el alto costo de los alimentos y el deterioro del transporte público son los problemas que más le afectan.

Adriana Beitia, 24 años.

A Oscar Cabriles (43 años) ningún político le genera confianza: “Es más de lo mismo, no vale la pena ejercer el derecho al voto porque no lo toman en cuenta”. Para él las áreas que deben atenderse de primero son la seguridad ciudadana, la educación y la infraestructura en los hospitales.

Oscar Cabriles, 43 años.

Rafael Jiménez (62 años) se considera “apolítico” y señala que no ha votado nunca y tampoco lo hará el 21 de noviembre. Pero cree que se debe mejorar la seguridad y los sistemas de salud y de educación.

Rafael Jiménez, 62 años.

Sucre indeciso

En Sucre la tendencia va entre la indecisión y la desmotivación. De siete participantes, solo dos respondieron que sí, uno optó por el “tal vez” y cuatro indicaron que no ejercerán su derecho al sufragio. Otra persona manifestó estar indecisa, pero es de Charallave.

Yender Pinto (20 años) dice que sí va a votar en Petare, pero admite que no tiene una opción definida “porque la mayoría de los candidatos dicen lo mismo y no cumplen”. “Yo brindaría empleo a las personas, la tasa de desempleo es bastante grande. Me ocuparía del problema del agua que viene una vez por semana y en algunos sitios nunca viene, solo hay cisternas a veces. El problema de la drogadicción afecta full el municipio; abriría centros de ayuda”, comenta.

Yender Pinto, 20 años.

Juan Carlos Velázquez (18 años), también de Petare, no va a las elecciones regionales y municipales porque “sería chimbo votar por los mismos candidatos para que hagan más de lo mismo”. La inseguridad, los “bachaqueros” (revendedores) y el transporte son un problema para el joven.

Juan Carlos Velásquez, 18 años.

“Se debe inyectar recursos a los programas sociales y crear fuentes de trabajo. Actualmente en el país no hay un líder en el campo opositor, el líder está en el campo revolucionario, pero hay que crear conciencia para que hagan un buen trabajo para el colectivo, para el barrio”, afirma Edgar Muñoz (70 años) de Petare.

Edgar Muñoz, 70 años.

Mireya Castro (61 años) de Petare y Francis Castro (36 años) de Charallave aún deciden si van a sufragar. Exigen mejoras en el sistema de salud, el servicio de agua y control de los precios de los alimentos.

Mireya Castro, 61 años.

“La política está tan mentirosa que la gente no cree”, sentencia Castro.

Francis Castro, 36 años.

A Judith Ramos (29 años) le afecta la falta de transporte público y el sueldo que considera insuficiente para cubrir los gastos básicos. “Veo que a pesar de que se monta un candidato o se monta otro no hacen nada, las promesas quedan en el aire. La gente joven piensa en comprar sus cosas, en tener un futuro, pero es imposible pensar esto aquí en Venezuela, por eso no quiero votar”, se queja.

Jessica Martínez, 34 años.

Jessica Martínez (34 años) y María Pire (28 años) no van a participar. Destacan la seguridad, la mejora en el área de salud y la atención a los adultos mayores.

María Pire, 28 años.

Libertador “casi empatado”

En Libertador cuatro de siete personas entrevistadas dijeron que sí van a votar el 21 de noviembre.

Terry Salcedo (27 años), de Macarao, considera que no hay condiciones electorales: “Hasta que las elecciones no sean transparentes, que vea que puedo confiar, no pienso votar. Tengo como tres años que no voto por eso”, manifiesta.

Los servicios de agua, electricidad y transporte público son los más deteriorados a su juicio.

Terry Salcedo, 27 años.

Fanny González (63 años) y Sireiman Milano (26 años) se sienten desmotivadas y señalan que no van a atender la convocatoria de los comicios. Mencionan como principales problemas los servicios de luz, agua y transporte público. También la carestía de los alimentos.

Fanny González, 63 años.

Sireiman Milano, 26 años.

Miguel Jaimes (55 años), Guillermo Gonzalez (52 años), Roberto Romero (50 años) y Carlos Romero (57 años) afirman que sí van a votar aunque algunos ni siquiera conocen cuál es la oferta electoral en su municipio.

Miguel Jaimes, 55 años.

“Yo soy totalmente opositor, pero mira lo que está pasando en Miranda, se están matando entre ellos mismos. Ve lo que sucedió con (Juan) Guaidó, todos le dimos la mano y supuestamente le dieron todos los millones para que nos ayudara y no hizo nada. Si voy a votar, pero voy a esperar hasta el último momento para ver por quién vale la pena”, responde Guillermo González.

Guillermo González, 52 años.

“Sí voy a votar, pero todavía no he decidido por quien, ni siquiera sé quiénes son los candidatos”, dice Roberto Romero.

Roberto Romero, 50 años.