Asamblea Nacional considera deuda externa de 160 mil millones de dólares la gran estafa del siglo XXI

POLÍTICA · 6 AGOSTO, 2019 18:36

Ver más de

Cristofer García | @cristofueg


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«La deuda externa es la gran estafa del siglo XXI». El endeudamiento por parte de la administración de Nicolás Maduro fue el primer punto de debate en la sesión de la Asamblea Nacional este martes, 6 de agosto. El Parlamento alertó que la deuda externa incrementó por encima de 30% en los últimos siete años de Maduro en el poder.

«Hoy estamos en una Venezuela hipotecada, está endeudada por más de 165 mil millones de dólares (…) Esto representa la gran estafa del siglo XXI», expresó el diputado Alfonso Marquina, durante el debate del primero de los tres puntos de discusión.

El parlamentario denunció que durante el periodo de mayor bonanza petrolera, con el costo de cada barril de petroleo en alrededor de 100 dólares entre 2011 y 2014, los gobiernos de Hugo Chávez y Maduro, contrario a aliviar la deuda externa, ésta aumentó.

«En menos de 20 años, durante la bonanza petrolera más alta, donde se recibió 1 billón de dólares de renta petrolera, Venezuela se endeudó más que nunca. Hoy el Producto Interno Bruto venezolano es de solo 76 mil millones de dólares», expresó Marquina.

El diputado Williams Dávila, durante su intervención en este punto, afirmó que la deuda externa aumentó de 120 mil millones de dólares en 2012, a más de 160 mil millones de dólares este año.

«Comprueba el fracaso del modelo totalitario. Uno que nos ha traído pobreza y endeudamiento. En vez de aprovechar la bonanza petrolera, se perdieron los recursos y ahora no se tiene cómo pagar las deudas», dijo Dávila.

El parlamentario, miembro de la fracción 16 de Julio, también se refirió a la reciente orden ejecutiva de Estados Unidos contra el Gobierno de Maduro, en la cual decreta un un bloqueo total a las propiedades estatales de la administración chavista en territorio estadounidense y amenaza con sanciones a quienes comercien con Venezuela.

«Hoy quieren justificar las decisiones de otros países con una narrativa contra la Asamblea. Tenemos 324 mil niños menores en situación de vulnerabilidad. También 3.2 millones de niños que pueden morir por falta de asistencia humanitaria. Esas son las cifras de un modelo nefasto».

Dávila agregó que «nosotros estamos en esa situación de endeudamiento, no por una guerra económica, sino por que simplemente se robaron la plata».

Asistencia financiera

El parlamentario Omar Barboza afirmó que el colapso económico que atraviesa Venezuela se debe a la intención de imponer el modelo socialista, que, como enfatizó, solo ha servido para incrementar la deuda externa.

«Es evidente que tenemos que ir a un programa de asistencia financiera internacional,
tenemos que ir a una reestructuración de la deuda externa, para conseguir en negociación reducciones importantes», expresó Barboza.

El diputado destacó que se debe «ir a la recuperación económica pero impulsando el desarrollo económico, la restitución de las libertades económica será fundamental para la expansión de la recuperación económica y el consumo».

Además, Barboza señaló la correcta utilización de los recursos derivados del petroleo como la estrategia en principio, luego de la transición política y en función del Plan País, para estabilizar la economía venezolana.

«Será el incremento de la producción petrolera la que nos va a permitir generar los recursos necesarios para asumir los compromisos que va a generar la reestructuración».

Comisión para crisis universitaria

En el segundo punto de debate, la crisis universitaria, la diputada Milagros Paz, propuso la creación de una comisión del Parlamento para atender las casas de estudios superiores, en trabajo junto a las autoridades universitarias.

«Para que en materia legislativa, impulsemos los convenios con empresas privadas, cámaras venezolanas y ayudar al objetivo fundamental en materia de docencia investigación y extensión», dijo Paz en su intervención.

Paz denunció que los profesores universitarios del mayor escalafón, ganan actualmente 180 mil bolívares mensuales, que equivalen a 14,3 dólares, según el Banco Central de Venezuela.

Además, calculó que la deserción estudiantil ronda aproximadamente el 60% , el éxodo de empleados obreros y administrativo en 50%. Más temprano, antes de la sesión, la también parlamentaria Bolivia Suárez estimó la deserción de docentes también en 50%.

Como punto final de la sesión de este martes, la Asamblea Nacional aprobó un acuerdo para unirse al duelo del fallecimiento artista y maestro del arte cinético venezolano, Carlos Cruz Diez, quien murió el pasado 27 de julio, para promover y enaltecer su obra.

También, en el inicio de la sesión, como punto de información a petición del diputado de Primero Justicia, Juan Pablo Guanipa, se recordó con un minuto de aplausos al también parlamentario, Juan Rquesens, que cumple este 7 de agosto un año preso en el Sebin.

Se mantiene el diálogo

Antes de iniciar la sesión, el presidente del Parlamento y encargado de Venezuela, Juan Guaidó, también respondió de manera positiva la orden ejecutiva de Estados Unidos, al afirmar que se protegerán los activos venezolanos y presionará a la administración de Maduro.

«Esto no es un embargo al país. Una empresa privada puede comprar medicinas y comida. El régimen usurpador puede comprar medicinas y comida», dijo.

El jefe del parlamento también reiteró que su administración se mantiene en la mesa de negociación de Barbados, junto a los representantes de Maduro y con Noruega como mediador.

«El presidente encargado junto a la Asamblea Nacional estamos haciendo todo lo posible en el mecanismo del Reino de Noruega», expresó.

Luego de la sesión ordinaria, Guaidó abandonó el Palacio Federal Legislativo a alrededor de las 2:00 de la tarde. Mientras se retiraba el parlamentario, una protesta de campesinos chavistas trancaba la avenida Universidad, frente al Parlamento.

Estos manifestantes, que marcharon desde la Plaza Morelos con la intención de llegar a Miraflores, fueron detenidos por un contingente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Denunciaron que la administración de Maduro les adeuda un pago por carnes y productos derivados.

Lea más:

Guaidó asegura que la sanción de EEUU “no es un embargo al país”

Fotos: Mairet Chourio