Afirman que aumentar a 277 el número de diputados viola la Constitución

POLÍTICA · 1 JULIO, 2020 21:00

Afirman que aumentar a 277 el número de diputados viola la Constitución

Texto por Deisy Martínez @deicamar

Ver más de

Deisy Martínez @deicamar

¿Cómo valoras esta información?

8
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Tras reunirse con los partidos políticos representados en la Mesa de Diálogo Nacional, el Consejo Nacional Electoral (CNE) tomó su primera decisión con relación con las próximas elecciones parlamentarias: el número de diputados a elegir aumenta de 167 a 277 (66 %). Expertos sostienen que con el cambio los rectores violan abiertamente el artículo 186 de la Constitución Nacional.

El citado artículo de la Carta Magna establece que la  “Asamblea Nacional estará integrada por diputados y diputadas elegidos o elegidas en cada entidad federal por votación universal, directa, personalizada y secreta con representación proporcional, según una base poblacional del uno coma uno por ciento (1,1 %) de la población total del país.

Se indica además que cada entidad federal elegirá tres diputados e igual número los pueblos indígenas. De acuerdo con la norma, el número de legisladores a escoger en próximos comicios es de 167.

Son 167 diputados

“El artículo 186 de la Constitución es claro. El Parlamento debe conformarse sobre una base poblacional de 1,1 %, significa que la Asamblea Nacional (AN) no puede tener más de 167 diputados principales”, advirtió el periodista especializado en el tema electoral Eugenio Martínez.

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó este lunes 30 de junio, la estimación de población general para diciembre 2020, presentada por el Instituto Nacional de Estadísticas y el CNE, para planificar las elecciones parlamentarias. La cifra alcanza 32.778.056 habitantes.

A partir de cálculos hechos por la Asociación Civil Súmate para determinar el número total de diputados a elegir, si se toma en cuenta la población aprobada por la ANC de 32.778.056 habitantes, el 1,1 % de esta cifra (se multiplican) es 360.558 habitantes. Luego, de la división de 32.778.056 habitantes y 360.558 se obtiene la cifra de 90,90 que redondeado equivale a 91 parlamentarios a elegir proporcionalmente.

A los 91 legisladores se le suman 72 diputados que resultan de multiplicar los tres que corresponden a cada estado más Distrito Capital (24 por 3), para un total de 163 que sumados a los tres legisladores indígenas llegan a 166.

Se explica que el número de parlamentarios debe ser impar a la hora de aprobar decisiones o leyes en la cámara, de esa forma se suma un cargo más y llegan a 167 cargos a elegir. Es por ello que Súmate pide al CNE “explicar cuáles fueron los criterios que fundamentaron su decisión de incrementar el número de diputados nominales de 113 a 130, manteniendo las mismas 87 circunscripciones que conformó para 2015”.

También exige a los rectores impuestos por la Sala Constitucional  justificar la creación de 48 cargos a diputados de adjudicación nacional no establecidos en la Constitución.

La presidenta del CNE nombrado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Indira Alfonzo informó que en un día no especificado de diciembre se elegirán 277 diputados, 52 % (144 legisladores) por listas y 48 % nominales (130 más 3 indígenas para 133). De acuerdo con Martínez, dentro del voto lista se eligen 96 diputados por listas regionales y 48 por lista nacional.

La orden del TSJ al CNE

De acuerdo con una información publicada en el diario Últimas Noticias el 14 de junio, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dijo en su sentencia Nº 0068-2020 emitida el 5 de junio, a la que tuvo acceso el diario, que “cree conveniente” ajustar el número de diputados de la AN en función al crecimiento demográfico del país.

“De esta manera, se establece una proporción entre ambos sistemas de elección equivalente al 70 % para el voto personalizado y 30 % para la representación proporcional, lo cual disminuye la posibilidad de que las organizaciones con fines políticos que no cuenten con la mayoría de las preferencias electorales, tenga mayores posibilidades de ocupar escaños en los órganos colegiados de representación política”, se lee en la sentencia.

De esta forma el alto Tribunal consideró incompatibles los artículos 14 y 15 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre), y el CNE debía enmendarlo.

“Lo que ha hecho el CNE, escudándose en la garantía de la representación proporcional, no es una decisión propia, se la impone el TSJ que a su vez se hace eco de los acuerdos a los que se llegó en la Mesa de Diálogo. Es decir, lo que se hace es garantizar que los partidos pequeños, es decir, los que van a tener poca votación, puedan a pesar de ello, tener representantes, aunque sea un número mínimo, en el Parlamento”, explicó Martínez.

Al respecto, el abogado constitucionalista Gustavo Manzo indicó que la sentencia del TSJ es inconstitucional porque le da potestad legislativa al CNE al pedirle que cambie los artículos de la Lopre, siendo competencia del Poder legislativo según el artículo 187 constitucional.

Aunado a ello, cuestiona, aumenta el número de parlamentarios sin explicar qué base poblacional usó, por lo que la decisión, dijo, carece de razonamiento lógico, más si se toma en cuenta que hay una diáspora importante de personas en edad de votar.

“Ninguna sentencia del TSJ está por encima de la Constitución, la función legislativa le pertenece a la AN, por lo que modificar una ley no le toca al CNE”, subrayó.

Restablecer el equilibrio

El presidente del Movimiento al Socialismo (MAS), Segundo Meléndez, negó que el anuncio del CNE atente contra el texto constitucional. Aseguró que lo que vulnera la Carta Magna es lo establecido en la Lopre sobre 70 % para el voto personalizado y 30 % para la representación proporcional.  El dirigente insiste en que ello genera inequidad porque elegir más por nombre y apellido (nominal) no es proporcional, por lo que “urgía restablecer el equilibrio” en el Parlamento.

Admitió que el cambio legal que hizo el chavismo en 2009  (aprobar la Lopre y derogar la Ley Orgánica del Sufragio) y que le permitió conservar la mayoría y el dominio en la AN en los comicios de 2010 con más de 60% de los curules, se le revirtió en las elecciones de 2015 por la pérdida de apoyo popular.

Hace cinco años, con 54 % de los votos, la Mesa de la Unidad Democrática obtuvo 67 % de representación en la AN, es decir, las dos terceras partes (mayoría calificada) con 112 legisladores. Meléndez recordó que dicho sistema perjudicó a las toldas minoritarias.

“La base poblacional de 1,1 % se mantiene y se equipararon el voto nominal y voto lista y se restablece el principio constitucional”, dijo.

“No buscamos puestos”

El masista también negó que se trate de una componenda entre el régimen de Nicolás Maduro y los partidos minoritarios de la Mesa (Soluciones, Cambiemos, Esperanza por el Cambio, Avanzada Progresista y el MAS). Esto, para dar cargos dentro de la AN a sus dirigentes, a cambio de legitimar las elecciones parlamentarias previstas para diciembre con su participación.

El G4 (AD, Voluntad Popular, Primero Justicia y UNT) y partidos pequeños aliados como la Causa R y Encuentro Ciudadano, desconocen tanto al CNE como a los comicios que organicen y sus resultados.

“No es para buscar puestos (en la AN), lo que se discutió en la Mesa de Diálogo siempre procuró restablecer el equilibrio en el Parlamento, el principio de la pluralidad democrática que el sistema de elección anterior negaba porque solo dos fuerzas políticas tenían la posibilidad de predominar. La representación de la sociedad es mucho más amplia”, reiteró el dirigente.

Pero Martínez cree que si se mantenían los 167 diputados, las toldas minoritarias no tienen posibilidad de llegar a la AN, por lo que era necesario aumentar 110 cargos más a elegir.

“¿Se garantiza la representación proporcional? Se dirá que se garantiza en las listas utilizando el método D’ Hondt , sin embargo, seguimos teniendo un sistema mixto que no refleja lo que dice la Constitución. Si aquí se quería garantizar la representación proporcional lo que debió hacerse es regresar al sistema que se tenía en la Ley Orgánica  del Sufragio y Participación Política, que el chavismo eliminó en 2009 con la nueva ley”, sostuvo el periodista.

Aun así, acotó los partidos de la Mesa no tenían posibilidades, de allí el sentido del anuncio del CNE de este martes, que calificó de político y no técnico ni legal, puesto que no hay forma de justificar el aumento de parlamentarios principales a 277.