OPINIÓN · 8 ENERO, 2023 05:38

Una agenda distorsionada

Ver más de

Piero Trepiccione

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las últimas semanas de 2022 y estos primeros días de 2023 hemos sido testigos de una de las más grandes batallas digitales (no campales) de todos los tiempos en Venezuela. Hemos podido apreciar el nivel de autodestrucción esbozado por el liderazgo opositor, cuya consecuencia inmediata ha sido el quiebre de la unidad “afectiva”. La agenda pública del país, suerte de reflejo de los problemas y temas fundamentales que interesan a los venezolanos se ha visto copada por los insultos extremos entre partidos y líderes opositores.

Este fenómeno es insólito. La cotidianidad de la gente se caracteriza por otros intereses y otros problemas muy complejos en materia de servicios públicos, inflación, devaluación, migración, salud, educación, entre tantas dificultades que confronta la ciudadanía diariamente en el país. Pero hemos visto semejante distorsión en redes sociales. El reflejo de un país que no es.

La distorsión no es solo económica. Nuestra inflación interna es superior a la internacional, que ha sido impactada por la guerra de Ucrania y otros conflictos geopolíticos globales. Amén de las cadenas de importación y distribución más la voracidad fiscal desatada ante la disminución de los ingresos petroleros del Estado. Todo ha estado `patas arriba´ en economía, pero ahora se suma esta desconexión de la agenda pública nacional con los problemas reales de la población al ser sustituidos por un debate superficial y cruel entre el liderazgo opositor por la eliminación del gobierno interino.

Fíjense lo delicado del asunto. A comienzos de noviembre la empresa encuestadora Delphos nos mostraba un panorama interesante. Aproximadamente la mitad de la población, entre los muy dispuestos y los que probablemente se dispondrían a votar en las elecciones primarias de la oposición a mediados de este año que recién comienza, daban cuenta de la posibilidad de reencuentro y articulación del descontento nacional hacia una figura del planeta opositor. Con el triste espectáculo brindado en las redes sociales, es muy probable que este porcentaje se ralentice o disminuya considerablemente. Pero hay más.

El meollo del asunto venezolano es que ahora se potenció un quiebre emocional-afectivo. Está claro que el planeta opositor siempre ha estado lleno de diferencias -por lo variopinto del mismo-. pero se manejaban con ciertos esquemas diplomáticos que permitían llevar las alianzas, en muchos casos, a feliz término.

En esta oportunidad, el nivel de insultos personales directos o por mampuesto en las redes sociales, ha menoscabado las relaciones para llevar una fiesta en paz. Recuperar el terreno perdido se convierte ahora en un enorme desafío, que está intrínsecamente atado al nivel de madurez y amor al país por encima de intereses personales o grupales. Si triunfa esta ecuación, aunque parezca imposible, en el corto plazo habrá posibilidades de reencuentro y reconciliación; de lo contrario el conflicto puede durar años e incluso, décadas.

La sociedad venezolana debe enfocarse en reorientar la agenda pública nacional por encima de intereses partidistas. No ayuda para nada en nuestro proceso de recuperación económica, mantener estas distorsiones que muchas veces son aceleradas por bots y activistas digitales al servicio de intereses minúsculos. Si no desmontamos la importación y exportación del odio, difícilmente tendremos claridad estratégica para acelerar nuestra salida de la crisis multidimensional que nos impacta negativamente desde hace varios años.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Apostar al futuro

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 28 AGOSTO, 2019

Informe Bachelet

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

OPINIÓN · 4 FEBRERO, 2023 05:43

Palabra santa

El papa Francisco ha hablado sobre un tema muy importante. La verdad es que los Papas suelen valerse de los tabúes de la iglesia para hablar poco sobre temas terráqueos, prefieren los celestiales. El actual Papa tiene la peculiaridad de tratar temas que sus antecesores, inclusive, el recién fallecido Pontífice paralelo, han preferido omitir, como […]

OPINIÓN · 3 FEBRERO, 2023 05:10

Capitalizar las riquezas naturales

En la entrega pasada, hablamos sobre la posibilidad de que Venezuela se erija a futuro como un país líder energético en la región. Esto, apalancado en las inmensas reservas de petróleo, gas y minerales que tenemos. Tan solo en yacimientos minerales, incluyendo petróleo y gas, en el subsuelo de Venezuela, reposan reservas naturales certificadas, que […]

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2023 06:30

Someter a la sociedad civil

Un gobierno que militarizó la gestión pública y asume a Venezuela como un cuartel, le incomoda la acción autónoma de instituciones y ciudadanos. Su filosofía es controlar y ahogar la libertad. Se empeña en garantizar obediencia a toda costa. Se pretende modelar gente que adule a quienes están en el poder o que por lo […]

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2023 06:30

Adolescencia de retos

Recientemente visitamos un centro educativo en Caracas donde todas las semanas la convivencia entre los estudiantes se afecta por algún nuevo reto en la plataforma TikTok. Darle un «lepe» a un compañero para que vaya pasando sucesivamente o bajar los pantalones de gimnasia a un compañero descuidado y dejarlo expuesto ante un grupo van generando […]

OPINIÓN · 8 ENERO, 2023

Una agenda distorsionada

Texto por Piero Trepiccione

Las últimas semanas de 2022 y estos primeros días de 2023 hemos sido testigos de una de las más grandes batallas digitales (no campales) de todos los tiempos en Venezuela. Hemos podido apreciar el nivel de autodestrucción esbozado por el liderazgo opositor, cuya consecuencia inmediata ha sido el quiebre de la unidad “afectiva”. La agenda pública del país, suerte de reflejo de los problemas y temas fundamentales que interesan a los venezolanos se ha visto copada por los insultos extremos entre partidos y líderes opositores.

Este fenómeno es insólito. La cotidianidad de la gente se caracteriza por otros intereses y otros problemas muy complejos en materia de servicios públicos, inflación, devaluación, migración, salud, educación, entre tantas dificultades que confronta la ciudadanía diariamente en el país. Pero hemos visto semejante distorsión en redes sociales. El reflejo de un país que no es.

La distorsión no es solo económica. Nuestra inflación interna es superior a la internacional, que ha sido impactada por la guerra de Ucrania y otros conflictos geopolíticos globales. Amén de las cadenas de importación y distribución más la voracidad fiscal desatada ante la disminución de los ingresos petroleros del Estado. Todo ha estado `patas arriba´ en economía, pero ahora se suma esta desconexión de la agenda pública nacional con los problemas reales de la población al ser sustituidos por un debate superficial y cruel entre el liderazgo opositor por la eliminación del gobierno interino.

Fíjense lo delicado del asunto. A comienzos de noviembre la empresa encuestadora Delphos nos mostraba un panorama interesante. Aproximadamente la mitad de la población, entre los muy dispuestos y los que probablemente se dispondrían a votar en las elecciones primarias de la oposición a mediados de este año que recién comienza, daban cuenta de la posibilidad de reencuentro y articulación del descontento nacional hacia una figura del planeta opositor. Con el triste espectáculo brindado en las redes sociales, es muy probable que este porcentaje se ralentice o disminuya considerablemente. Pero hay más.

El meollo del asunto venezolano es que ahora se potenció un quiebre emocional-afectivo. Está claro que el planeta opositor siempre ha estado lleno de diferencias -por lo variopinto del mismo-. pero se manejaban con ciertos esquemas diplomáticos que permitían llevar las alianzas, en muchos casos, a feliz término.

En esta oportunidad, el nivel de insultos personales directos o por mampuesto en las redes sociales, ha menoscabado las relaciones para llevar una fiesta en paz. Recuperar el terreno perdido se convierte ahora en un enorme desafío, que está intrínsecamente atado al nivel de madurez y amor al país por encima de intereses personales o grupales. Si triunfa esta ecuación, aunque parezca imposible, en el corto plazo habrá posibilidades de reencuentro y reconciliación; de lo contrario el conflicto puede durar años e incluso, décadas.

La sociedad venezolana debe enfocarse en reorientar la agenda pública nacional por encima de intereses partidistas. No ayuda para nada en nuestro proceso de recuperación económica, mantener estas distorsiones que muchas veces son aceleradas por bots y activistas digitales al servicio de intereses minúsculos. Si no desmontamos la importación y exportación del odio, difícilmente tendremos claridad estratégica para acelerar nuestra salida de la crisis multidimensional que nos impacta negativamente desde hace varios años.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Apostar al futuro

¿Cómo valoras esta información?

3

QUÉ CHÉVERE

1

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 4 FEBRERO, 2023 05:43

Palabra santa

OPINIÓN · 3 FEBRERO, 2023 05:10

Capitalizar las riquezas naturales

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2023 06:30

Someter a la sociedad civil