OPINIÓN · 17 MARZO, 2021 04:30

Un año teletrabajando

Ver más de

Susana Reina | @feminismoinc

¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“”

Algunas empresas a nivel mundial ya han anunciado no volver al esquema de trabajo presencial, aun cuando se superen los contagios por Covid19, seguramente porque encontraron ahorros sustantivos en esta forma de trabajar. Como muchas de ellas proclaman con entusiastas lemas de marketing “en 2020 aumentamos los niveles de productividad”. No dudo que sea una conquista importante en aras de mantener la economía andando, me preocupa el costo social que se deriva de ello.

Para la mayoría de las empresas, la digitalización laboral que se impuso hace un año con motivo de la pandemia fue un evento forzado. Las más privilegiadas ya venían trabajando a distancia con acceso a tecnología de vanguardia, con políticas bien definidas y equipamiento adaptado a la función remota. Pero las demás, sobre todo las pequeñas y medianas, tuvieron que aprender de forma improvisada, haciendo exigencias inéditas a su fuerza laboral para sostener las operaciones.

No es lo mismo el “home office” en situaciones normales que el “home office” en confinamiento. Eso lo supimos rápido, sobre todo las trabajadoras, a quienes además de caernos encima el tener que mantenernos activas laboralmente y dar respuesta eficiente a todos los requerimientos desde casa, tuvimos que hacerlo con los muchachos y adultos mayores encima, sin escuela, sin guardería, sin trabajadora doméstica, sin apoyo.

Economía con rostro

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) después de declarada la pandemia, 56% de las mujeres y 44% de los hombres perdieron sus empleos. Para las mujeres la probabilidad de quedar desempleadas fue más alta que para los hombres y esta diferencia se mantuvo una vez que los empleados temporalmente despedidos comenzaron a volver a sus puestos de trabajo. Una de cada cinco mujeres no lo recuperó.

La economía la generamos, sostenemos, disfrutamos y sufrimos personas de carne y hueso, y viendo que todos los reportes serios alertan sobre el grave impacto que esta pandemia está teniendo sobre las mujeres, me animé a conversar con algunas trabajadoras de distintas empresas, para saber qué representa para ellas trabajar a distancia en medio de estas circunstancias. Sobre todo, qué significaría seguir bajo este esquema por mucho tiempo más.

A Marisela le angustia quedarse sin internet o electricidad en medio de una reunión, cosa que pasa frecuentemente por su zona. Lucía coordina con su esposo e hijos los horarios de conexión de cada uno, porque dependen de un solo proveedor de internet que no rinde para todos en simultáneo. Daniela empezó a sufrir de lumbago por usar la silla de la cocina para trabajar. Ana revisa los correos después de las 11 de la noche que es cuando ella termina la cena, los niños duermen y entonces sí se puede concentrar.

Adriana no puede apagar su celular por orden de su jefa quien le hace requerimientos durante las noches y fines de semana, sin límites ni respeto al horario laboral. Tamara teme que al no estar físicamente en la oficina no se vea su trabajo y se haga invisible para una promoción; incluso sabe de reuniones que se han dado sin que la hayan convocado. Luz necesita tomar vacaciones, pero no lo hace porque en recursos humanos cae mal reclamar espacios de descanso en medio de una crisis, que exige “a sus tropas” dar servicio permanente. Antonieta se está recuperando de COVID con fuertes dolores de cabeza y fatiga mental, pero no tomará más licencias médicas por temor a que le suspendan su contrato temporal.

Coral pidió tiempo parcial para poder encargarse de la casa con más tiempo, pero al hacerlo le dijeron que era muestra de bajo compromiso y lealtad para con la empresa. Alicia agradece poder estar trabajando desde casa, porque así está más tiempo con su hijo sin la culpa que sentía al dejarlo sólo hasta la noche cuando ella regresaba de la oficina. No sé si esta sea una verdadera ventaja, pero dice sentirse más tranquila. Marietta, jefa de un call center, informó a su supervisor hace dos meses que está embarazada y aun no le informan sobre su ajuste de sueldo anual; ella sabe que ya la mayoría lo recibió y supo también que no cayó bien la noticia “justo en este momento”.

En esta rápida ronda de consultas pude notar que, en proporción significativamente superior, la experiencia fue calificada como negativa antes que positiva. De las nueve, cinco me dijeron que probablemente dejen el trabajo. La cacareada noción de conciliación vida laboral y familiar puede ser un arma de doble filo, si sigue recayendo exclusivamente sobre las mujeres y no se construyen apoyos que lo sostengan. Los mismos sesgos de siempre, en formato digital.

Enfoque de género

Muchas empresas están tomando decisiones derivadas de una visión mecanicista y poco sensibilizada, sobre la forma de cómo la vida le cambió a sus trabajadores en este último año. Ni siquiera llevan datos desagregados por sexo, que les permita diferenciar cuándo una política de la exigencia de teletrabajo -permanente en contexto de pandemia extendida- puede generar un retroceso en la carrera laboral de las mujeres llevándolas a renunciar, con el consecuente e histórico desaprovechamiento del talento femenino.

Un año de vivencias acumuladas puede servir de oportunidad para hacer de la escucha y la empatía herramientas fundamentales, que permitan a los empleadores diseñar incentivos más adecuados y adaptados a la realidad de sus empleadas. Es tiempo de aprender más de flexibilidad y corresponsabilidad, al mismo tiempo que se exija a los gobiernos desde los gremios y cámaras empresariales privadas a tomar cartas en el asunto, reforzando el sistema de cuidados y ofreciendo reales apoyos, para que ellas no sigan llevando la peor parte de esta pandemia mientras teletrabajan.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

De la misma autora: No olvidemos a las que sufren

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2021 05:50

Jueces y fiscales avalando la tortura

El Informe presentado hace quince días por la Misión de Determinación de Hechos para Venezuela de Naciones Unidas (MDH), con una nítida radiografía de las perversidades del sistema de justicia , muestra la complicidad de jueces y fiscales en la práctica de la tortura. Varios de los testimonios de detenidos indican que fueron torturados en […]

OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2021 05:39

¿Sociedad venezolana al cuadrado?

La semana pasada les hablaba del fenómeno de la duplicidad política y económica en Venezuela, que cual trastorno de visión doble o diplopía en términos médicos, nos viene afectando desde el año 2019. Lo anterior, deriva de una disociación macro y micro económica sin precedentes que vive el país. Incluso peor cuando intentamos entender y […]

OPINIÓN · 30 SEPTIEMBRE, 2021 05:51

¡Que se abran las aulas!

El regreso presencial a clases no se ve favorecido por los anuncios de que será el 4 de octubre, o quizás en la tercera semana, en el caso de Caracas si las cifras de contagio no se frenan. Se trata de condicionantes que cambian de un momento a otro, reforzando los temores de quienes piensan […]

OPINIÓN · 29 SEPTIEMBRE, 2021 05:45

Hasta que haya humo blanco

A la vista está disponible un enfrentamiento obstructivo y estéril que ha impedido alguna brisa de bienestar nacional durante muchos años. Sin embargo, en los últimos meses, las fuerzas políticas en disputa se han convencido de que es necesario converger hacia una solución pacífica que quite la lona del estadio y pueda volver a cantarse […]