Sin distingo de color político - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 12 FEBRERO, 2015 02:00

Sin distingo de color político

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Por Luz Mely Reyes / @luzmelyreyes

Fotografia/ Elixandro Cegarra

Esta semana se cumple el primer año del 12F, la mecha que encendió cuatro meses de protestas en Caracas,  San Cristóbal y otras ciudades venezolanas y que dejó como saldo 43 personas muertas, unas asesinadas y otras fallecidas en hechos relacionados.

De todos los casos, según un reporte al que tuve acceso, solo en 11 de ellos hay detenidos. Además, no hay ninguna persona sentenciada. En cuanto a los asesinatos de guardias nacionales, (cuatro en total) sólo en uno de los casos hay detenidos.

En contraste, las detenciones de estudiantes y manifestantes ( violentos o no) sumaron más de 3.517, entre ellos 310 menores de edad, la mayoría de los cuales quedaron en libertad, aunque 1.971 de ellos tienen medidas cautelares, 61 están privados de libertad,  según cifras de Foro Penal.

En cuatro meses de refriega, tensión y expectativas los venezolanos fuimos sometidos a presiones, desinformación y a una incertidumbre que no solo deja víctimas materiales, sino una suerte de desconsuelo en el ánimo de la sociedad venezolana.

Además, la impunidad en la mayoría de los casos de homicidios y el abuso de poder en hechos donde detuvieron a manifestantes ha dejado otra herida profunda en el alma colectiva del país.

A esto se suma una pésima gestión gubernamental y un mal manejo de la crisis por parte de  los sectores de oposición, lo cual ha dejado  a muchos seguidores de uno y otro polo en un estado de desamparo,  que hace temer a algunos sobre una muy alta abstención de las elecciones parlamentarias o en la posibilidad de algún estallido social.

Es posible que en los días que vengan una vez más seamos sometidos a cientos de mensajes que lejos de contribuir con la paz del país, incentivarán la división. Si eso ocurre solo les sugiero detenerse a pensar, a quién corresponde ejercer la justicia y cuantos casos de las muertes acaecidas en 2014 con motivo de violencia política han sido realmente resueltos. Las víctimas no tienen color político, aunque hayan sido militantes de una causa. La impunidad los cubre a todos.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: