La ilusión perdida - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 1 JUNIO, 2019 05:03

La ilusión perdida

Ver más de

Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Al final de mayo, todos los años, Venezuela celebra el día del adulto mayor. Pero, desde hace tiempo, debido a las condiciones del país, la gran razón para celebrar el ser de la tercera, cuarta o quinta edad, es solo seguir con vida.  Por lo demás, se ha convertido en tiempo de desilusiones.

Gran parte de quienes han tenido la suerte de llegar a viejos en este país han vivido, como en cualquier otra parte del mundo, con ilusiones.  Entre ellas, la llegada de la jubilación, tener salud y vivir la vejez con tranquilidad,  con la familia, disfrutando de lo generado en los años productivos.

Y es que la jubilación es la ilusión con la que mucha gente ha trabajado, vivido. Jubilarse, para algunos, es júbilo, como significado de alegría, el comienzo de una etapa donde predomina el disfrute.  Para otros, jubilarse es la amenaza del aburrimiento, la pérdida de facultades,  los “achaques” y, aunque no se piense o se diga: el comienzo del último lapso vital. 

Sea cual sea el significado que la gente le de a su jubilación, el dejar de trabajar es una meta existencial pero teniendo de qué vivir en forma digna, claro.   Por ello, las sociedades se preparan para darles la atención que merecen los viejos y algunas lo hacen de manera efectiva, otras, no tanto.

En las sociedades latinoamericanas, junto al cariño que se les da (a algunos), los viejitos son vistos con una cierta lástima. Lástima que los hace ver tiernos (de ternura, no de frescura) y, por lo general, es la familia la encargada de su cuido y atención.  El albergue es solo un recurso extremo.

Por eso mismo de la ternura que producen –cual niños-  suelen ser excelente motivo para la demagogia política. Candidato o candidata a cualquier elección debe abrazar viejitas o viejitos.

Pero la cara oculta de esa moneda es que mientras más avanzada la edad, ese grupo más indeseables se hace.  Sobre todo desde el punto de vista financiero.  Además de lo poco o nada productivo económicamente, se consume gran parte de los recursos públicos destinados a salud y, en ese mismo aspecto, gran parte de los presupuestos familiares.

Con respecto a la ancianitud hay mucho doble discurso, mucho tabú, mucha demagogia. La discriminación a la que son sometidas las personas de esas edades se asume como natural. A sus limitaciones físicas o mentales se agrega la falta de oportunidades para que continúen sintiéndose útiles o vivan tranquilos y la sobreprotección familiar, en casos, le confinan, aíslan o inutilizan.

Ser viejo o vieja, aunque deseable, no es fácil.  Vivir con ellos, tampoco.

Esta situación se ha agravado en la Venezuela actual, particularmente entre los más pobres, con la insuficiencia crónica de los montos de las pensiones y  lo que padecen en largas filas para cobrar sus pensiones quienes no cuentan con banca on-line o no entienden o desconfían de ese recurso.

Como la grave situación económica por la que atraviesa el país afecta a todo el grupo familiar, es de pensar que la gente de mayor edad en Venezuela también se está alimentando mal.

A eso se agrega el colapso del sistema de salud público, la imposibilidad para los mayores de obtener un seguro de hospitalización, el alto costo de los tratamientos médicos, la búsqueda agotadora de medicamentos, la crisis de los servicios de salud.  Las Casa Hogar para los ancianos pobres son muy pocas y los costos  de los albergues privados son muy altos.

Vivir la vejez en Venezuela es una gran dificultad o riesgo.  Por ello, a algunos mayores se los lleva la familia al exterior. Otros no tienen esa posibilidad o deciden permanecer en el país al costo que sea, inclusive de la vida.

Para colmo, una parte de los más viejos en Venezuela está sometida a circunstancias inéditas en este país derivadas de la emigración de los más jóvenes. La más cruenta de esas consecuencias es la soledad, una situación asociada a la tristeza.  No es para celebrar.

Y ahora, con la restricción de vuelos a Venezuela, se hace más difícil que familiares en el exterior vengan a acompañar a sus viejos en caso de una emergencia o muerte.  Muchas de las despedidas en el aeropuerto fueron o pudieran ser para siempre.  Nada que celebrar.

Jubilación devaluada

Como que si fuera poco lo malo en la actuales circunstancias, los más jóvenes que quedan en el país han perdido las ilusiones tanto de la juventud como de la vejez.  En Venezuela, hay muy pocas posibilidades de tener un trabajo bien remunerado que permita adquirir bienes, ahorrar para llegar a viejos sin sobresaltos económicos.  Los salarios no alcanzan para nada.

Los trabajadores de hoy perdieron la ilusión por la jubilación, el cobro de prestaciones laborales, de tener una pensión digna por el resto de su vida.  Todo eso se lo llevó la devaluación, la inflación, el torpe manejo de la economía nacional.

El único sentido que le quedó a la jubilación es no ir más al trabajo, lo cual pudiera ser una ganancia por evitarse los problemas de transporte, pero pudiera ser una enorme pérdida si lo que queda es el aislamiento y el padecimiento de la vejez en Venezuela.  Con sus excepciones, claro.

* * *

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores

 

Lee también:

Adultos mayores conmemoran su día entre maltratos y violación de sus derechos

 

La versión del gobierno sobre el #díadeladultomayor

 

 

 

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 28 MARZO, 2018

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 10 DICIEMBRE, 2019 05:16

Noticias del periodismo

El periodismo en Venezuela, como práctica profesional y también como modelo de negocios, está viviendo una profunda metamorfosis.

OPINIÓN · 10 DICIEMBRE, 2019 04:57

¿Cuál es el debate?

El debate es sobre la proporcionalidad del uso de la fuerza letal por los cuerpos de seguridad y su justificación en los casos donde hay resultados fatales.

OPINIÓN · 9 DICIEMBRE, 2019 05:36

El cromosoma “Y” puede estar condenado

La pérdida del cromosoma Y es una manifestación de una inestabilidad genómica más amplia.

OPINIÓN · 9 DICIEMBRE, 2019 05:13

Maduro quiere llevar gallinas y biblias a las escuelas

El sistema educativo laico no se casa con religión alguna. Tampoco las ataca