OPINIÓN · 4 JULIO, 2019 05:15

¡Desobedecer!

Ver más de

Mirla Perez | @mirlamargarita

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Carmen es una mujer de 50 años, vive en La Cota 905, tiene dos hijos y en su casa siempre hay un pariente cercano. Carmen es chavista, con orgullo lo dice, así se identifica: “el chavismo me ha dado mucho, son los únicos políticos que están en mi barrio”, me dice orgullosa.

Mientras conversamos le pregunto: ¿puedes decirme algo que te gusta oír de ellos? Piensa, no responde, busca en su memoria y me dice: “Chávez decía cosas bonitas de los pobres.”

En Carmen no hay una palabra precisa, una idea delineada que sea capaz de repetir una frase socialista con sentido vital. Vuelvo con otra pregunta: “¿y Maduro?”, me responde: “Chávez lo dejó, yo lo apoyo.”

Carmen vive mal, no tiene comida, pero a su barrio llega luz, agua y el gas lo tiene controlado: “soy amiga de los malandros”. El barrio está en la cima de una montaña, impenetrable para otra opción política. Las únicas fuerzas que penetran ese territorio son el FAES y la estructura comunal del Estado.

“En mi barrio lo único que hay es el Clap, la milicia y chamba juvenil…” Los malandros hicieron la “paz” entre ellos, “ahora ni la policía entra”.

Carmen está en la trama delincuencial sin ser ella delincuente. Se reconoce metida en ese micro poder que ha ido creciendo a la sombra y con la protección del Estado, “mi sobrina es mujer de un pran, está presa por tráfico de droga”.

En Carmen vemos la pura práctica sin ideología, sin lemas, sin afecto. Se mueve entre la trama delincuencial y la política, que para su barrio es la misma cosa. ¡Pragmatismo puro de un sistema en decadencia!

Al chavismo fracasó en imponerse como idea, como sueño, como sentido más allá de la coerción. Quienes le siguen lo hacen porque no tienen otro remedio, se metieron en la estructura de poder, pero ¿cuántos caben ella?; ¿quiénes son capaces de entrar y permanecer en esa estructura de poder?

El régimen tiene presencia en la vida de Carmen a través de tres estructuras: la comunal, la miliciana y la delincuencial, pero sin narrativa, sin empatía, sin compromiso. ¡Pura inercia! “Es lo que hay”, dice Carmen con resignación.

En la vida real, en la cotidianidad, este es un régimen débil. Después de 20 años no ha logrado ni consolidar el poder coercitivo-represor ni hacerse de una base más o menos firme que crea en su discurso y sea capaz defenderlo.

Los slogans, los lemas, las consignas fueron fundamentales en la Unión Soviética. Una vez estabilizado el aparato represor, produjeron un discurso que le alinearan en un propósito supremo: “¡proletarios del mundo, uníos!” La vocación imperial resonaba no solo en el régimen sino en toda la sociedad.

El poder de la insumisión

El chavismo es un cascaron sin poder real, sin anclaje afectivo en la gente, no hay consignas que sean leitmotiv. Están secos, vacíos de significado para la vida. El chavismo es débil, pero tiene el poder; mandan, pero no gobiernan; imponen. Carecen de auctoritas.

El poder real pero latente está en la insumisión, en la desobediencia, porque su verdadero impulso es la libertad. Impulso que lleva a Carmen a decir: “Es lo que hay”. Si la oposición se ofrece como opción política para Carmen, ¿no empieza ahí su proceso de liberación?

Necesitamos narrativas movilizantes, acciones novedosas de desobediencia. No hemos agotado las acciones cívicas ni el poder que tenemos como sociedad. ¿Hará falta un movimiento de resistencia prodemocrático que acuda a mecanismos de lucha no probados hasta ahora?

Como dijera el maestro Simón Rodríguez: ¡Inventamos o erramos!

* * *

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores

Del mismo autor

¿Liberación ante la devastación?

 

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 11 AGOSTO, 2022 05:35

Camino a la recuperación económica

Estamos creciendo económicamente, incluso, tendremos el más alto de toda la región latinoamericana. Según el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) la economía nacional creció 12,3% en el primer semestre de 2022, con respecto al mismo período de 2021. Se trata de una recuperación «desde el sótano» donde estábamos, pues en los últimos seis años, la […]

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022 05:31

Papá ¿dónde queda el Darién?

Marcos, de 7 años, se esmeraba dibujando El Ávila con sus creyones mientras escuchaba la radio de la cocina que tenía sintonizada su padre. La pregunta puso a correr a su papá Ernesto, quien tuvo que apelar a un mapa para ubicar la selva de Panamá. Ernesto trató de explicar en palabras sencillas lo dicho […]

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2022 05:38

Craso error: alimentar desconfianzas

La desconfianza ha sido uno de los grandes obstáculos que han tenido los partidos políticos opositores al gobierno de Nicolás Maduro para mostrarse cohesionados y, al mismo tiempo, representar una alternativa atractiva para sus electores. En los últimos años, tenemos una larga lista de episodios que han servido para alimentar la desconfianza política y, en […]

OPINIÓN · 8 AGOSTO, 2022 05:45

La prostasina: ¿un nuevo marcador de riesgo potencial de diabetes y cáncer?

Los médicos han identificado una proteína en la sangre que podría emplearse como una señal de advertencia temprana para los que corren el riesgo de padecer diabetes, cáncer o ambas enfermedades simultáneamente. Investigadores de Suecia y China tomaron muestras de sangre en más de 4500 adultos de mediana edad, como parte de un gran estudio […]

OPINIÓN · 8 AGOSTO, 2022

¡Desobedecer!

Texto por Mirla Perez | @mirlamargarita

Carmen es una mujer de 50 años, vive en La Cota 905, tiene dos hijos y en su casa siempre hay un pariente cercano. Carmen es chavista, con orgullo lo dice, así se identifica: “el chavismo me ha dado mucho, son los únicos políticos que están en mi barrio”, me dice orgullosa.

Mientras conversamos le pregunto: ¿puedes decirme algo que te gusta oír de ellos? Piensa, no responde, busca en su memoria y me dice: “Chávez decía cosas bonitas de los pobres.”

En Carmen no hay una palabra precisa, una idea delineada que sea capaz de repetir una frase socialista con sentido vital. Vuelvo con otra pregunta: “¿y Maduro?”, me responde: “Chávez lo dejó, yo lo apoyo.”

Carmen vive mal, no tiene comida, pero a su barrio llega luz, agua y el gas lo tiene controlado: “soy amiga de los malandros”. El barrio está en la cima de una montaña, impenetrable para otra opción política. Las únicas fuerzas que penetran ese territorio son el FAES y la estructura comunal del Estado.

“En mi barrio lo único que hay es el Clap, la milicia y chamba juvenil…” Los malandros hicieron la “paz” entre ellos, “ahora ni la policía entra”.

Carmen está en la trama delincuencial sin ser ella delincuente. Se reconoce metida en ese micro poder que ha ido creciendo a la sombra y con la protección del Estado, “mi sobrina es mujer de un pran, está presa por tráfico de droga”.

En Carmen vemos la pura práctica sin ideología, sin lemas, sin afecto. Se mueve entre la trama delincuencial y la política, que para su barrio es la misma cosa. ¡Pragmatismo puro de un sistema en decadencia!

Al chavismo fracasó en imponerse como idea, como sueño, como sentido más allá de la coerción. Quienes le siguen lo hacen porque no tienen otro remedio, se metieron en la estructura de poder, pero ¿cuántos caben ella?; ¿quiénes son capaces de entrar y permanecer en esa estructura de poder?

El régimen tiene presencia en la vida de Carmen a través de tres estructuras: la comunal, la miliciana y la delincuencial, pero sin narrativa, sin empatía, sin compromiso. ¡Pura inercia! “Es lo que hay”, dice Carmen con resignación.

En la vida real, en la cotidianidad, este es un régimen débil. Después de 20 años no ha logrado ni consolidar el poder coercitivo-represor ni hacerse de una base más o menos firme que crea en su discurso y sea capaz defenderlo.

Los slogans, los lemas, las consignas fueron fundamentales en la Unión Soviética. Una vez estabilizado el aparato represor, produjeron un discurso que le alinearan en un propósito supremo: “¡proletarios del mundo, uníos!” La vocación imperial resonaba no solo en el régimen sino en toda la sociedad.

El poder de la insumisión

El chavismo es un cascaron sin poder real, sin anclaje afectivo en la gente, no hay consignas que sean leitmotiv. Están secos, vacíos de significado para la vida. El chavismo es débil, pero tiene el poder; mandan, pero no gobiernan; imponen. Carecen de auctoritas.

El poder real pero latente está en la insumisión, en la desobediencia, porque su verdadero impulso es la libertad. Impulso que lleva a Carmen a decir: “Es lo que hay”. Si la oposición se ofrece como opción política para Carmen, ¿no empieza ahí su proceso de liberación?

Necesitamos narrativas movilizantes, acciones novedosas de desobediencia. No hemos agotado las acciones cívicas ni el poder que tenemos como sociedad. ¿Hará falta un movimiento de resistencia prodemocrático que acuda a mecanismos de lucha no probados hasta ahora?

Como dijera el maestro Simón Rodríguez: ¡Inventamos o erramos!

* * *

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores

Del mismo autor

¿Liberación ante la devastación?

 

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 11 AGOSTO, 2022 05:35

Camino a la recuperación económica

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022 05:31

Papá ¿dónde queda el Darién?

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2022 05:38

Craso error: alimentar desconfianzas