OPINIÓN · 21 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Cop27: ¿vale la pena aplaudir soluciones basadas en la naturaleza?

Ver más de

Paulino Betancourt Figueroa | @p_betanco

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La semana pasada en Egipto durante la conferencia climática de la ONU, los gobiernos hicieron anuncios confusos, donde indicaron estar apostando por “soluciones basadas en la naturaleza”, empleando jergas como “regenerativa”, “climáticamente inteligente”, “naturaleza positiva”, “resistente” y la palabra de moda “verde”. Estos términos suenan inspiradores, a menudo se refieren a acciones importantes y es bueno que los gobiernos estén hablando de políticas relacionadas con el clima. Pero al no tener definiciones acordadas universalmente, se tiene como resultado que las personas, e incluso los expertos, no comprenden lo que significan. Esto apunta a un problema persistente con la política ambiental: está plagada de términos imprecisos que, mientras intentan abarcar todo, terminan sin significar nada.

Los anuncios de la cumbre llamaron poco la atención. La mayoría de los principales medios de comunicación ni siquiera la cubrieron. Tal vez eso se deba a que frases como: «soluciones basadas en la naturaleza» son ambiguas y nadie sabe realmente lo que significa. Esta imprecisión hace que los términos estén muy abiertos al “lavado verde”, un marketing que induce al público a pensar erróneamente que algo es más ecológico de lo que realmente es. Incluso, hace que las empresas aparezcan a la vanguardia de la acción climática al explotar estas frases como publicidad ambientalista.

Las definiciones claras son importantes, especialmente cuando los países y las empresas deberían estar obligados a frenar o revertir sus impactos sobre los ecosistemas y el clima. Es difícil pedirles cuentas si no se entiende a qué se refieren o qué están haciendo. Si se trata de decir que el mundo debería estar realizando las cosas de manera diferente a lo usual para cumplir con los objetivos climáticos o los de desarrollo socioeconómico, se debe tener muy claro qué están proponiendo. Es por eso que los detalles importan.

¿Qué significan esas palabras de moda y cómo se emplean? Las soluciones basadas en la naturaleza se refieren a diferentes formas de abordar un desafío humano particular, protegiendo, restaurando o gestionando mejor la naturaleza. Por lo general, las soluciones basadas en la naturaleza aparecen en el contexto del cambio climático y sus secuelas, como la intensificación de las olas de calor y las tormentas. Por lo tanto, apuntan a diferentes formas de reducir las emisiones, disminuir la temperatura de una región o salvaguardar las costas, utilizando plantas o animales. Esto incluye la protección de árboles longevos que almacenan inmensas cantidades de carbono y la restauración de arrecifes de coral, que pueden ayudar a controlar las inundaciones durante los huracanes.

Un informe reciente critica el uso de términos como las soluciones basadas en la naturaleza debido a que son confusos y describen a un gran conjunto de acciones, sin que realmente ayuden a reducir el cambio climático o la pérdida de biodiversidad. Algunas de ellas no funcionan del todo. Por ejemplo, las grandes campañas de plantación de árboles a menudo son promovidas por países y empresas que en muchos casos afectan a las comunidades locales.

 “Hoy en día cualquier cosa puede ser tildada como soluciones basadas en la naturaleza”, según lo publicado en el sitio web Carbon Brief. Muchas “compensaciones de carbono” son otro conjunto de enmiendas que no siempre terminan protegiendo a la naturaleza. Estas compensaciones son esquemas en los que las empresas intentan equilibrar su huella de carbono protegiendo o restaurando ecosistemas. En otras palabras, las empresas pueden seguir contaminando siempre y cuando protejan algunos árboles.

Entonces ¿qué es la naturaleza? En este contexto, generalmente se refiere a los ecosistemas como bosques, campiñas o arrecifes de coral, que “brindan diversos beneficios”, relacionados con la purificación del agua y el control de inundaciones. Los científicos suelen referirse a ello como servicios ecosistémicos y suelen ser sinónimo de “beneficios”.

Esto lleva de vuelta a un punto importante: ¿vale la pena aplaudir soluciones basadas en la naturaleza?, ¿ayudan a reconstruir ecosistemas críticos? Y nuevamente, ¿es importante que los gobiernos y las empresas hablen de ellos? En la última década, las soluciones basadas en la naturaleza se han convertido en una parte clave de las estrategias climáticas corporativas y gubernamentales. Las industrias del petróleo y la agricultura, que están fuertemente vinculadas a la destrucción del medio ambiente, a menudo promocionan su apoyo a las estrategias basadas en la naturaleza. Un análisis del 2020 determinó que casi dos tercios de los países que firmaron el acuerdo climático de París incluían objetivos basados ​​en la naturaleza en sus estrategias de adaptación y mitigación.

Finalmente, en la COP27 se publicó una “hoja de ruta” para poner las soluciones basadas en la naturaleza en el centro de la política climática. Incluyeron varias recomendaciones, desde aumentar el financiamiento hasta desarrollar nuevas estrategias, aunque esta hoja de ruta es muy técnica y ambigua. A pesar de esta falta de claridad en los discursos de los dignatarios, sería deseable que las acciones a tomar repercutan positivamente sobre el Planeta.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Algo eléctrico entre tú (abejas) y yo (flores)

 

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 1 DICIEMBRE, 2022 06:30

Tareas pendientes para proteger a los niños

¿Qué está pasando en el país?, ¿por qué tanta crueldad hacia los niños? El video de un niño siendo abusado por varias mujeres reavivó el sentimiento. El Fiscal General presentó un balance en el marco del 53° Aniversario del Ministerio Público que concluye que se han registrado un total de 1.494 casos de delitos de […]

OPINIÓN · 30 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Mi historia, mis términos

Así se llama el libro que en días pasados presentamos desde la ONGs Resonalia y FeminismoINC, fruto de un trabajo liderado por la activista feminista María Luisa Campos y en esfuerzo solidario con muchas otras mujeres y organizaciones feministas en Venezuela. Se trata de un libro para sobrevivientes de violencia sexual basado en una traducción […]

OPINIÓN · 29 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Reanudando la función de la política

Los grandes acuerdos —sean políticos, económicos, sociales, familiares, laborales, etc.— no se logran por el mero voluntarismo, ni mucho menos son amores a primera vista. Al contrario, su materialización depende de un esfuerzo sostenido entre personas que tienen diferentes visiones del mundo y que, sin duda, evitarían que sus hijos (as) se conocieran para reducir […]

OPINIÓN · 28 NOVIEMBRE, 2022 05:30

En busca de la mejor foto del virus de la hepatitis C

El virus de la hepatitis C, o VHC, provoca una infección crónica en el hígado que puede producir daños permanentes y, en casos extremos, cáncer. Afecta a alrededor de 58 millones de personas en todo el mundo y ocasiona unas 290.000 muertes cada año. Si bien hay tratamientos disponibles para las infecciones relacionadas con el […]

OPINIÓN · 28 NOVIEMBRE, 2022

Cop27: ¿vale la pena aplaudir soluciones basadas en la naturaleza?

Texto por Paulino Betancourt Figueroa | @p_betanco

La semana pasada en Egipto durante la conferencia climática de la ONU, los gobiernos hicieron anuncios confusos, donde indicaron estar apostando por “soluciones basadas en la naturaleza”, empleando jergas como “regenerativa”, “climáticamente inteligente”, “naturaleza positiva”, “resistente” y la palabra de moda “verde”. Estos términos suenan inspiradores, a menudo se refieren a acciones importantes y es bueno que los gobiernos estén hablando de políticas relacionadas con el clima. Pero al no tener definiciones acordadas universalmente, se tiene como resultado que las personas, e incluso los expertos, no comprenden lo que significan. Esto apunta a un problema persistente con la política ambiental: está plagada de términos imprecisos que, mientras intentan abarcar todo, terminan sin significar nada.

Los anuncios de la cumbre llamaron poco la atención. La mayoría de los principales medios de comunicación ni siquiera la cubrieron. Tal vez eso se deba a que frases como: «soluciones basadas en la naturaleza» son ambiguas y nadie sabe realmente lo que significa. Esta imprecisión hace que los términos estén muy abiertos al “lavado verde”, un marketing que induce al público a pensar erróneamente que algo es más ecológico de lo que realmente es. Incluso, hace que las empresas aparezcan a la vanguardia de la acción climática al explotar estas frases como publicidad ambientalista.

Las definiciones claras son importantes, especialmente cuando los países y las empresas deberían estar obligados a frenar o revertir sus impactos sobre los ecosistemas y el clima. Es difícil pedirles cuentas si no se entiende a qué se refieren o qué están haciendo. Si se trata de decir que el mundo debería estar realizando las cosas de manera diferente a lo usual para cumplir con los objetivos climáticos o los de desarrollo socioeconómico, se debe tener muy claro qué están proponiendo. Es por eso que los detalles importan.

¿Qué significan esas palabras de moda y cómo se emplean? Las soluciones basadas en la naturaleza se refieren a diferentes formas de abordar un desafío humano particular, protegiendo, restaurando o gestionando mejor la naturaleza. Por lo general, las soluciones basadas en la naturaleza aparecen en el contexto del cambio climático y sus secuelas, como la intensificación de las olas de calor y las tormentas. Por lo tanto, apuntan a diferentes formas de reducir las emisiones, disminuir la temperatura de una región o salvaguardar las costas, utilizando plantas o animales. Esto incluye la protección de árboles longevos que almacenan inmensas cantidades de carbono y la restauración de arrecifes de coral, que pueden ayudar a controlar las inundaciones durante los huracanes.

Un informe reciente critica el uso de términos como las soluciones basadas en la naturaleza debido a que son confusos y describen a un gran conjunto de acciones, sin que realmente ayuden a reducir el cambio climático o la pérdida de biodiversidad. Algunas de ellas no funcionan del todo. Por ejemplo, las grandes campañas de plantación de árboles a menudo son promovidas por países y empresas que en muchos casos afectan a las comunidades locales.

 “Hoy en día cualquier cosa puede ser tildada como soluciones basadas en la naturaleza”, según lo publicado en el sitio web Carbon Brief. Muchas “compensaciones de carbono” son otro conjunto de enmiendas que no siempre terminan protegiendo a la naturaleza. Estas compensaciones son esquemas en los que las empresas intentan equilibrar su huella de carbono protegiendo o restaurando ecosistemas. En otras palabras, las empresas pueden seguir contaminando siempre y cuando protejan algunos árboles.

Entonces ¿qué es la naturaleza? En este contexto, generalmente se refiere a los ecosistemas como bosques, campiñas o arrecifes de coral, que “brindan diversos beneficios”, relacionados con la purificación del agua y el control de inundaciones. Los científicos suelen referirse a ello como servicios ecosistémicos y suelen ser sinónimo de “beneficios”.

Esto lleva de vuelta a un punto importante: ¿vale la pena aplaudir soluciones basadas en la naturaleza?, ¿ayudan a reconstruir ecosistemas críticos? Y nuevamente, ¿es importante que los gobiernos y las empresas hablen de ellos? En la última década, las soluciones basadas en la naturaleza se han convertido en una parte clave de las estrategias climáticas corporativas y gubernamentales. Las industrias del petróleo y la agricultura, que están fuertemente vinculadas a la destrucción del medio ambiente, a menudo promocionan su apoyo a las estrategias basadas en la naturaleza. Un análisis del 2020 determinó que casi dos tercios de los países que firmaron el acuerdo climático de París incluían objetivos basados ​​en la naturaleza en sus estrategias de adaptación y mitigación.

Finalmente, en la COP27 se publicó una “hoja de ruta” para poner las soluciones basadas en la naturaleza en el centro de la política climática. Incluyeron varias recomendaciones, desde aumentar el financiamiento hasta desarrollar nuevas estrategias, aunque esta hoja de ruta es muy técnica y ambigua. A pesar de esta falta de claridad en los discursos de los dignatarios, sería deseable que las acciones a tomar repercutan positivamente sobre el Planeta.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Algo eléctrico entre tú (abejas) y yo (flores)

 

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 1 DICIEMBRE, 2022 06:30

Tareas pendientes para proteger a los niños

OPINIÓN · 30 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Mi historia, mis términos

OPINIÓN · 29 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Reanudando la función de la política