Cinismo, ideales y expectativas - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 8 JULIO, 2019 05:30

Cinismo, ideales y expectativas

Ver más de

Olga Bravo @bravoluna

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“Si raspamos la superficie de la mayoría de los cínicos, hallaremos a un idealista frustrado, alguien que cometió el error de convertir sus ideales en expectativas” 
Peter Senge.

 

Un ideal es un modelo que sirve de norma, es deseable, por eso lo perseguimos, aunque sólo existe en nuestro pensamiento. Si bien sabemos que los ideales son inalcanzables, los sentimos próximos, combinación que invita a una búsqueda incesante, que nos impulsa a mejorar continuamente, al tiempo que nos recuerda que no somos omnipotentes (nos mantiene humildes). Ese es el valor de los ideales.

Con cierta frecuencia sucede que el deseo de alcanzar un ideal junto con el sentimiento de proximidad que nos produce, hace que lo convirtamos en una expectativa, es decir, hace que consideremos que se realizará en un plazo y de un modo establecido, consciente o inconscientemente, por nosotros. Dicho de otro modo, suponemos que la realidad satisfará nuestro ideal.

Entonces comienzan los problemas. Si ese plazo o ese modo en que suponemos que sucederán las cosas no se cumple, somos presa de la frustración y acabamos desconfiando de nuestra capacidad de logro. Es posible que tratemos de protegernos y traslademos la responsabilidad por el aparente fracaso a las circunstancias o a terceros. He allí la raíz del cinismo al que apunta la frase de Senge.

Hace unos días conocí a una muchacha que, tras vivir 11 años en Nueva York, decidió regresar a Venezuela. En Nueva York hizo sus estudios de pregrado y luego se quedó trabajando en esa ciudad, hasta que, ella y sus dos mejores amigas venezolanas, decidieron que era Venezuela el lugar en el que querían estar.

¿Qué te motiva?, le pregunté. Su respuesta fue, “la ilusión de colaborar en la reconstrucción de mi país”.

¿Ingenuidad? Confieso que pensé que había mucho de ingenua en una mujer joven que ha pasado largo tiempo fuera del país y lo ha mirado de lejos. Mi temor en el momento en que la escuché fue que su destino sea terminar defraudada porque las cosas no se suceden como espera, así que le pregunté ¿qué expectativa tienes? Su respuesta me sorprendió y me recordó la frase de Peter Senge que cito al inicio, “ninguna”, me dijo, a lo que agregó: “es que pienso que nosotros los venezolanos nos metimos en esto y nosotros tenemos que salir de esto. Mucha gente está haciendo mucho por el país, desde aquí y desde fuera, y yo decidí que quiero hacer mi parte desde aquí”.

Me contó, además, que una de sus amigas regresó antes al país, en 2015. Las tres tienen su propio grupo de Whatsapp, de forma que la que llegó primero les ha relatado, desde su experiencia en el sitio y sin dorarles la píldora, los retos que supone vivir en Venezuela por estos días. Supongo que esta aclaratoria fue su forma de decirme que tiene plena consciencia de lo que supone su decisión de volver al país a trabajar en su reconstrucción.

Ideales con los pies en la tierra

Senge cita a otro autor, Bill O’Brien, quien sostiene que el agotamiento no se produce por exceso de trabajo, sino porque convertimos los ideales en expectativas. “Hay profesores, asistentes sociales y clérigos que trabajan con increíble empeño hasta los 80 años,” dice O’Brien, “y nunca sufren de ‘agotamiento’ porque tienen una visión atinada de la naturaleza humana. No idealizan a la gente, así que no sufren un gran estrés psicológico cuando la gente los decepciona”.

Creo que tenemos mucho que aprender de esta joven y sus amigas, no del hecho de que hayan regresado, ella misma aclara que hay mucha gente haciendo su parte desde fuera, sino de la gran humildad que refleja estar dispuesto a trabajar sin descanso por un ideal, aunque el escenario no sea halagüeño y el resultado no se tenga asegurado.

* * *

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor

Del saludo y el desempeño en entornos desafiantes

 

 

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 28 MARZO, 2018

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 13 NOVIEMBRE, 2019 05:53

Pregunta cruel

Estamos en transición: vivimos una ilusión de igualdad de género-unas sociedades más que otras

OPINIÓN · 12 NOVIEMBRE, 2019 05:22

Cuando la prensa es el enemigo

En la medida en que los presidentes deciden suspender suscripciones, lo vemos en una perspectiva del derecho a la libertad de expresión e información

OPINIÓN · 11 NOVIEMBRE, 2019 05:57

Ella habla con extraterrestres

Durante siglos, los seres humanos nos hemos preguntado si estamos solos en el universo y en los últimos 200 años, el reto ha sido el poder entablar una comunicación interestelar con una inteligencia extraterrestre, fascinando a algunos de los mejores científicos y matemáticos del mundo. Imaginemos que en el 2036 un nativo del sistema solar […]

OPINIÓN · 10 NOVIEMBRE, 2019 05:17

Las redes generan redes

las redes generan redes que pueden articular mejor los anhelos mayoritarios de las sociedades y fortalecer la calidad de la democracia.