OPINIÓN · 3 OCTUBRE, 2019 11:12

Anticoncepción, mujer y maternidad

Ver más de

Hisvet Fernández | @HisvetF

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En el mes de Septiembre hay dos fechas relacionadas con las Mujeres y la Anticoncepción, el 26 de Septiembre Día Mundial para la Prevención del Embarazo no Planificado y el 28 de Septiembre Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro. Ambas fechas tienen en común que se refieren a lo que las Mujeres pueden hacer o dejar de hacer con sus cuerpos y con la maternidad.

En ambas iniciativas se podría interpretar el dilema de seguir tratando la maternidad como destino de todas las mujeres solo por ser mujeres o convertir la maternidad en una opción. Haciendo esfuerzos para que estas pueden optar libremente a la maternidad sin coacción y sin obligación y hacerlo por decisión informada y consciente.

Pero hay una dificultad ante estas aspiraciones, cargadas de buenas intenciones en la mayoría de las mujeres que impulsan acciones en este sentido. Ya abogan por la libertad que debemos tener “todas” las mujeres sobre nuestros cuerpos y por el derecho humano a realizar plenamente los Derechos Sexuales y Reproductivos, pero la realidad es que las mujeres somos un colectivo diverso, no somos un colectivo homogéneo. Somos una Diversidad. Cada vez que hablamos de “las mujeres” quienes las nombran las piensa de determinada manera, por lo general desde el modelo simbólico dominante de las mujeres. Se idean políticas y acciones que tratan a las mujeres como un colectivo homogéneo, inspiradas en ese modelo simbólico, generalizando lo que no es generalizable.

La anticoncepción no es un tema que puede ser abordado como si todas las mujeres tuviésemos las mismas realidades y condiciones de vida, por ejemplo, de acceso a los métodos anticonceptivos, a servicios de salud, información, educación, trabajo y otras.

Llama la atención que, aunque la mayoría de las mujeres que se incorporan en estas fechas a las campañas que se desarrollan lo hacen honestamente basadas en su interés por beneficiar a las mujeres, no es menos cierto que detrás de estas campañas hay intereses muy distantes a los genuinos intereses de las grandes mayorías de mujeres, que son las pobres, colándose visiones que siguen cosificando a las mujeres y subestimando sus capacidades de decisión verdadera, sobre sus cuerpos, sobre sus vidas. Visiones que en apariencia “defienden los derechos” de las mujeres, pero que en el fondo discriminan y subestiman a la mayoría.

El Día de la Prevención del Embarazo No planificado (DPEA/WCD) ha sido promovido especialmente por Bayer Schering Pharma, que impulsó la iniciativa a nivel global con la celebración del World Contraception Day. Bayer es una empresa químico-farmacéutica que invierte y produce anticonceptivos para mujeres, es alemana fundada en Barmen/1863 y desde 1925 formó parte del conglomerado IG Farben hasta 1951, después de la Segunda Guerra Mundial, que fue disuelto por los Aliados debido a que utilizó trabajo esclavo en sus procesos de fabricación, con mano de obra femenina fundamentalmente. Hoy, Bayer es la patrocinante principal de las organizaciones internacionales que impulsan el Día de la Prevención del Embarazo No planificado o DPEA/WCD.

El día de Acción Global por el acceso al Aborto Legal y Seguro conocido originalmente como el Día por la Despenalización y Legalización del Aborto es convocado por grupos de mujeres y del movimiento feminista exigiendo a sus gobiernos despenalizar el aborto y facilitar el acceso al aborto con el objetivo de evitar que millones de mujeres en el mundo sigan muriendo por practicarse abortos inseguros. Esta iniciativa del V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe de 1990, ya tiene carácter mundial con organizaciones internacionales y va perdiendo el perfil político que originalmente tuvo.

Cada año se calcula que más de medio millón de mujeres mueren, la mayoría en países “en desarrollo” -o sea, mujeres pobres- por causas relacionadas con el embarazo, parto, puerperio y aborto inseguro y clandestino.

La pobreza, y dentro de esta que las mujeres sean su mayoría, es un asunto que no puede ser obviado cuando de anticoncepción hablamos, ya que se corre el riesgo de terminar responsabilizando a las mismas víctimas de su situación de pobreza y la de sus hijos/as. Y lo que es peor se les atribuye la responsabilidad de que no tengan más hijos/as pobres.

Las luchas de las Mujeres se van tiñendo de unos propósitos que distan mucho de los intereses de la gran mayoría de las mujeres, que sufren en carne propia la discriminación y la exclusión en el acceso al ejercicio pleno de sus Derechos humanos, entre ellos los sexuales y reproductivos.

Ejemplo de esto fue Claudia Palacios, periodista colombiana que pidió a las mujeres venezolanas migrantes, en un artículo publicado en El Tiempo, que dejaran de parir, ya que esos hijos vendrían al mundo a pasar hambre y discriminación, atribuyendo el problema de la pobreza y migración a un asunto de número de hijas e hijos paridos por las mujeres, pero no cualquier mujer, las mujeres pobres. Esto desató una polémica y fue criticada por su postura machista y patriarcal. Postura que además solapa el verdadero origen de la pobreza.

Un planteamiento similar consigue el eco de los medios y el aval de organizaciones que promueven estas fechas. Lo encontramos en la voz de mujeres como Melinda Gate (esposa del magnate Bill Gate) cuando dice textualmente frases como: “a veces lo mejor que puede hacer una mujer por un hijo es no tener más hijos”, o «ningún país del mundo en los últimos 50 años ha salido de la pobreza sin ampliar el acceso a los anticonceptivos”, o “cuando las mujeres pueden programar y espaciar sus embarazos, tienen más opciones de progresar”, y ”así es como las familias y los países salen de la pobreza”.

Ambos planteamientos, el de Claudia y el de Melinda, descargan en las mujeres pobres el problema de la pobreza mundial y pretenden limitarles su fecundidad como solución. Ambas evaden su mirada sobre la verdadera causa de la pobreza. Por eso es que llama la atención que en estas fechas, relacionadas con la anticoncepción, no vemos a las mayorías de mujeres pobres con estas banderas. Ellas están peleando aún por vivienda, salud, agua, alimentos, medicamentos, trabajo, salarios, transporte, educación y más.

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022 05:31

Papá ¿dónde queda el Darién?

Marcos, de 7 años, se esmeraba dibujando El Ávila con sus creyones mientras escuchaba la radio de la cocina que tenía sintonizada su padre. La pregunta puso a correr a su papá Ernesto, quien tuvo que apelar a un mapa para ubicar la selva de Panamá. Ernesto trató de explicar en palabras sencillas lo dicho […]

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2022 05:38

Craso error: alimentar desconfianzas

La desconfianza ha sido uno de los grandes obstáculos que han tenido los partidos políticos opositores al gobierno de Nicolás Maduro para mostrarse cohesionados y, al mismo tiempo, representar una alternativa atractiva para sus electores. En los últimos años, tenemos una larga lista de episodios que han servido para alimentar la desconfianza política y, en […]

OPINIÓN · 8 AGOSTO, 2022 05:45

La prostasina: ¿un nuevo marcador de riesgo potencial de diabetes y cáncer?

Los médicos han identificado una proteína en la sangre que podría emplearse como una señal de advertencia temprana para los que corren el riesgo de padecer diabetes, cáncer o ambas enfermedades simultáneamente. Investigadores de Suecia y China tomaron muestras de sangre en más de 4500 adultos de mediana edad, como parte de un gran estudio […]

OPINIÓN · 7 AGOSTO, 2022 05:22

Los dientes de China

Esta semana ha estado llena de eventos importantes en la geopolítica mundial, pero sin duda, el más controvertido y que ha generado mayor preocupación internacional ha sido la visita de Nancy Pelosi, presidenta de la cámara de representantes del Congreso de los Estados Unidos, a Taiwán de manera oficial y en medio de reclamos diplomáticos […]

OPINIÓN · 7 AGOSTO, 2022

Anticoncepción, mujer y maternidad

Texto por Hisvet Fernández | @HisvetF

En el mes de Septiembre hay dos fechas relacionadas con las Mujeres y la Anticoncepción, el 26 de Septiembre Día Mundial para la Prevención del Embarazo no Planificado y el 28 de Septiembre Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro. Ambas fechas tienen en común que se refieren a lo que las Mujeres pueden hacer o dejar de hacer con sus cuerpos y con la maternidad.

En ambas iniciativas se podría interpretar el dilema de seguir tratando la maternidad como destino de todas las mujeres solo por ser mujeres o convertir la maternidad en una opción. Haciendo esfuerzos para que estas pueden optar libremente a la maternidad sin coacción y sin obligación y hacerlo por decisión informada y consciente.

Pero hay una dificultad ante estas aspiraciones, cargadas de buenas intenciones en la mayoría de las mujeres que impulsan acciones en este sentido. Ya abogan por la libertad que debemos tener “todas” las mujeres sobre nuestros cuerpos y por el derecho humano a realizar plenamente los Derechos Sexuales y Reproductivos, pero la realidad es que las mujeres somos un colectivo diverso, no somos un colectivo homogéneo. Somos una Diversidad. Cada vez que hablamos de “las mujeres” quienes las nombran las piensa de determinada manera, por lo general desde el modelo simbólico dominante de las mujeres. Se idean políticas y acciones que tratan a las mujeres como un colectivo homogéneo, inspiradas en ese modelo simbólico, generalizando lo que no es generalizable.

La anticoncepción no es un tema que puede ser abordado como si todas las mujeres tuviésemos las mismas realidades y condiciones de vida, por ejemplo, de acceso a los métodos anticonceptivos, a servicios de salud, información, educación, trabajo y otras.

Llama la atención que, aunque la mayoría de las mujeres que se incorporan en estas fechas a las campañas que se desarrollan lo hacen honestamente basadas en su interés por beneficiar a las mujeres, no es menos cierto que detrás de estas campañas hay intereses muy distantes a los genuinos intereses de las grandes mayorías de mujeres, que son las pobres, colándose visiones que siguen cosificando a las mujeres y subestimando sus capacidades de decisión verdadera, sobre sus cuerpos, sobre sus vidas. Visiones que en apariencia “defienden los derechos” de las mujeres, pero que en el fondo discriminan y subestiman a la mayoría.

El Día de la Prevención del Embarazo No planificado (DPEA/WCD) ha sido promovido especialmente por Bayer Schering Pharma, que impulsó la iniciativa a nivel global con la celebración del World Contraception Day. Bayer es una empresa químico-farmacéutica que invierte y produce anticonceptivos para mujeres, es alemana fundada en Barmen/1863 y desde 1925 formó parte del conglomerado IG Farben hasta 1951, después de la Segunda Guerra Mundial, que fue disuelto por los Aliados debido a que utilizó trabajo esclavo en sus procesos de fabricación, con mano de obra femenina fundamentalmente. Hoy, Bayer es la patrocinante principal de las organizaciones internacionales que impulsan el Día de la Prevención del Embarazo No planificado o DPEA/WCD.

El día de Acción Global por el acceso al Aborto Legal y Seguro conocido originalmente como el Día por la Despenalización y Legalización del Aborto es convocado por grupos de mujeres y del movimiento feminista exigiendo a sus gobiernos despenalizar el aborto y facilitar el acceso al aborto con el objetivo de evitar que millones de mujeres en el mundo sigan muriendo por practicarse abortos inseguros. Esta iniciativa del V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe de 1990, ya tiene carácter mundial con organizaciones internacionales y va perdiendo el perfil político que originalmente tuvo.

Cada año se calcula que más de medio millón de mujeres mueren, la mayoría en países “en desarrollo” -o sea, mujeres pobres- por causas relacionadas con el embarazo, parto, puerperio y aborto inseguro y clandestino.

La pobreza, y dentro de esta que las mujeres sean su mayoría, es un asunto que no puede ser obviado cuando de anticoncepción hablamos, ya que se corre el riesgo de terminar responsabilizando a las mismas víctimas de su situación de pobreza y la de sus hijos/as. Y lo que es peor se les atribuye la responsabilidad de que no tengan más hijos/as pobres.

Las luchas de las Mujeres se van tiñendo de unos propósitos que distan mucho de los intereses de la gran mayoría de las mujeres, que sufren en carne propia la discriminación y la exclusión en el acceso al ejercicio pleno de sus Derechos humanos, entre ellos los sexuales y reproductivos.

Ejemplo de esto fue Claudia Palacios, periodista colombiana que pidió a las mujeres venezolanas migrantes, en un artículo publicado en El Tiempo, que dejaran de parir, ya que esos hijos vendrían al mundo a pasar hambre y discriminación, atribuyendo el problema de la pobreza y migración a un asunto de número de hijas e hijos paridos por las mujeres, pero no cualquier mujer, las mujeres pobres. Esto desató una polémica y fue criticada por su postura machista y patriarcal. Postura que además solapa el verdadero origen de la pobreza.

Un planteamiento similar consigue el eco de los medios y el aval de organizaciones que promueven estas fechas. Lo encontramos en la voz de mujeres como Melinda Gate (esposa del magnate Bill Gate) cuando dice textualmente frases como: “a veces lo mejor que puede hacer una mujer por un hijo es no tener más hijos”, o «ningún país del mundo en los últimos 50 años ha salido de la pobreza sin ampliar el acceso a los anticonceptivos”, o “cuando las mujeres pueden programar y espaciar sus embarazos, tienen más opciones de progresar”, y ”así es como las familias y los países salen de la pobreza”.

Ambos planteamientos, el de Claudia y el de Melinda, descargan en las mujeres pobres el problema de la pobreza mundial y pretenden limitarles su fecundidad como solución. Ambas evaden su mirada sobre la verdadera causa de la pobreza. Por eso es que llama la atención que en estas fechas, relacionadas con la anticoncepción, no vemos a las mayorías de mujeres pobres con estas banderas. Ellas están peleando aún por vivienda, salud, agua, alimentos, medicamentos, trabajo, salarios, transporte, educación y más.

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022 05:31

Papá ¿dónde queda el Darién?

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2022 05:38

Craso error: alimentar desconfianzas