OPINIÓN · 6 MARZO, 2022 05:20

A Residente pa’ divertirme

Ver más de

Leo Felipe Campos

¿Cómo valoras esta información?

10
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Residente asume el rol de vigilante industrial en su cruzada personal y pública con J Balvin; al igual que él, otra figura archifamosa de la música latinoamericana, en especial del género urbano. Dice estar preocupado, más bien intranquilo, y para demostrarlo graba un temazo de más de ocho minutos con Bizarrap, que se oye maravillosamente bien con y sin audífonos, porque suena con fuerza y tiene un ritmo del carajo.

Es bueno. Muy bueno. Apenas lo oyes, te mueves.

Pero en esta producción impecable con líricas frontales que despellejan a Balvin, sobran también algunas trampas, clichés y frases hechas que confunden gimnasia con magnesia. Nada nuevo. Y eso me irrita. Un poco. Aunque aclaro, esto lo escribo pa’ divertirme.

La fijación del puertorriqueño con el colombiano — lo más sabroso para la música porque despierta el morbo — me importa poco por dos razones: primero, no me meto con el marketing de los ricos, allá ellos y sus sellos; segundo, aunque me gustan muchas canciones de reguetón, salvo a Tego Calderón y al propio Residente, no distingo con claridad entre unos cantantes y otros. Soy de los viejos de la salsa, si lo supiera Rubencito.

A mí lo que me disgusta es esa pose «baratonga» de abanderado de la ética, como si a estas alturas condenar otra vez a Trujillo (o a Videla, Batista, Franco, Somoza o Pinochet) y meter en una rima la justa defensa de la causa Palestina (cuando impongo disciplina como en China), no sea lo más fácil de este mundo (como pelar cáscaras de mandarina).

Residente, por favor, qué sueño. Allí el cómodo eres tú.

Son poquísimos los idiotas que aún se atreven a justificar los asesinatos y otros crímenes de esos monstruos. Impresionante sería verte aprovechar tu alcance mientras descoses a Balvin para condenar también la invasión de Rusia a Ucrania o las actuales tiranías de Maduro y Ortega, por ejemplo; aunque fuera en Instagram, con una línea hueca que diga: “El pueblo, luchando; los están matando”.

Hace falta más que una gorra con una erre como marca para encaramarse al Olimpo de la conciencia política. Sobre el castrismo y los pobres censurados de Cuba te pronunciaste por fin —menos mal— en 2021. No vendas humo. Antes, por omisión, la historia contemporánea también te dio unos cuantos bofetones.

Dices que no te fías de las estrellas de las plataformas digitales. Perdona, Miguel Ángel Buonarroti, pero tú eres también hijo de la industria, qué duda cabe. Criticarle a otro que use muchas de las fórmulas de las que se ha valido tu propia carrera musical tiene un nombre, se llama hipocresía. Y eso sí que es vergonzoso. ¿Lo tuyo no es negocio, socio? Me ahorro el pendejo, pero no seas mentiroso.

Insisto, no defiendo a Balvin, no lo sigo. No sé si su música es buena o mala o prefabricada. Tampoco sé si sea racista, tal vez lo sea, no tengo idea. Pero ya que hablamos de oprimidos e injusticias, dinos algo, Residente: ¿en qué crees que te convierte criticar con sorna que un hombre mame pinga y trague más leche que un condón? ¿En un barrabrava? ¿O en una especie de macho homófobo?

Ropopompón

A mí en general me gusta tu música, tu gracia, tu arrojo y tu presencia, he tarareado y he bailado tus canciones desde el principio, celebro tu atrevimiento y también, a veces, tu rabia combativa, como cuando te plantas para defender la independencia de Puerto Rico. Si me preguntan, aunque no tengo cómo saberlo, diría que eres un buen tipo, una persona comprometida con sus ideas y no me costaría creer que te involucras en causas sociales. No quiero que se me malinterprete. Te considero, además de famoso, muy talentoso. No me meto contigo ni con tu trayectoria, sino con la postura políticamente arrogante y tan pretendidamente impoluta que se desprende de varios de tus versos en este tema. Y en otros.

Para seguir jugando con tus palabras, me voy a llevar un par antes de irme:

¿Hablas de respeto a todo aquel que escribe? Hermano, esos sí que son delirios de grandeza. Tómate tu cerveza y tírale a quien quieras, pero hazte un favor y no te mientas, que el diablo sabe más por viejo. Te lo doy como un consejo: abandona esos aires de superioridad literaria. Tú eres un compositor que rima Nilo con cocodrilo, no eres Virginia Woolf, no eres Onetti, Hemingway, Cervantes, Lorca, Dostoievski ni Calvino.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022 05:31

Papá ¿dónde queda el Darién?

Marcos, de 7 años, se esmeraba dibujando El Ávila con sus creyones mientras escuchaba la radio de la cocina que tenía sintonizada su padre. La pregunta puso a correr a su papá Ernesto, quien tuvo que apelar a un mapa para ubicar la selva de Panamá. Ernesto trató de explicar en palabras sencillas lo dicho […]

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2022 05:38

Craso error: alimentar desconfianzas

La desconfianza ha sido uno de los grandes obstáculos que han tenido los partidos políticos opositores al gobierno de Nicolás Maduro para mostrarse cohesionados y, al mismo tiempo, representar una alternativa atractiva para sus electores. En los últimos años, tenemos una larga lista de episodios que han servido para alimentar la desconfianza política y, en […]

OPINIÓN · 8 AGOSTO, 2022 05:45

La prostasina: ¿un nuevo marcador de riesgo potencial de diabetes y cáncer?

Los médicos han identificado una proteína en la sangre que podría emplearse como una señal de advertencia temprana para los que corren el riesgo de padecer diabetes, cáncer o ambas enfermedades simultáneamente. Investigadores de Suecia y China tomaron muestras de sangre en más de 4500 adultos de mediana edad, como parte de un gran estudio […]

OPINIÓN · 7 AGOSTO, 2022 05:22

Los dientes de China

Esta semana ha estado llena de eventos importantes en la geopolítica mundial, pero sin duda, el más controvertido y que ha generado mayor preocupación internacional ha sido la visita de Nancy Pelosi, presidenta de la cámara de representantes del Congreso de los Estados Unidos, a Taiwán de manera oficial y en medio de reclamos diplomáticos […]

OPINIÓN · 7 AGOSTO, 2022

A Residente pa’ divertirme

Texto por Leo Felipe Campos

Residente asume el rol de vigilante industrial en su cruzada personal y pública con J Balvin; al igual que él, otra figura archifamosa de la música latinoamericana, en especial del género urbano. Dice estar preocupado, más bien intranquilo, y para demostrarlo graba un temazo de más de ocho minutos con Bizarrap, que se oye maravillosamente bien con y sin audífonos, porque suena con fuerza y tiene un ritmo del carajo.

Es bueno. Muy bueno. Apenas lo oyes, te mueves.

Pero en esta producción impecable con líricas frontales que despellejan a Balvin, sobran también algunas trampas, clichés y frases hechas que confunden gimnasia con magnesia. Nada nuevo. Y eso me irrita. Un poco. Aunque aclaro, esto lo escribo pa’ divertirme.

La fijación del puertorriqueño con el colombiano — lo más sabroso para la música porque despierta el morbo — me importa poco por dos razones: primero, no me meto con el marketing de los ricos, allá ellos y sus sellos; segundo, aunque me gustan muchas canciones de reguetón, salvo a Tego Calderón y al propio Residente, no distingo con claridad entre unos cantantes y otros. Soy de los viejos de la salsa, si lo supiera Rubencito.

A mí lo que me disgusta es esa pose «baratonga» de abanderado de la ética, como si a estas alturas condenar otra vez a Trujillo (o a Videla, Batista, Franco, Somoza o Pinochet) y meter en una rima la justa defensa de la causa Palestina (cuando impongo disciplina como en China), no sea lo más fácil de este mundo (como pelar cáscaras de mandarina).

Residente, por favor, qué sueño. Allí el cómodo eres tú.

Son poquísimos los idiotas que aún se atreven a justificar los asesinatos y otros crímenes de esos monstruos. Impresionante sería verte aprovechar tu alcance mientras descoses a Balvin para condenar también la invasión de Rusia a Ucrania o las actuales tiranías de Maduro y Ortega, por ejemplo; aunque fuera en Instagram, con una línea hueca que diga: “El pueblo, luchando; los están matando”.

Hace falta más que una gorra con una erre como marca para encaramarse al Olimpo de la conciencia política. Sobre el castrismo y los pobres censurados de Cuba te pronunciaste por fin —menos mal— en 2021. No vendas humo. Antes, por omisión, la historia contemporánea también te dio unos cuantos bofetones.

Dices que no te fías de las estrellas de las plataformas digitales. Perdona, Miguel Ángel Buonarroti, pero tú eres también hijo de la industria, qué duda cabe. Criticarle a otro que use muchas de las fórmulas de las que se ha valido tu propia carrera musical tiene un nombre, se llama hipocresía. Y eso sí que es vergonzoso. ¿Lo tuyo no es negocio, socio? Me ahorro el pendejo, pero no seas mentiroso.

Insisto, no defiendo a Balvin, no lo sigo. No sé si su música es buena o mala o prefabricada. Tampoco sé si sea racista, tal vez lo sea, no tengo idea. Pero ya que hablamos de oprimidos e injusticias, dinos algo, Residente: ¿en qué crees que te convierte criticar con sorna que un hombre mame pinga y trague más leche que un condón? ¿En un barrabrava? ¿O en una especie de macho homófobo?

Ropopompón

A mí en general me gusta tu música, tu gracia, tu arrojo y tu presencia, he tarareado y he bailado tus canciones desde el principio, celebro tu atrevimiento y también, a veces, tu rabia combativa, como cuando te plantas para defender la independencia de Puerto Rico. Si me preguntan, aunque no tengo cómo saberlo, diría que eres un buen tipo, una persona comprometida con sus ideas y no me costaría creer que te involucras en causas sociales. No quiero que se me malinterprete. Te considero, además de famoso, muy talentoso. No me meto contigo ni con tu trayectoria, sino con la postura políticamente arrogante y tan pretendidamente impoluta que se desprende de varios de tus versos en este tema. Y en otros.

Para seguir jugando con tus palabras, me voy a llevar un par antes de irme:

¿Hablas de respeto a todo aquel que escribe? Hermano, esos sí que son delirios de grandeza. Tómate tu cerveza y tírale a quien quieras, pero hazte un favor y no te mientas, que el diablo sabe más por viejo. Te lo doy como un consejo: abandona esos aires de superioridad literaria. Tú eres un compositor que rima Nilo con cocodrilo, no eres Virginia Woolf, no eres Onetti, Hemingway, Cervantes, Lorca, Dostoievski ni Calvino.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022 05:31

Papá ¿dónde queda el Darién?

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2022 05:38

Craso error: alimentar desconfianzas