Venezuela deja en el terreno a República Dominicana en su propia casa

LA HUMANIDAD · 3 FEBRERO, 2016 06:45

Ver más de

Ivan Reyes | @IvanEReyes


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Los Tigres de Venezuela lograron lo impensable al remontar un juego tremendamente complicado ante los Leones del Escogido, representantes de República Dominicana. La proeza del equipo venezolano se consumó en el episodio 10, cuando Juniel Querecuto  empujó la carrera del gane en las piernas de Hernán Pérez. Los venezolanos dejaron en el terreno al equipo dominicano en su propia casa, el estadio Quisqueya Juan Marichal. El score final fue 7-8 con ventaja para el equipo criollo que conquistó su segunda victoria consecutiva en esta Serie del Caribe 2016 y, de esta manera, aseguró su pase a la ronda de semifinales.

Por Venezuela abrió el norteamericano Austin Bibens-Dirkx, quien no pudo contener a los bateadores dominicanos. Bibens trabajó durante tres episodios en los que recibió seis imparables y cinco anotaciones. La ofensiva quisqueyana tomó por asalto al estadounidense en el segundo episodio y anotaron cuatro carreras. Sin embargo, los Tigres lograron responder en la parte baja de la segunda entrada con la anotación de Daniel Álvarez, quien fue impulsado luego de un rodado de Hernán Pérez.

En el tercer episodio la ofensiva criolla se destapó y anotó tres carreras para igualar el compromiso. El cubano Félix Pérez bateó un doble al jardín izquierdo para empujar a Juniel Querecuto y colocar las acciones por dos carreras. Acto seguido, Daniel Álvarez ligó triple y se trajo dos anotaciones para la causa tigrera. El juego estaba igualado a cuatro rayitas.

En la parte alta del cuarto episodio, Ronny Paulino, receptor de los Leones Escogido, bateó sencillo al jardín izquierdo y colocó a su equipo con cinco carreras por cuatro de los venezolanos. Afortunadamente para los Tigres la respuesta siempre llegó rápido. En la parte baja del quinto episodio nuevamente el cubano Félix Pérez empujó una anotación en las piernas de Alex Romero, quien igualó las acciones a cinco rayitas por lado. En el sexto episodio Junior Lake, refuerzo tomado por Escogido de las Estrellas Orientales, bateó cuadrangular por el jardín izquierdo.

En la séptima, los dominicanos ampliaron su ventaja a dos carreras, luego de que Moisés Sierra bateara hit al jardín derecho con Alex Valdez en circulación, quien anotó luego de que el jardinero venezolano, Alex Romero, cometiera error en la jugada.

En la octava entrada los Tigres despertaron y Hernán Pérez dio fly de sacrificio para que anotara Daniel Álvarez y el juego se pusiera 7-6. En la novena llegó el milagro venezolano, cuando Álvarez bateó un roletazo duro al lanzador Fernando Rodney, quien desvió la pelota lo suficiente como para que Alex Romero lograra anotar la del empate.

 

El décimo episodio de los dominicanos no logró inquietar al combinado venezolano que preparaba la estocada final. En la parte baja de la décima entrada Hernán Pérez se embasó con un doblete contundente al jardín derecho. Acto seguido, el mánager Eduardo Pérez ordenó el toque de bola y el receptor venezolano Sandy León tocó magistralmente por los lados de tercera para hacer a la perfección la jugada de sacrificio. Hernán Pérez avanzó a tercera base y se colocó a 90 pies de anotar la de la victoria venezolana. Alex Núñez entró como bateador emergente y se ponchó tirándole ante los lanzamientos del pitcher José Veras. Con dos out en la pizarra, llegó el turno de Juniel Querecuto, hijo de Juan Querecuto, histórico jugador de los Cardenales de Lara. Juniel se concentró y sacó la casta al conectar sencillo al jardín central para que Hernán Pérez anotara la del triunfo y, de esta manera, dejar en el terreno a los Leones del Escogido en su propio estadio.

 

El pitcher ganador por los Tigres fue Ronald Belisario, quien trabajó durante dos episodios completos y toleró dos imparables, sin anotaciones. El perdedor fue el experimentado José Veras, quien lanzó dos tercios, permitió dos hits y una carrera.

Con esta victoria, los Tigres de Aragua se aseguraron un puesto en la semifinal de la Serie del Caribe y dejó en terapia intensiva a los Leones del Escogido, que no han podido ganar sus dos primeros compromisos y ya no pueden perder más si quieren mantenerse con vida en un torneo que los colocaba como favoritos al iniciar la Serie del Caribe.

Los aragüeños jugarán este miércoles ante los Venados de Mazatlán (México) en un duelo de invictos. El último partido de la primera ronda para los Tigres será el jueves 4 de febrero ante los otros Tigres: el conjunto de Ciego de Ávila (Cuba).

LA HUMANIDAD · 30 SEPTIEMBRE, 2022

Venezuela deja en el terreno a República Dominicana en su propia casa

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

Los Tigres de Venezuela lograron lo impensable al remontar un juego tremendamente complicado ante los Leones del Escogido, representantes de República Dominicana. La proeza del equipo venezolano se consumó en el episodio 10, cuando Juniel Querecuto  empujó la carrera del gane en las piernas de Hernán Pérez. Los venezolanos dejaron en el terreno al equipo dominicano en su propia casa, el estadio Quisqueya Juan Marichal. El score final fue 7-8 con ventaja para el equipo criollo que conquistó su segunda victoria consecutiva en esta Serie del Caribe 2016 y, de esta manera, aseguró su pase a la ronda de semifinales.

Por Venezuela abrió el norteamericano Austin Bibens-Dirkx, quien no pudo contener a los bateadores dominicanos. Bibens trabajó durante tres episodios en los que recibió seis imparables y cinco anotaciones. La ofensiva quisqueyana tomó por asalto al estadounidense en el segundo episodio y anotaron cuatro carreras. Sin embargo, los Tigres lograron responder en la parte baja de la segunda entrada con la anotación de Daniel Álvarez, quien fue impulsado luego de un rodado de Hernán Pérez.

En el tercer episodio la ofensiva criolla se destapó y anotó tres carreras para igualar el compromiso. El cubano Félix Pérez bateó un doble al jardín izquierdo para empujar a Juniel Querecuto y colocar las acciones por dos carreras. Acto seguido, Daniel Álvarez ligó triple y se trajo dos anotaciones para la causa tigrera. El juego estaba igualado a cuatro rayitas.

En la parte alta del cuarto episodio, Ronny Paulino, receptor de los Leones Escogido, bateó sencillo al jardín izquierdo y colocó a su equipo con cinco carreras por cuatro de los venezolanos. Afortunadamente para los Tigres la respuesta siempre llegó rápido. En la parte baja del quinto episodio nuevamente el cubano Félix Pérez empujó una anotación en las piernas de Alex Romero, quien igualó las acciones a cinco rayitas por lado. En el sexto episodio Junior Lake, refuerzo tomado por Escogido de las Estrellas Orientales, bateó cuadrangular por el jardín izquierdo.

En la séptima, los dominicanos ampliaron su ventaja a dos carreras, luego de que Moisés Sierra bateara hit al jardín derecho con Alex Valdez en circulación, quien anotó luego de que el jardinero venezolano, Alex Romero, cometiera error en la jugada.

En la octava entrada los Tigres despertaron y Hernán Pérez dio fly de sacrificio para que anotara Daniel Álvarez y el juego se pusiera 7-6. En la novena llegó el milagro venezolano, cuando Álvarez bateó un roletazo duro al lanzador Fernando Rodney, quien desvió la pelota lo suficiente como para que Alex Romero lograra anotar la del empate.

 

El décimo episodio de los dominicanos no logró inquietar al combinado venezolano que preparaba la estocada final. En la parte baja de la décima entrada Hernán Pérez se embasó con un doblete contundente al jardín derecho. Acto seguido, el mánager Eduardo Pérez ordenó el toque de bola y el receptor venezolano Sandy León tocó magistralmente por los lados de tercera para hacer a la perfección la jugada de sacrificio. Hernán Pérez avanzó a tercera base y se colocó a 90 pies de anotar la de la victoria venezolana. Alex Núñez entró como bateador emergente y se ponchó tirándole ante los lanzamientos del pitcher José Veras. Con dos out en la pizarra, llegó el turno de Juniel Querecuto, hijo de Juan Querecuto, histórico jugador de los Cardenales de Lara. Juniel se concentró y sacó la casta al conectar sencillo al jardín central para que Hernán Pérez anotara la del triunfo y, de esta manera, dejar en el terreno a los Leones del Escogido en su propio estadio.

 

El pitcher ganador por los Tigres fue Ronald Belisario, quien trabajó durante dos episodios completos y toleró dos imparables, sin anotaciones. El perdedor fue el experimentado José Veras, quien lanzó dos tercios, permitió dos hits y una carrera.

Con esta victoria, los Tigres de Aragua se aseguraron un puesto en la semifinal de la Serie del Caribe y dejó en terapia intensiva a los Leones del Escogido, que no han podido ganar sus dos primeros compromisos y ya no pueden perder más si quieren mantenerse con vida en un torneo que los colocaba como favoritos al iniciar la Serie del Caribe.

Los aragüeños jugarán este miércoles ante los Venados de Mazatlán (México) en un duelo de invictos. El último partido de la primera ronda para los Tigres será el jueves 4 de febrero ante los otros Tigres: el conjunto de Ciego de Ávila (Cuba).

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO