Venezolano que escapó de Patricia: Las colas parecían Morrocoy en Semana Santa - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 24 OCTUBRE, 2015 19:55

Venezolano que escapó de Patricia: Las colas parecían Morrocoy en Semana Santa

Texto por Laura Weffer Cifuentes

Ver más de

Laura Weffer Cifuentes

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El jueves en la noche, cuando Claudio Triches se fue a dormir no tenía ni idea de lo que se avecinaba. En el hotel cinco estrellas en el que se estaba quedando -en Punta Mita, Puerto Vallarta-le advirtieron que quizás se acercaba una tormenta tropical; pero nada parecido a Patricia. Llamó a la recepción y le dijeron: sabemos que va a llover, pero puede dormir tranquilo.

A la mañana siguiente, 23 de octubre, el panorama era otro. Ya las alarmas estaban prendidas y esa paz inducida había sido sustituida por el sentido de urgencia.  A través de las redes sociales advertían sobre la verdadera dimensión de la tormenta -la más fuerte de la que se haya tenido registro.

“Qué vaina es esta?”, preguntó preocupado Triches, usando la expresión venezolanísima, pero con un acento levemente mexicano. “De todas maneras nosotros teníamos vuelo para volver a México DF a las 6 de la tarde. Entonces lo que hicimos fue tomar cartas en el asunto”, señala a través de una conversación telefónica.

De acuerdo con el venezolano, residenciado en tierra azteca desde hace 14 años, en el hotel la máxima colaboración que le prestaron fue conseguirle una camioneta para que pudiera llegar hasta el aeropuerto que se encuentra a 400 kilómetros de la localidad donde estaba vacacionando. “Pero esas colas parecían Morrocoy en Semana Santa. Carros parados, los vivos que intentaban meterse en contrasentido, gente tratando de moverse. Un colapso total”.

Esto fue la primera parte del trayecto. Luego comenta que se fueron por los caminos verdes y lograron sortear el tráfico. “Hicimos un viaje de siete horas y llegamos al aeropuerto a las 5:30 de la tarde. Media hora antes de que despegara el avión. Nuestras maletas fueron las últimas que entraron”.

“En el aeropuerto la gente estaba muy tranquila. Lo que entiendo es que la tormenta agarró fuerza a una velocidad muy alta y en cuestión de diez horas se transformó. Se supone que en 48 horas va a caer el equivalente al 40% de todo lo que llueve en esa zona en un año”, explica el empresario que tiene una fábrica de helado, “parecida a EFE”,  con una de sus sucursales en Puerto Vallarta. “La cerramos a las dos de la tarde, para que la gente se fuera temprano a su casa”.

Triches, junto a otros socios, es dueño de Dolphys, una cadena de heladerías que tiene 100 tiendas en todo el país.

Ya en DF, el venezolano comenta que en la capital es como si no pasara nada. “Ya llegué y me voy directo a buscar a mis cuatro hijos. Este fin de semana me toca con ellos”, afirma, ahora sí con acento totalmente caraqueño.

De huracán a tormenta tropical

Patricia, el temible huracán categoría 5 en la escala Saffir-Simpson (de cinco niveles), se degradó a tormenta tropical este sábado, 24 de octubre. A su paso por México generó intensas lluvias e inundaciones en localidades, pero nada comparado con los pronósticos que inicialmente se esperaban.

Los vientos de 325 kilómetros por hora se redujeron a 80 y rachas de 110, informó el Servicio Meteorológico Nacional de México.

 

Foto: cortesía Claudio Triches