Universidades ven con preocupación propuesta de clases semipresenciales - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 28 ENERO, 2021 17:17

Universidades ven con preocupación propuesta de clases semipresenciales

Texto por Efecto Cocuyo @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

60
QUÉ CHÉVERE
7
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

El Ejecutivo Nacional evalúa implementar la modalidad de clases semipresenciales en todos los niveles, para el segundo trimestre de 2021 y durante las semanas de flexibilización.

En reunión virtual del Consejo Nacional de Universidades (CNU) con autoridades universitarias públicas y autónomas, este 27 de enero, se habló sobre la propuesta que deberá contar antes con el visto bueno de la comisión presidencial que maneja el tema del COVID-19.

En declaraciones a Efecto Cocuyo, autoridades del Pedagógico de Caracas, Universidad de Carabobo (UC) y de la Universidad Central de Venezuela (UCV) expresaron su preocupación porque si no cuentan con un presupuesto ordinario que les permita funcionar de manera óptima desde hace tiempo, se preguntan cómo podrían tenerlo para implementar medidas de bioseguridad contra el nuevo coronavirus.

La rectora de la UC, Jessy Divo, indicó que el encuentro virtual el ministro para la Educación Universitaria, César Trómpiz, convocó al esfuerzo de clases semipresenciales en caso de ser aprobado. Se aclaró que el grueso de las actividades académicas serán bajo la modalidad virtual como se ha venido haciendo, mientras que la semipresencial será para realizar evaluaciones y actividades prácticas.

Desde antes de la pandemia veníamos presentando problemas de transporte para los estudiantes y profesores y la falta de estos por los bajos salarios, y ahora habría que garantizar la bioseguridad. La UC debió recibir presupuesto por parte del Ejecutivo en junio de 2020, no un bono. ¿Cómo podemos garantizar medidas para prevenir contagios de COVID-19 si ni siquiera cumplen con el presupuesto?“, cuestionó la rectora.

Advirtió que de imponerse la medida en el caso de la UC no sería posible cumplirla. También que pesa una amenaza de paralización total de actividades por parte de los gremios hasta que no se mejoren los salarios.

Lo dijimos en el CNU muy respetuosamente y sin ofender a nadie, queremos que los muchachos estudien, pero no podemos ser populistas. Esa propuesta es irresponsable“, expresó.

Piden revisión de política sanitaria

El vicerrector académico de la UCV, Nicolás Bianco, coincidió en que no solo se trata de decretar una medida de este tipo sin tomar en cuenta la situación previa de las universidades, derivadas de la “asfixia financiera”, agravada con la llegada de la pandemia, y que requiere de la aplicación de medidas de bioseguridad en todas las casas de estudio.

Hay situaciones muy particulares como por ejemplo las salas de Química, Medicina y Odontología que requieren de todas las medidas de bioseguridad posible recomendadas para prevenir el COVID-19. El gobierno puede dictaminar pero para ello y para que en este caso la UCV pueda cumplirlo, debe tomar en cuenta aspectos económicos y financieros”, dijo el galeno.

Señaló que para cumplir actividades prácticas como las mencionadas se necesitan guantes, mascarillas, pantallas acrílicas, desinfección de los espacios, pesquisaje descentralizado del Instituto Nacional de Higiene y atención ante eventuales caso.

No es un capricho, el virus es serio y letal. No se trata solo de decretar, es absolutamente irresponsable”, subrayó.

Para Bianco el Ejecutivo debe revisar su política sanitaria frente al COVID-19, ante la falta de claridad en la información sobre las cifras. Alertó que hay subregistro por falta de realización de pruebas y la centralización del pesquisaje.

Cuestionó que la comisión presidencial que dirige el tema no sea plural y no se tome en cuenta lo que las universidades, academias y sociedades médicas pueden aportar, lo que a su juicio dificulta el diseño de medidas de prevención y control.

Hasta este 27 de enero, cifras oficiales dieron cuenta de 124.958 casos positivos confirmados de COVID-19 y 1.165 fallecidos en Venezuela desde la llegada de la pandemia.

Recordó que Venezuela pudo erradicar la malaria a finales de los años 50 y principios de los 60, luego bajar de forma significativa los casos de tuberculosis y desarrollar importantes avances en VIH-Sida, gracias a la descentralización. Esto implicó, describió, más laboratorios, fortalecimiento de bancos de sangre y fortalecimiento de unidades de inmunología en el país.

No hay condiciones”

Similar posición sostuvo el director decano del Instituto Pedagógico de Caracas (IPC), Juan Acosta. Vio difícil que se puedan bajar recursos para aplicar medidas de bioseguridad, si no lo ha habido para otras necesidades de esta y otras casas de estudio del país.

Mencionó que se les había prometido a profesores y estudiantes unas tabletas electrónicas como contribución para la educación a distancia, pero esto no se ha cumplido y los docentes tampoco cuentan con teléfonos inteligentes.

En este momento no tenemos las condiciones para que los estudiantes retornen a clases y es difícil que las haya, no solo por la pandemia, hay debilidades en los salarios, el personal recibe menos de seis dólares mensuales, por lo que mal se les puede pedir que vengan trabajar, falta el transporte. Son muchas cosas y creo que al Ejecutivo lo han aconsejado mal“, opinó.

Recalcó que así como el sistema educativo no estaba preparado para asumir la modalidad virtual con la llegada de la pandemia, tampoco lo estará ahora para retomar las actividades presenciales aunque sea parcialmente. Duda que el Ejecutivo pueda implementar medidas de bioseguridad en las universidades para proteger a docentes y alumnos.

 Acosta agregó llos constantes robos que han sufrido las casas de estudio. Señaló que los equipos de computación sustraídos, las fuentes de poder y las antenas de internet, deben ser sustituidos y los daños a instalaciones reparados, antes de pensar en un retorno. 

Hay un comedor y se necesita que esté operativo, es necesario que los autobuses cumplan una ruta estudiantil, por lo que hay diferentes condiciones a tomar en cuenta para arrancar, además de las medidas de bioseguridad”, añade.

A media máquina

Pese a las dificultades, las autoridades universitarias aseguraron que las universidades no están paralizadas en su totalidad y que se trata de cumplir con los programas académicos que se pueden a distancia. Apuntan que los consejos universitarios se reúnen durante la semana flexible de manera presencial para tratar asuntos de importancia.

Acosta indicó que el Pedagógico trabaja a media máquina durante la semana flexible porque el personal no puede asistir con regularidad ni siquiera una o dos veces por semana por los bajos salarios y el transporte.  Bajo la modalidad virtual culmina un semestre especial el 28 de febrero, en el cual los alumnos están viendo dos materias y en lo adelante se aspira a aumentar a cinco.

En la UC, de acuerdo con la rectora, se arrancó en enero con estudios en facultades como las de Ciencias Políticas y Jurídicas y de Ciencias de la Salud y se avanzan con asignaturas teóricas y tesis, no así con las prácticas, lo que afecta a carreras como Odontología, Medicina e Ingeniería.

En la UCV, señaló la rectora Cecilia García Arocha durante una entrevista en Caraota Radio, también se trabaja en la medida de lo posible bajo la modalidad virtual y que la paralización por la pandemia afecta a las actividades prácticas de carreras como medicina, química, odontología, agronomía y algunas actividades de campo de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (Faces).