Tiroteo y explosiones en la Cota 905 retumbaron en El Paraíso

LA HUMANIDAD · 13 JULIO, 2015 20:10

Ver más de

Airam Fernandez | @airamfernandez


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El sonido de una ráfaga explosiva la despertó cerca de las 4:00 de la madrugada. Lo primero que hizo fue lanzarse al piso y así permaneció durante más de 10 minutos, sin que las detonaciones cesaran. «Cuando el tiroteo paró, me levanté y me asomé por la ventana esperando ver algo. No vi nada. Tampoco leí nada concreto en Twitter. Busqué por la etiqueta «Cota 905″ y sólo leía los reportes de muchos ciudadanos que habían escuchado lo mismo que yo», dice la fotógrafa Aglaia Berlutti.

No supo qué pasó sino hasta después de las 8:00 am, cuando las ráfagas de balas sólo se detenían cada cinco minutos, según sus cálculos. «Fue desesperante, como si el tiroteo estuviese ocurriendo en la sala de mi casa. Antes había escuchado muchos tiroteos porque eso es normal por esta zona, pero lo de esta vez fue excepcional. Hubo una explosión que no sé qué cosa la provocó y fue tan fuerte que las ventanas de mi casa retumbaron. Yo creo que eran metralletas«, cuenta la mujer, en su apartamento ubicado en la Avenida Páez de El Paraíso. Desde su terraza, se puede apreciar muy de cerca una panorámica de la Cota 905, donde este lunes 13 de julio se produjo un operativo militar sangriento, que dejó un saldo de 14 delincuentes abatidos, tras un enfrentamiento con los uniformados. 

A la 1:32 pm, el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gustavo González López, ofreció un balance de la situación que madrugó a esa zona de Caracas y sus alrededores. Dijo que además de los 14 muertos, en medio del despliegue policial hubo un herido y 134 detenidos, de los cuales 32 son «extranjeros con vinculación directa con el paramilitarismo colombiano».

El operativo en el que incautaron 12 armas cortas, dos armas largas y dos granadas fragmentarias, terminó cerca de las 11:00 am, cuentan vecinos, pero al menos hasta las 5:00 pm, los accesos a la zona seguían bloqueados por tanquetas de la Policía Nacional Bolivariana. También fueron recuperados 20 vehículos que habían sido robados por delincuentes de ese sector, entre ellos, un carro que pertenecía a la flota de transporte del diario El Nacional.

Las declaraciones oficiales fueron ofrecidas al país casi diez horas después de que estalló el tiroteo. Y eso es quizás lo que más perturba a Berlutti, quien afortunadamente no tuvo que salir este lunes a trabajar: «Lo más desesperante fue buscar algo en la madrugada apenas todo empezó, algún reporte en los medios tradicionales y no encontrar nada. Eso es una muestra de la censura que hay en Venezuela. Más o menos a media mañana fue que supe del operativo, porque los medios digitales y algunos periodistas serios empezaron a reportarlo por Twitter, pero si no es así, ni te enteras quién sabe hasta qué hora».

Foto: EFE