Terminales terrestres tienen poca afluencia de pasajeros tras inicio de flexibilización

LA HUMANIDAD · 1 DICIEMBRE, 2020 19:21

Ver más de

Mairet Chourio

Foto por Mairet Chourio | @mairetchourio

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Desde este lunes 30 de noviembre inició la flexibilización ampliada decretada por el gobierno de Nicolás Maduro. Con ella se reanudó la operatividad de los terminales terrestres de pasajeros.

En un recorrido por La Bandera, Terminal de Oriente y Rodovías, principales terminales de Caracas, se evidenció poca afluencia de pasajeros.

Este martes 1 de diciembre La Bandera contaba con 16 líneas habilitadas para rutas largas. De ellas San Cristóbal, estado Táchira. el destino más solicitado.

«Si no hubieran abierto el terminal, no viajo», dijo Yailin Martínez, quién hacía una cola en Sitssa, la línea del gobierno, para comprar pasaje con destino a la capital tachirense.

Recordó que antes de la reactivación de los terminales «los piratas estaban cobrando hasta 180 dólares. Aquí estoy pagando 11 millones de bolívares y solo viajo para pasar la temporada decembrina con mi familia», expresó.

Por su parte, Zulima Díaz pagó 60 dólares por cuatro pasajes también para San Cristóbal.

«No dan la información bien, ayer (lunes) vine y no me dijeron que en Sitssa puedes pagar con tarjeta y me hubiera salido el pasaje más barato», se lamentó Díaz.

Terminales terrestres tienen poca afluencia de pasajeros tras inicio de flexibilización

La Bandera tenía poca presencia de pasajeros

Solo viaja la mitad de los pasajeros

El terminal La Bandera lucía atípico este 1 de diciembre. No estaba abarrotado de gente, pero además hay indicadores en el piso para mantener el distanciamiento y el personal lo recordaba cada vez que los pasajeros incumplían la medida. Rocían alcohol en las manos y hasta hay una cabina de desinfección por dónde deben pasar los pasajeros que vienen del interior del país.

Por la pandemia del coronavirus y tras ocho meses cerrados, ahora para viajar la capacidad de personas en los autobuses se redujo a la mitad.

«Si la unidad tiene aire, viaja un 50% de pasajeros y el 70% en unidades sin aire». Así lo explicó el personal de la Alcaldía de Caracas y un taquillero de una línea de expresos.

«El pasajero debe llevar solo una maleta y que no pese más de 30 kilogramos. Si hay más personas en el bus de lo debido, el conductor es retenido», resaltó un trabajador de la alcaldía.

Solo pueden viajar la mitad de los pasajeros por cada unidad

En el Terminal de Oriente ajustan tarifas

En el Terminal de Oriente el panorama era distinto a La Bandera; de las 13 líneas privadas solo dos estaban activas, las demás esperaban ajustes en la lista de precios.

«Nosotros estamos trabajando porque nos mandaron, pero esperamos ajustes en las tarifas porque tenemos listado del mes de octubre», dijo Antonio Campos, trabajador de Expresos La Responsable.

Se quejó por la reducción de los viajeros en cada autobús. Expresó que eso solo da para cubrir los costos no hay mayor ganancia.

«Para tener ganancias habría que salir con la unidad full si el gasoil está garantizado, pero hay otros gastos», manifestó.

En el Terminal de Oriente esperan por la reactivación de las demás líneas. Se deben ajustar las tarifas

Luis Díaz empleado de la línea Sol y Mar no tiene una esperanza para esta temporada decembrina.

«Esperamos el ajuste de la tarifa, pero esto hay que vivirlo día a día porque venimos de estar nueve meses cerrados».

Pasajeros se alivian por reactivación de terminales terrestres

A María Marbal y Eufrasia Ramírez si les alegró la activación de los terminales terrestres. Ambas tenían nueve meses fuera de sus casas.

Ramírez viajó en marzo a Barlovento, estado Miranda, a visitar a una hermana que la habían operado y se quedó retenida por la cuarentena . «Soy de Puerto Ordaz (Edo. Bolívar) y mi hija siempre me llamaba ‘mami los pasajes están muy caros’ ella tiene un bebé y ahorita no es fácil por la situación».

En cambio, Marbal debió volver trabajar para colaborar en la casa donde estaba. «Fui a visitar una amiga en Yaracuy, y ahí me quedé, tuve que ponerme a trabajar, hasta cuidé niños». Desde que se enteró que los terminales abrieron los ha visitado casi todos.

«Ha sido una aventura, pagué 12 dólares para llegar aquí porque allá está carísimo el pasaje para Puerto La Cruz», sostuvo.

En Rodovías apenas empezaron a trabajar este martes en la tarde, y solo tres líneas brindaban servicios. A diferencia de los otros terminales, el pasaje se puede comprar con un día de anticipación.

Según William Díaz, supervisor del terminal, «todo lo que entre al terminal es bueno, aunque no sé si para el transportista le sea rentable».

Al referirse a la disminución de personas por unidad recordó que  un expreso con 60 puestos solo pueden viajar 30 y si es de 52 solo 26.

«No hay problema con la distribución de gasoil, dicen que el transportista a veces tiene que calarse su colita y para destinos muy lejanos a veces se le permite llevar una o dos pimpina».

 

Si quieres saber ms sobre este tema, lee también: