Largas colas e incertidumbre viven usuarios en terminal de La Bandera este #17Dic - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 17 DICIEMBRE, 2019 18:27

Largas colas e incertidumbre viven usuarios en terminal de La Bandera este #17Dic

Texto por Gustavo Bencomo

Ver más de

Gustavo Bencomo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La incertidumbre se apodera de quienes esperan frente a las taquillas del terminal de La Bandera, en Caracas, este martes 17 de diciembre. Buscan retornar a sus hogares, sin embargo, denuncian  que hay pocos autobuses por lo que dudan si este día podrán partir a sus destinos.

“Hay que ver si habilitan uno (autobús)”, dicen en las taquillas los trabajadores de las líneas ante las preguntas de numerosos usuarios que esperan en largas colas para comprar su pasaje.

La algarabía comienza afuera. Hombres con carteles en las manos en los que ofrecen pasaje a varios destinos se abalanzan sobre quienes, entre un río de personas, entran al principal terminal de pasajeros del país.

Para poder adquirir los boletos las personas deben madrugar. Algunos llegan al terminal a las 5:00 am con la esperanza de viajar como Belkis Parada, quien espera comprar el pasaje para retornar al estado Táchira. Su destino es San Antonio, pero debido a que no hay unidades, deberá llegar hasta San Cristóbal y luego tomar otro bus.

En cada acceso al terminal hay un grupo de funcionarios que le indican a las personas por donde entrar y salir. Los movilizan rápido para que el tránsito de usuarios sea fluido, esto como parte del Plan Navidades Felices que Nicolás Maduro desplegó el pasado 1 de noviembre.

En la taquilla de Expresos El Chama, Frank Rodríguez, esperaba desde las 7:00 am y eran las 10:30 am y no había podido comprar el pasaje. No pudo llegar más temprano para adquirirlo hacia El Vigía y ahora le toca esperar si habilitan un bus.

“Aquí nos están cobrando en efectivo porque no hay punto. Tenemos rato en la cola, pero cuando llegamos nos dijeron el pasaje estaba en 150 mil y ahora nos salen con que son 200 mil porque será habilitado”.

En esa taquilla la cola era una de las más largas, los pasajeros esperan sobre sus equipajes con caras de cansancio, han tenido que esperar por horas y la venta de boletos a las 10:30 am aún no había comenzado.

Algunos que buscan pasajes más económicos se van hasta la oficina de la Misión Transporte para tratar de irse en los buses del Sistema Integral de Transporte Superficial, S.A. (Sitssa). Al preguntarle a uno de los vendedores de boletos por el pasaje para Trujillo, afirmó que no sabía si saldría bus al otro día.

En estos buses los pasajes pueden costar 50% menos que en las líneas privadas. Para viajar a Trujillo en sus unidades cuesta Bs. 75 mil 956 y la puedes pagar completo por punto de venta, mientras que en las líneas privadas cuesta Bs. 145 mil. El problema de este transporte es que los usuarios parecen jugar una quiniela para sortear el día en que las unidades viajan. Sale una sola unidad y no todos los días.

Maracaibo

Marcos Rodríguez tenía a las 10:25 am más de dos horas en la cola para comprar pasaje a Maracaibo. Denuncia que las líneas a Maracaibo esconden las unidades y luego dicen que son habilitadas para cobrar más.

Los encavas, llamados piratas, cobran hasta Bs. 250 mil por el pasaje hasta Maracaibo, ruta que se ve afectada por los problemas para surtir combustible en el estado Zulia. Cuando llegan a Caracas pueden llenar sus tanques, sin embargo se les hace difícil para poder llevar combustible de reserva.

No se aceptan divisas

Pese a que el pago en divisas se ha apoderado del mercado venezolano, en el terminal de La Bandera no se aceptan, prohibición que se ve escrita en grande en las vidrieras de las taquillas por ser una orden de la dirección del terminal.

La mayoría de las líneas cobran el pasaje mitad en efectivo y mitad en transferencia o pago móvil que, según Gilbert González, director del terminal, ha sido el mecanismo que más se ha usado en los últimos meses.

Asimismo, González afirmó, que a diario transitan por allí unos 7 mil pasajeros con mayor demanda hacia San Antonio, San Cristóbal, Maracay, Maracaibo, Barinas y Valencia. “Esperamos la demanda siga subiendo de aquí al 20 de diciembre, luego tenga un receso y vuelva a aumentar con el retorno”.

Sobre el problema con el combustible, dijo a Efecto Cocuyo, que han buscado mecanismo para que los transportistas sigan prestando el servicio. Señaló haber logrado un acuerdo con la estación de gasolina cercana a La Bandera. Allí se habilitó un canal para los buses que llegan al terminal y dice que aquellos que van al interior, pueden llevarse combustible en pimpinas, medida que no incluye a los estados fronterizos como Táchira.

Sin embargo, hay quienes niegan que esto sea cierto, o por lo menos no del todo. Así lo hizo saber un conductor del interior del país, quien prefiere mantener su identidad bajo perfil pues teme por cualquier represalia.

“Eso es totalmente mentira. No estamos teniendo privilegios” dijo mientras estacionaba su unidad. Venía del interior del país y el problema para adquirir combustible le dificulta sus labores porque Caracas ahora funciona como el lugar para cargar sus tanques. En la capital del país pocas veces hay problemas en las estaciones de servicios.

Esta teoría también fue reafirmada por uno de los trabajadores en la taquilla de una de las líneas que viaja hacia el occidente del país. “Aquí si nosotros no pagamos por el gasoil o gasolina, no lo obtenemos. Damos de 300 mil a 600 mil bolívares para poder llenar los tanques”, sentenció.

Se espera que el pasaje vuelva a aumentar el 20 de diciembre con la llegada de más pasajeros al terminal en temporada alta.