Star Wars: el ascenso de una saga - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 21 DICIEMBRE, 2019 13:09

Star Wars: el ascenso de una saga

Texto por Antonio Di Muro Mayorca

Ver más de

Antonio Di Muro Mayorca

¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Un capítulo final que apela a la nostalgia. Star Wars: el ascenso de Skywalker es el cierre de una de las sagas de películas de ciencia ficción más famosa del cine. 

La cinta dirigida por J.J. Abrams funciona como una suerte de elipsis para la aventura que inició George Lucas hace más de 40 años.

La película nos muestra a la galaxia sumida en el caos, Luke Skywalker ya no está, la fuerza rebelde se encuentra con pocos aliados y la moral baja mientras la Primera Orden avanza en su cruzada por tener el control total. Además, la sombra del emperador Palpatine surge, presentándose como el antagonista definitivo.

 Star Wars al estilo J.J Abrams

El director, había rodado previamente el episodio VII: El despertar de la fuerza y tras dejar en manos de Rian Johnson el siguiente film (The Last Jedi), decidió regresar para tomar las riendas y entendió lo que el creador de esta saga planteó en las primeras películas aportando su propia visión, dando como resultado un final convincente y sobre todo emotivo.

El espectador sabrá que está viendo una película de Star Wars, todos los elementos están ahí: Las batallas y persecuciones en naves espaciales, planetas perdidos, las intensas peleas con sables láser y una heroína que debe enfrentarse por última vez a una fuerza superior mientras lidia con sus conflictos internos.

La película inicia de manera arrolladora y a medida que se desarrolla va cobrando más energía. La audiencia será testigo de una historia intensa, con acción constante, en la que los momentos de reflexión son necesarios, no solo para tomar un respiro, también para saber qué rumbo tomará la historia.

El guión presenta varias incongruencias, hay elementos que parecieran funcionar por casualidad o a conveniencia de lo que cada personaje necesita en el momento. Pero este hecho no impide que la película logre atrapar a su público. 

La nueva generación

En esta cinta se consolida el crecimiento de los protagonistas que arrojó esta nueva historia. Es la historia de Rey y Kylo Ren, dos personajes fantásticos que en su carisma y en sus misterios, en sus secretos y en sus dudas, interpretados por dos actores formidables, son los que han entregado los mejores momentos de esta trilogía.

La película inicia con Kylo Ren (Adam Driver) ya declarado Líder Supremo de la Primera Orden, quien se encuentra en la búsqueda de construir su propio imperio y de esa manera seguir el camino que dejó su abuelo Darth Vader.

Ren ha sido uno de los personajes más juzgados de esta saga, en un principio (El despertar de la fuerza) se ve como un antagonista dudoso cuya motivación carece de fuerza hasta el punto de considerarse banal. En esta cinta, esas dudas sobre el personaje de ven disipadas, al presentarse un personaje más sólido e implacable.

Por otra parte, encontramos a Rey (Daisy Ridley) quien decide culminar su entrenamiento como Jedi para cumplir con su destino y enfrentarse nuevamente al lado oscuro, pero su obstáculo más grande es ella misma. La protagonista, a lo largo de la trama, se ve envuelta en el debate sobre quién es y a qué lado de la fuerza pertenece.

El protagonismo y las historias de ambos personajes siempre se ha visto equilibrado, caracterizada por una permanente tensión entre ambos, que incluye conexiones a distancia, duelos con sables de luz, una contradictoria relación de amor-odio y la tentación que comparten a la hora de acercarse al lado oscuro de la fuerza. Pero en esta oportunidad es Rey quien carga con el peso dramático del relato.

Una galaxia muy, muy lejana

Si bien esta película es el final de la historia de los Skywalkers, no quiere decir que es el fin del universo de Star Wars. Desde que Disney adquirió Lucasfilms en 2012, se han presentado nuevas historias como son el caso de la aclamada Rogue One: una historia de Star Wars, el spin off que se ubica cronológicamente entre los episodios III y IV; Han Solo: una historia de Star Wars y su más reciente proyecto The Mandalorian que se estrenó en el servicio exclusivo de streaming de Disney. 

Este es el fin de una era. Star Wars: El ascenso de Skywalker es el epílogo de la epopeya creada por George lucas en el año 1977. La cinta nos brinda momentos épicos y personajes heroicos como Finn ( John Boyega) y Poe Dameron ( Oscar Isaac). Además cuenta con la participación breve pero decisiva de los personajes clásicos de la saga, la princesa Leia (Carrie Fisher, quien fue insertada digitalmente) y Luke Skywalker (Mark Hamill).

Es una despedida solemne que tiene todos los elementos que fanáticos de cualquier generación sabrán apreciar. Esta historia trae equilibrio a la fuerza.